Binner sobre la Ley de Medios jueves, 26 de septiembre de 2013

El FAP acompañó proyectos importantes del Ejecutivo. ¿Volvería a darse ese acompañamiento en circunstancias parecidas?
Totalmente.


¿No hay revisión sobre eso?
No, de ninguna manera. De hecho, la mayoría de proyectos que hemos apoyado los acompañamos en general y disentimos en particular. En relación con este artículo 161, que es la piedra del escándalo en la Ley de Medios, nuestra propuesta era diferente. Propusimos determinadas pautas que luego no fueron tenidas en cuenta.

Se cuestiona que, habiendo votado a favor de la Ley de Medios, desde el FAP no se haga tanto por su real cumplimiento, como si le hubiese sacado el cuerpo al tema.
Nosotros hemos planteado siempre la necesidad de cumplir con la ley. Pero cumplirla de forma pareja, no discrecional.

¿Cree que se está cumpliendo de manera discrecional?
De alguna manera, el presidente de la Afsca lo ha dicho.

Desde el Gobierno hablan de una actitud corporativa de la Justicia. ¿Cuál es su apreciación?
Que tenemos que respetar la Constitución. Y la Constitución dice que somos un país republicano, con división de poderes. Los poderes de la República son tres y deben tener independencia. Fue Néstor Kirchner quien planteó el hecho extraordinario de remover a la Corte Suprema de los noventa y quien eligió la mejor forma de designar a los jueces. Gracias a eso tenemos una Corte impecable, con gente muy representativa, muy formada, con respeto del género… Creo, realmente, que es un lujo. Después está lo otro.

¿Cuál?
Siendo diputado participé del debate de la reforma del Consejo de la Magistratura. Ya entonces decíamos que la reforma que se pretendía iba a ser perjudicial para el país en tanto la nominación de los integrantes de la justicia o de los posibles jury iba a estar atada a una de las patas de ese Consejo. Eso, efectivamente, deterioró la Justicia.

¿Qué cree que va a pasar con el artículo 161, que habla de la adecuación de las empresas a la Ley?
Requiere una interpretación, y esa interpretación está en manos de la Justicia. Hay media biblioteca que dice una cosa; y media biblioteca que dice otra.
 
La Corte Suprema, por lo menos, ha dejado en claro que esto no supone una restricción a la libertad de prensa.
Claro. También es cierto que recurrir al per saltum estando el tema en primera instancia es abandonar los preceptos del Pacto de San José de Costa Rica.

Si la indefinición en la Justicia se prolonga más allá de 2015 y el FAP llegara a ser gobierno, ¿cuál sería la actitud de la fuerza respecto de los puntos que están en controversia?
Es que lo tiene que resolver la Justicia… Opinar donde debe resolver la Justicia es inmiscuirse. La Justicia debe hacerse cargo del asunto.

Respecto del artículo de la controversia, usted dijo que, en particular, habían votado en contra y con otra propuesta. Según su punto de vista, ¿habría que reescribirlo?
Bueno, ése es uno de los caminos posibles. Decir: como este artículo es inconstitucional, por ejemplo, tiene que volver al Congreso. Eso ya ha pasado con otras leyes, que han sido recusadas por el Poder Judicial y que hubo que modificar.

¿De qué manera?
En la manera que indique el diálogo, no la crispación. No hay que entrar en el ring para resolver los problemas.

Y en términos concretos respecto de la desinversión, ¿de qué manera debería darse esa adecuación?
Se tendrá que legislar… Yo tengo una idea al respecto. Pero puede que no sea la que surja del Congreso. Por ejemplo, una cosa muy sana sería que a las empresas no se les renueve el permiso cuando caduquen sus licencias.

Hermes Binner entrevistado por Néstor Leone en revista Debate, febrero 2013

0 comentarios: