Macri, el matrimonio gay y la construcción de imagen martes, 17 de noviembre de 2009

Hace algunos días mencionaba la riqueza potencial, para el público progresista, de leer de tanto en tanto algunas notas de los principales diarios económicos y neoliberales. Mi buen amigo Nacho, discutiendo en el blog de Lake sobre la no apelación de Mauricio Macri al fallo de la justicia que avaló el casamiento de dos personas del mismo sexo, parece darme la razón.



Comenta Nacho:

[...] No seamos tan ingenuos, che. Macri no apela porque sabe que le rinde electoralmente, punto. Viendo cómo en las últimas semanas se volvió claro que una amplia mayoría del electorado de capital está a favor de la igualdad matrimonial, y sabiendo que en el mediano plazo esto se va a transformar en ley de todas formas, haga lo que haga, más tarde o más temprano, supo que con oponerse iba a perder más de lo que ganaba. Ahora podrá hacerse el moderno y progresista y bla bla bla por un buen tiempo caretándola con esta decisión de no apelar y sonriendo ante las cámaras, esperando a que se apaguen para seguir poniendo defensores del proceso en todos los cargos que puede.

[...] Hay dinosaurios tanto en el PRO como en la UCR como en el PJ. En todos esos partidos hay tanto
a) gente que estaría en contra pase lo que pase, en general por creencias religiosas o presión de la iglesia y
b) gente que se hará la boluda, políticos zorros, que simplemente esperan calladitos a ver si este tipo de temas salen a la luz porque alguien rompe las bolas lo suficiente, sin decir nada mientras tanto, a ver para dónde sopla el viento, y si sopla a favor votarán a favor para no quedar en offside, y si no se mantendrán callados o si ven que conviene estarán en contra, pero antes de eso nunca dirán nada.
En la Coalición Cívica pasó algo similar: estuvieron relativamente callados antes, y ahora que ven que el tema sale a la luz y tiene un apoyo de la población más grande del que se creía, decidieron apoyar en bloque.

Los que estuvieron siempre a favor y presentando proyectos fueron otros, muy pocos, de otros partidos, con algunas excepciones individuales en los partidos grandes.

Abajo copio unos fragmentos de una nota que salió hoy en un diario insospechable de "progresista" -cuyos lectores y escritores promedio tienen como única meta en la vida ver crecer sus cuentas bancarias-, que muestra que esto es más o menos así. La nota es de Ámbito Financiero, las negritas son mías:

***

Lo hará la fiscalía. debate pro apoyo de macri a sentencia
Al final apelarán fallo a favor de matrimonio gay

La opinión de Mauricio Macri a favor del matrimonio entre homosexuales no termina de sacudir a una parte de la tropa PRO. Los dichos del jefe de Gobierno, tras el conocimiento de un fallo judicial, que será de todos modos apelado hoy, fueron vertidos después de un fuerte debate interno, en el que primó la necesidad de ampliar la base de votantes porteños, una sociedad considerada más progresista que conservadora.

Le atribuyen la insistencia con esos argumentos, que terminaron ganando el discurso del mandatario, al secretario general de su administración, Marcos Peña, un joven que influye en el jefe de Gobierno e incursiona en materia comunicacional. Claro que también se le otorga sintonía en la oratoria de convencimiento al especialista ecuatoriano Jaime Durán Barba. Buena parte del gabinete participó de la discusión, el viernes por la mañana, antes de que saliera Macri a anunciar que no apelará la decisión judicial y que además está de acuerdo.

Así y todo, una porción PRO más aferrada a sus convicciones religiosas o ideológicas está conmovida por las declaraciones de Macri que considera innecesarias, más aún, sostienen, cuando ninguno de los referentes de la oposición se ha explayado sobre el asunto. «De todos modos en ningún partido político hay una posición única con respecto al tema, es algo controvertido que no es necesario que estén todos de acuerdo», se conformaron finalmente.

La idea que le transmiten a Macri y que provocó su adhesión al matrimonio gay, también habría tenido que ver en otras decisiones, como nombrar a un civil al frente de la Policía Metropolitana. Es decir, le soplan que la base electoral pura del macrismo, no alcanza para un proyecto a más largo plazo y debe buscar sustento en el tradicional electorado porteño que comulga con otra ideología, al menos en apariencia.

«Nuestros votantes se van a enojar, pero nos van a seguir votando, pero si seguimos con medidas duras alejamos a otros que nos podrían votar, como un sector joven», insistieron ante un Macri que resultó convencido.

El jefe de Gobierno, entonces, reivindicó el derecho de los ciudadanos a «elegir en libertad con quien quieren vivir en pareja» y dijo haber «tomado esta decisión porque privilegio la libertad y el derecho de cada uno a decidir aquello que lo hace más feliz». (...)

***

O sea, más clarito, imposible: el asesor comunicacional y el asesor de imagen número 1 de Macri -Durán Barba, viejo lobo de mar- le recomendaron montar una "apariencia" para conquistar a un electorado que comulga con otras ideas que en realidad no son las suyas ni las del partido, explica textual Ámbito, que no veo por qué podría estar mintiendo (¿hay algún candidato más cercano a las ideas de Ámbito que Macri?)

A Macri no podría importarle menos el derecho a la igualdad matrimonial. No vio la luz, no cambió de opinión, simplemente le recomendaron que cerrara sus ciertamente homofóbicos ojos y se tragara la desagradable experiencia de salir a sonreir para las cámaras en el momento en que sus nada boludos asesores sabían que convenía, a defender una causa que en realidad le sigue dando asquito (se le nota hasta cuando habla, ese "espero que sean felices" parece que lo dijera mientras piensa "pero bien lejos mío, que no quiero andar rodeado de putos"), para su futura conveniencia política, algo que todo buen empresario tiene que saber hacer si quiere ser exitoso: dejar las ideas de lado y concentrarse en ganar. En su caso tuvo que hacer a un lado (de la boca para afuera) una idea aberrante y cambiarla por otra más aceptable, pero eso no le da ni un poquito de mérito a mis ojos. Simplemente lo muestra como un inteligente calculador.

Ámbito lo explica bien: con esta movida no van a perder a nadie de sus votantes tradicionales (los que quieren palos a la negrada, militarización de la sociedad -no golpe militar porque a esta altura "no da", pero sí pinchaduras telefónicas, espias, ex represores libres y con puestos en las fuerzas de seguridad, etc.-, apertura comercial, desigualdad, que vuelva Carlos, etc.) pero apuntará a ganar una fracción del público "joven", no muy bien informado pero más o menos tolerante en cuanto a la sexualidad, para que desprevenidamente pase a creer que es un tipo piola, copado y renovador.

A muchos en el partido no les gustó la decisión pero por algo no lo lideran: son menos vivos que él.

La estrategia es viejísima y pasa en todo el mundo: no hacer ruido nunca peleándose con nadie que tenga poder (la iglesia, por ejemplo, pero pasa con empresas y demas), porque puede ser peligroso, aunque haya otra gente peleando contra ellos por una causa justa. Ahora, eso sí, si se ve que están cerca de ganarles (como pasa ahora), subirse al carro disimuladamente y tratar de sacar todo el rédito posible, haciéndose cargo del esfuerzo que nunca hicieron para quedarse con los aplausos y la imagen positiva.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Puede ser que Macri lo haga por convenciencia política, después de todo es un político ¿no? Ahora, lo cierto es que Macri salió públicamente a bancar el matrimonio gay, y los Kirchner, supuestamente progresistas, no lo hacen. No me parece que haya que menospreciar la actitud de Macri, más allá de sus intenciones. La realidad es que él, aunque sea por cálculo político, bancó algo que es justo, mientras que los K,por cálculo político o una reunión con el Papa, no lo hicieron.

Nacho dijo...

Efectivamente, las razones de Macri para apoyarlo son muy parecidas a las de los K para mirar para otro lado, simple cálculo por el poder personal. Por eso no tengo interés en defender a ninguno de los dos.

De todas maneras, yo agregaría que creo que los K se durmieron. Tenían una oportunidad servidísima para sumar puntos a los ojos del electorado, y se la perdieron a manos de un tipo que inclusive había tenido el discurso contrario previamente (la homosexualidad es cosa de enfermos, etc.). Macri estuvo mucho más vivo que ellos en ésta (y además tuvo un poco de suerte por el timing del fallo), y sin hacer casi esfuerzo les afanó capital político.

Fede dijo...

Nuevamente, secundo a Nacho en su apreciación.

SirThomas dijo...

Interesante el análisis, con el cual coincido. Felicitaciones a quien corresponda.

Saludos.

Augusto dijo...

Como siempre mi estimado amigo, muy pre juiciosos tus comentarios.
Por otro lado, me vengo a desayunar que Vélez era facho.
Sé que no es el objetivo de la nota, pero yendo a la cuestión de fondo, ¿quiénes son los jueces para interpretar (no entiendo todavía de que manera) que uno de los 3 requisitos fundamentales, y sin los cuales NO EXISTE MATRIMONIO, no debe cumplirse?.
Seguimos dejando que los jueces legislen.
Y por último, y como un comentario simplemente, Fede, ¿vos estas seguro que a Macri le da tanto repudio este tema? Yo no tengo pruebas, pero tengo entendido que Macri es puto.

Fede dijo...

Voy a hacer de cuenta que no escuché el comentario de peluquería sobre la homosexualidad de Mauricio Macri. Yendo a lo que nos compete, acá hay un muy buen artículo que desarma algunos de los principales argumentos:

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-135344-2009-11-15.html

No estoy seguro de tener una posición tomada al respecto, pero ayuda a desmontar las primeras impresiones.

Augusto dijo...

Vos podes afirmar con toda certeza "A Macri no podría importarle menos el derecho a la igualdad matrimonial." pero si yo digo que es gay es un comentario de peluqueria??

Nacho dijo...

Esa afirmación no es de Fede sino mía. Macri salió en varias entrevistas hace algunos años diciendo que la homosexualidad era cosa de enfermos, que a vos no te gustaría que tus hijos fueran putos, etc. etc. A mí no me deja mucho lugar a dudas.

Mariano Parada Lopez dijo...

A ver, vamos por partes:
-¿quiénes son los jueces para interpretar (no entiendo todavía de que manera) que uno de los 3 requisitos fundamentales, y sin los cuales NO EXISTE MATRIMONIO, no debe cumplirse?.
Seguimos dejando que los jueces legislen.

Master, la función de los jueces es interpretar las leyes y aplicarlas. Los jueces no sancionan ni derogan leyes, como hace un Congreso, sino que ante un litigio interpreta las leyes vigentes y toman una determinacion.
En criollo: pro su cuenta no hacen leyes, pero si una persona presenta un recurso de amparo por la constitucionalidad de X ley, deben expedirse, a afavor o en contra. ABC de cualquier sistema republicano con division de poderes.
Si no fuera así, un congreso podria sancionar q hay que matar a todos los que vivan en la villa 31, por ej, y no habria lugar a donde recurrir para evitarlo.
No entiendo a q te referís con los requisitos fundamentales para el matrimonio. El casamiento, muchachos, es como una sociedad que dice q a partir de ese momento los bienes son compartidos. Lo del amor y formar una familia no tiene nada q ver.
Dato aparte: en el imperio romano existía el casamiento entre hombres. y varios países lo permiten sin que se degrade la sociedad y bla bla bla...

Dante dijo...

a mí personalmente lo que me llama la atención es que la postura más progre vigente sea que el matrimonio en su sentido legal sea un brazo más del estado y su estructura represiva y/o vigiladora etc y sin embargo todos ahora pujemos a favor de que ese brazo alcance también a los homosexuales

si me tocara la ocasión yo firmaría a favor del matrimonio gay, porque cada uno que haga lo que le plazca, pero digo igualmente hay algo medio raro ahí, como una contradicción o un paso intermedio que está poco claro

no sé, no quiero ser tirabombas tampoco pero es algo que anduve pensando estos días

darktide-baires dijo...

Debo admitir una cosa: mas allá que sé que Macri lo hizo por marketing político (hay gays de derecha y conviene seducir su voto, además que son mas que los neo-conservas reaccionarios furiosos que se van a enojar con el no-veto), debo reconocer que me sorprendió para bien.

O sea, Macri me parece un sujeto nefasto, pero se vé que algun cráneo lo asesoró a tiempo. Y por primera vez en su puta vida hizo algo correcto.

Lo que si, y esto va en respuesta a Nacho, la actitud de los KK me dió vergüenza. Creo que perdieron mas de lo que ganaron con no apoyar el matromonio gay...que ahora no me vengan a seguir diciendo que son progres porque ya me terminé de convencer que no lo son un carajo.

Dark Tide dijo...

Si, creo que coincido con Nacho.

Igual la sexualidad de Macri me importa tres pitos. Puede ser que sea gay, justamente por su comentario anterior: la gente homofóbica suele ser la que mas ganas de comérsela doblada tiene. Justamente, por eso, es homofóbica. Igual, si es gay o no, me importa nada ya que es cosa de su vida privada. A mi me importa que gobierne bien (cosa que no hace: esta debe ser la única cosa que hizo bien desde que asumió), y no a quien se co** o deja de coj**