Ley de Medios: el cambio de estrategia del gobierno miércoles, 28 de noviembre de 2012

(...) A 45 días de haber sido señalado por CFK como el nuevo enviado del poder ejecutivo al sillón central de AFSCA, Martín Sabbatella ya logró lo que ninguno de sus dos predecesores -Gabriel Mariotto y Santiago Aragón- habían conseguido: dejar absolutamente solo a Clarín. Incluso divorciado de sus propios trabajadores que se reunieron con él para manifestarle su apoyo. Paradójicamente lo logró militando por la puesta en vigencia de todos los otros artículos que no atañen directamente al grupo. Y ese sí que es un viraje rotundo en la política de medios oficial, que hasta hace un tiempo manejaba niveles de iniciativa distintos según el caso y redundaba en expresiones sobre la reyerta judicial con Clarín; que por cierto también es escandalosa pero gira sobre dos artículos -45 y 161- de un total de 166.

En muy poco tiempo designó a Cynthia Ottaviano como Defensora del Público (Art 19), conformó el Consejo Federal (Art 15 y 16) con representantes de las 23 provincias -Pedro Báez de Entre Ríos fue electo presidente-, universidades, sindicatos y el arco comunicacional completo. Puso a funcionar la bendita Comisión Bicameral Permanente de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual (Art 18) con los integrantes de la oposición y logró el apoyo explícito de la ONU y la UNESCO. En 45 días incrementó rotundamente los niveles de aplicabilidad de la normativa y consiguió que la segunda y tercera minoria parlamentaria proponga a sus candidatos para integrar los directorios de RAE y AFSCA (Art 14). Estas cuestiones no formaban parte de la agenda de reclamos de Clarín pero sí de un variopinto de sectores ligados a las universidades y la comunicación en general que descalificaban la ley por la demora en la puesta en práctica real de estos artículos. (...)

dice Gonzalo Anzola acá.

0 comentarios: