Apuestas online en Argentina: el problema es la improvisación miércoles, 6 de agosto de 2014






















Ayer estuvimos junto a Ramón Indart en el Congreso de la Nación hablando sobre un secreto a voces: el proyecto de la AFA y Lotería Nacional de instalar un Prode bancado, es decir, regular las apuestas deportivas.
Palabras más, palabras menos, esto fue lo que dijimos:


"Quiero que conozcan a Matt Le Tissier.
Le Tissier, ex futbolista del Southampton de Inglaterra, una vez tiró la pelota afuera de la cancha en el saque desde el medio. Años después contó que lo hizo para ganar una apuesta de 12.000 euros.
En Europa se puede apostar por todo, hasta por los conceptos más insólitos, lo que hace más complicado detectar los posibles arreglos.
Según datos de la Unión Europea, las apuestas online en aquel continente crecen a un ritmo del 15 por ciento anual. Hay 6,8 millones de "apostadores online" y en 2015 los ingresos por esta actividad superarán los 13,000 millones de euros. Los cinco mercados más grandes son el Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y Suecia.
Cabe destacar que para evitar los arreglos de partidos, las principales casa de apuestas crearon hace casi una década la Asociación de Seguridad en los Deportes Europeos (ESSA, en sus siglas en inglés), que vigila que no haya apuestas ilegales ni arreglos en las diferentes competencias.
Como ya se ha señalado en esta audiencia, nuestro país hasta ahora no ha regulado el juego online. Los motivos son varios, pero uno de los principales es que muchas loterías provinciales prefieren privilegiar su vínculo con los operadores físicos: prefieren, de momento, evitar la entrada de nuevos actores.
Esto no quiere decir que los argentinos no estén haciendo apuestas deportivas. Cualquiera puede ingresar ahora mismo a la página de Bwin y apostar que Atlético Rafaela le va a ganar a Independiente este domingo (paga 3,90 a 1). El problema es que Bwin está registrado en Gibraltar y entonces esa plata que hoy sale de Argentina solo paga impuestos (bajísimos) al otro lado del océano. Es decir que esta actividad disvaliosa existe, pero la AFA, los clubes y los gobiernos argentinos no ven ni un centavo.
Nuestra postura frente al debate aquí planteado es clara: el enemigo no es el juego online en sí, sino la improvisación, quiero decir, la improvisación con la que históricamente se ha movido este sector en Argentina y las posibles consecuencias sociales de esta irresponsabilidad.
Déjenme darles el ejemplo de los bingos de la provincia de Buenos Aires, que hemos tratado en profundidad este año en el libro El poder del juego.
En 1990, una ley habilitó el funcionamiento de "loterías familiares" (el famoso bingo de cartón) en 32 distritos de la provincia. En 1998, un grupo de empresarios colocó de facto una serie de máquinas electrónicas en estas salas. Amparo va, amparo viene, una resolución precaria del Instituto de Loterías terminó habilitando los tragamonedas en bingos, desvirtuando por completo la ley original. Finalmente en 2003, en medio de una apremiante crisis económica, el gobierno pasa una ley que blanquea este esquema a cambio de mayores impuestos. En 2007, nuevas dificultades económicas terminan con la instalación de un mecanismo para renovar automáticamente licencias antes que venzan, con la excusa de recibir fondos anticipados. Hoy la provincia tiene la friolera de 46 salas de bingo (la mayor parte de ellas en el conurbano) llenas de máquinas tragamonedas, un fenómeno único en el mundo.
Decimos que nos preocupa la improvisación porque portales especializados indicaron en julio pasado que las loterías provinciales nucleadas en ALEA (la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de Argentina) resolvieron elaborar una propuesta para regular las apuestas online en todo el país en apenas 60 días. Al mismo tiempo, fuentes del sector nos aseguraron que Lotería Nacional tenía un proyecto de "Prode Bancado" prácticamente listo para salir a la cancha (si se me permite la metáfora).
El propósito de esta audiencia debería servir para insistir en lo siguiente: tenemos la oportunidad única de pensar un sistema desde cero.
Nuestro aporte es invitarlos a revisar las mejores prácticas de aquellos países donde esta actividad ya está regulada para pensar una posible versión local. ¿El gobierno otorgará adjudicaciones directas o celebrará licitaciones transparentes? ¿A qué gobiernos, y en base a qué control, van a tributar los operadores por sus ganancias? ¿Los jugadores podrán apostar desde la PC, en las agencias, en los hipódromos, en los bares? ¿Se abrirá la caja de Pandora de las apuestas deportivas involucrando a clubes en crisis, muchos de cuyos dirigentes están sospechados de corrupción, sin crear, en paralelo, una entidad independiente que vigile los intentos de arreglar partidos? Una vez definido el proyecto, ¿se discutirá en el Congreso y tendrá fuerza de ley o pasará por simple resolución como tantos otros "juegos" inventados por Lotería Nacional?
Estas líneas, y estas preguntas, son nuestro aporte al debate. Muchas gracias."

El poder del juego. El gran negocio de la política argentina (Aguilar, 2014) se consigue en librerías o en eBook (a solo $79).

El abrazo partido martes, 5 de agosto de 2014

El mejor mundial de mi historia martes, 15 de julio de 2014























No sé si fue el mejor mundial de la historia porque a México '70 lo vi en compilados de la historia de la Copa del Mundo en VHS. No sé si fue el mejor mundial de la historia, pero sí de los que tengo memoria, o sea, de mi historia. (Vuelvo sobre lo escrito y dos clicks me llevan a un texto de Santiago Llach que dice casi lo mismo. Se amplían las coincidencias). También podemos ir por partes: decir, por ejemplo, que fue la mejor primera ronda de la historia. Que no hubo empates en los primeros trece partidos. Que el promedio de gol -cifra más o menos indiscutida para evaluar el nivel de emociones en un torneo- fue altísimo, uno de los más altos de los que se tenga memoria, a pesar de que ya no existen más los cinco delanteros, que los equipos juegan más cerrados, en fin, todo lo que conocemos sobre la era hiperprofesional del fútbol. De paso, se termina la mentira de Galeano de que el consumismo mató al fútbol y que por eso todos los partidos terminan 0-0.
Sé que hubiese dicho todo esto a pesar de que la selección Argentina, siguiendo la lógica, se hubiese quedado afuera en cuartos (como en 2006 y 2010), a pesar de que en la memoria colectiva el mundial y la performance de la selección en el mundial suelen dejar una misma huella. Pero lo primero que tendremos para la posteridad es la sentencia de Nico Lantos: fuimos finalistas del mejor mundial de la historia.
Esto requiere insistir sobre algo obvio: la selección cumplió con creces su objetivo inicial, que era colocarse entre los cuatro mejores, para lo cual había que perforar la barrera (psicológica) de los cuartos de final por primera vez en casi tres décadas. Lo hizo, además, con un plantel que -al menos en los papeles- no era mejor, en promedio, que Italia, España, Holanda o Brasil. (Teníamos al mejor del planeta, es cierto, pero hace un cuarto de siglo más o menos que un mundial no te lo gana un solo jugador, ¿o me equivoco?).
Por mucho que me haya gustado la selección de José Pekerman -que en cuartos empató y perdió por penales un partido que podría haber estado para cualquiera-, esta fue la primera que me emocionó genuinamente. Los motivos son infinitos, casi todos tocan una fibra muy personal (advertencia para los sub-25: con los años uno llora más fácil), no vale la pena explicitarlos. Lo que sí podemos agregar, sin temor a equivocarnos, es que hay más orgullo en las derrotas que en las victorias. Y esta selección enfrentó en la final al mejor equipo del mundial, un combinado que había metido casi tres goles por partido (a rivales, en promedio, más difíciles: Portugal, Francia, Estados Unidos, Brasil...) y que llegaba como el claro favorito. Alemania tenía la mejor escuadra del torneo y acababa de clavarle siete goles a Brasil en uno de los partidos más increíbles de la historia de los mundiales, performance solo comparable (y recurro nuevamente a los VHS del altillo, tatarabuelos de YouTube) al totaalvoetbal, el fútbol total, de Holanda en el '74. Era un partido que íbamos a perder. Y lo perdimos. Pero vendimos muy cara la derrota. Y estuvimos tan cerca del milagro que duele de solo pensarlo.

Lo otro que duele: nada suena tan lejano como Rusia 2018 o Qatar 2022. Y ni hablar si finalmente el capo-mafia local arregla un Argentina-Uruguay 2030: para entonces este cronista tendrá 45 años. ¿Qué hacemos, mientras tanto, con este vacío?

Por lo pronto, una idea: la cápsula del tiempo. El cajón de los recuerdos. El listado de instantes para revisitar si este sitio sigue en pie dentro de diez años (ojo, ya va casi una década). La palomita de Van Persie; la rabona de Rojo en el debut; Campbell alejándose del tumulto (gateando) después de la patada que le pegó Maxi Pereira; el golazo de Cahill a Holanda; uno de puntín a España; el 5-2 de Francia a Suiza y el sexto tanto no cobrado porque había ya sonado el silbato, cual partido de la NBA; Messi frotando la lámpara contra Irán en el minuto 91; el zapatazo de James Rodríguez contra Uruguay; Lavezzi tirándole agua a Sabella; la mordida de Suárez sancionada por la AFIP (sic); el gol de Di María a Suiza cuando los penales eran casi un hecho (relato insistente, imborrable: "Messi. Messi. Messi. Di MaríaAAAAAAAAAALLL"), con microinfarto posterior incluido (el palo en el minuto 120); la sorpresa de Costa Rica, que salió octavo con recursos limitadísimos; el arquero nigeriano pidiéndole al árbitro que por favor no le de más tiros libres a Messi ("Encima siempre le quiere pegar. Es muy bueno"); el fatídico 1-7 en Belo Horizonte; el quite de Mascherano a Robben en tiempo adicional; las dos tapadas gigantes de Romero; y sí, el gol de Götze.

Cierro el cajón y miro adelante.

Los mejores hits de los ochenta: Quinta parte sábado, 12 de julio de 2014

Luego de un otro receso por motivos más que atendibles, cumplimos en traerles la quinta y última entrega de los mejores hits de los ochenta. Aquí pueden ver la primera, la segunda, la tercera y la cuarta parte.

Curadores: @fedebillie y @Pat_Pat
Textos (salvo que se indique lo contrario): @fedebillie




The Blow Monkeys - It Doesn't Have to Be This Way
Album: She Was Only a Grocer's Daughter
Lanzamiento: Enero de 1987
Charts: # 5 UK

Nada de lo que hicieron estos muchachos a fines de los ochenta desentonaría al lado de un tema de George Michael (chequeen You Don't Own Me, su máximo hit en los Estados Unidos, tema de la película Dirty Dancing) y esta canción es la prueba máxima. Un poco de funk blanco, bien energético, un estribillo infeccioso con coros soul... Posiblemente esté un escaloncito por debajo de los otros nombres de este listado, pero a mí me enseñaron que un buen tema pop y un vaso de agua no se le niegan a nadie.


Beastie Boys - (You Gotta) Fight for Your Right (To Party)
Album: Licensed to Ill
Lanzamiento: Febrero de 1987
Charts: # 7 US

En pleno furor por el hair metal, mientras lo más potente que sonaba en las radios mainstream era el (re)lanzamiento de "Walk This Way", pocos le hubiesen puestos sus fichas a un trío de hiphoperos judíos de Nueva York. Sin embargo, Ad-Rock, MCA y Mike D no solo metieron un Top 10 a principios del '87 sino que además lo hicieron con una canción que perforó los parlantes del mundo desarrollado con una de esas canciones que hay que ponerlas up to eleven. La referencia a This is Spinal Tap no es gratuita: hay mucho de exceso paródico en esta suerte de himno adolescente, donde el protagonista se queja de que su papá lo encontró fumando o que su mamá le tiró a la basura todas sus revistas porno.

U2 - With or Without You
Album: The Joshua Tree
Lanzamiento: Marzo de 1987
Charts: # 4 UK / # 1 US

Si bien la obra de un artista muchas veces es mejor que sus declaradas intenciones políticas, me cuesta mucho trabajo separar la producción de U2 del Bono RSE, una imagen cuidadosamente construida que lleva tres décadas erosionando nuestra paciencia. Pero a este cronista todavía le queda honestidad intelectual para repartir y, nobleza obliga, hay que admitirlo, blanqueemos, no demoremos, digámoslo: The Joshua Tree es un discazo. "With or Without You" arranca con unas distorsiones guitarreras de The Edge pero va tejiendo un crescendo emocional que tiene la madera de los clásicos.

Comentarios Pat: "A mí no me molesta nada de Bono. Que quede claro."


New Order - True Faith
Album: Substance
Lanzamiento: Julio de 1987
Charts: # 4 UK

A principios de 1987, los muchachos de New order se encerraron con el productor Stephen Hague con una orden expresa: producir dos singles para el álbum recopilatorio Substance. El sonido salió primero (un tema dance hecho y derecho, con los teclados de Gillian Gilbert y el bajo característico de Peter Hook); las letras, después. ¿El resultado? Su mayor éxito hasta entonces. Nada mal.

Comentarios Pat: "Lo bailé mucho en Lollapalooza"


Fleetwood Mac - Little Lies
Album: Tango in the Night
Lanzamiento: Agosto de 1987
Charts: # 5 UK / # 4 US


El último Top 10 de la carrera de Fleetwood Mac en los Estados Unidos no muestra ningún signo de agotamiento sino que encuentra a una banda en su mejor momento, transformando unas letras sencillas en un gran tema por medio de arreglos y una ejecución eficaz. La línea de sintetizadores que abraza el tema de principio a fin es francamente magnético.


Michael Jackson - Bad
Album: Bad
Lanzamiento: Septiembre de 1987
Charts: # 3 UK / # 1 US

A los críticos (y a muchos fans) les costó digerir la reinvención a lo "macho pampeano" de Michael Jackson. Nadie compraba mucho la idea del pibe de los Jackson Five (que acababa de vender decenas de millones de copias de Thriller) vestido como un chico duro del ghetto, aunque fuera para el famoso video dirigido por Martin Scorsese, co-protagonizado por Wesley Snipes para más datos. Lo cierto es que el tema en sí, producido por Quincy Jones, encuentra a la estrella pop en plena forma.


Morrissey - Suedehead
Album: Viva Hate
Lanzamiento: Febrero de 1988
Charts: # 5 UK

Nacido a partir de las cenizas de un b-side de The Smiths de la era Strangeways, Here We Come,  "Suedehead" se convirtió (extrañamente) en el primer Top 5 de Morrissey, logro que jamás alcanzó con su grupo anterior. Uno de los puntos altos de su carrera solista.





Tracy Chapman - Fast Car
Album: Tracy Chapman
Lanzamiento: Abril de 1988
Charts: # 4 UK / # 6 US

Una melodía folk cuidadosamente construida, con una notable inyección de vida por parte de Tracy Chapman, que por entonces tenía apenas 24 años. Tal vez demasiado quemada por FM Aspen, pero creo que si se la ponen a escuchar fuerte y con auriculares pueden llegar a encontrar cosas nuevas. Posiblemente funcione en tándem junto a "Tears in Heaven" Eric Clapton o alguna gran tonada del mejor James Taylor (¿"Fire and Rain"?).



Erasure - A Little Respect
Album: The Innocents
Lanzamiento: Septiembre de 1988
Charts: # 4 UK / # 12 US

Claro que si hablamos de temas quemados, "A Little Respect" pica en punta, al menos en Argentina. Digo esto porque si bien Erasure colocó cinco temas igual o más famosos en los rankings británicos, acá parece que este forma parte de la docena de temas "ochentosos por antonomasia" que las radios mainstream (pienso en Radio Pop, La 100 y algunos otros exponentes del fondo del tarro radial) tiran entre cinco y siete veces por fin de semana hasta que todos lo terminamos odiando. Un ejercicio de distanciamiento nos permite valorar en su justa medida este placer culposo, construido en base a guitarras acústicas, sintetizadores y el logrado falsetto de Andy Bell.


They Might Be Giants - Ana Ng
Album: Flood
Lanzamiento: Septiembre de 1988
Charts: # 11 US Modern Rock

Absurda desde su misma concepción (está inspirada en uno de los nombres más cortos y raros de la guía telefónica), esta pieza prueba que para hacer una gran canción pop sólo hace falta una guitarra, un acordeón y un autoarpa. De Brooklyn al mundo, una de las bandas clave de los últimos treinta años.




Morrissey - The Last of the Famous International Playboys
Album: Bona Drag
Lanzamiento: Febrero de 1989
Charts: # 6 UK / # 3 US Modern Rock

Divertida, pegajosa y totalmente irrelevante en la historia de la música popular del último siglo, esta canción (su estribillo, sobre todo) me hace practicar los falsettos cada vez que me bajo en Plaza de Mayo y camino unas diez cuadras hasta el laburo. Solo por eso ya se merece un espacio en este listado.




Roxette - The Look
Album: Look Sharp!
Lanzamiento: Marzo de 1989
Charts: # 7 UK / # 1 US

Número uno en 24 países, nueve millones de copias vendidas del álbum Look Sharp... "The Look" es como uno de esos segmentos hiperbólicos donde se cuenta el éxito de Bombita Rodríguez, sólo que en vez de montoneros y argentinos son suecos y (bien) comerciales. La canción es alarmantemente sencilla, efectiva y atrapante.

Comentarios Pat: "Funcionó muy bien en esta publicidad."



Tom Petty - I Won't Back Down
Album: Full Moon Fever
Lanzamiento: Abril de 1989
Charts: # 12 US

La canción de construye sobre una progresión de acordes menores, con un slide del maestro George Harrison (que algo de esto sabía...) y unas letras desafiantes, orgullosas, sobre el tipo que no piensa moverse de donde está. Aire sureño para esta declaración de principios de Tom Petty: retrodecer nunca, rendirse jamás.




Camouflage - Love is a Shield
Album: Methods of Silence
Lanzamiento: Abril de 1989
Charts: # 20 US Modern Rock

Un single synth-pop de manual con un ambiente sugestivo, entre oscuro y encantador, de una banda alemana que nunca la pegó del todo (explotaron cuando el género ya estaba muriendo). Como tema pop es inapelable.






Pixies - Here Comes Your Man
Album: Doolittle
Lanzamiento: Junio de 1989
Charts: # 3 US Modern Rock

Se me ocurren muchas cosas para decir acerca de Doolittle, pero algo me dice que voy a tener la chance de desarrollarlas más adelante. Por lo pronto, adelantemos que este es uno de esos temas que no suenan como Pixies, sino más bien como el hit pop de una banda de college rock (lo más impresionante de todo es que Black Francis lo compuso cuando tenía 14 años) con aire sesentoso. Tema ideal para un karaoke con dos cervezas encima, como bien sabe Joseph Gordon-Levitt.


Tears for Fears - Sowing the Seeds of Love
Album: The Seeds of Love
Lanzamiento: Agosto de 1989
Charts: # 5 UK / # 2 US

Casi no hay intro: las vocales entran sin más, como uno de esos potpourris de Abbey Road (la canción es bien Beatle y pastichera). Así y todo hay mucho para descubrir en esta épica radial con la voz apasionada de Roland Orzabal y una interesantísima mid-section. Tears for Fears fue una de las mejores bandas pop de fines de los ochenta, principios de los noventa... y el sonido de este tema ya tiene una pata en la década siguiente.


Depeche Mode - Personal Jesus
Album: Violator
Lanzamiento: Agosto de 1989
Charts: # 13 UK

Otro de esos temas que no tienen nada que ver con lo que la banda venía mostrando hasta el momento: en este caso, un riff blusero y un memorable overdub ("Reach out, touch faith!") - mi buen amigo Nacho siempre pensó que lo que decían era "Richard Touchfaith"... En 2002, la canción fue objeto de un interesante cover de Johnny Cash, con John Frusciante en guitarra. Un lujo.



Julee Cruise - Falling
Album: Floating into the Night
Lanzamiento: Septiembre de 1989
Charts: # 7 UK / # 11 US Modern Rock

Dos palabras: Twin Peaks.









Alannah Myles - Black Velvet
Album: Alannah Myles
Lanzamiento: Diciembre de 1989
Charts: # 2 UK / # 1 US

Clásico de clásicos de medianoche, finalista junto a "All I Wanna Do Is Make Love to You" (que Heart editaría cinco meses más tarde). La voz rasgada, sensual de Alannah Myles acompaña este tributo a Elvis -al menos en las letras- que les lleva medio cuerpo a cualquier otro one hit wonder del último lustro de la década que nos ocupa.

Comentarios Pat: "Para mí quedará en la memoria como el tema que sonaba durante un show de striptease en un boliche con bowling (sic) de Flores, todos los sábados."

Faith No More - Epic
Album: The Real Thing
Lanzamiento: Diciembre de 1989
Charts: # 9 US

Nada mejor que cerrar este listado de hits ochentosos con una pieza bisagra, compuesto por una banda que se alimentó de las influencias de la década que la vio nacer pero que logró amalgamar esos orígenes en algo experimental, novedoso. (Uno de los tantos eslabones perdidos entre, digamos, Killing Joke y Rage Against the Machine.) El primer éxito radial de Faith No More -que en The Real Thing estrenó frontman: un tal Mike Patton- es lo más radical y disruptivo que alguna vez llegó al Top 10 norteamericano en aquel lejano 1989.




A favor del Estado martes, 24 de junio de 2014

Soros lo está haciendo bien en el ámbito de la enseñanza, en el trabajo con los refugiados y en lo que se refiere a mantener vivo el espíritu de las ciencias teóricas y sociales. (...) Pero la gente de la Fundación Soros tiene esta ética de la maldad del Estado frente a la bondad de las estructuras cívicas independientes. Lo siento, en Eslovenia yo estoy a favor del Estado y en contra de la sociedad civil. Aquí la sociedad civil equivale a la derecha. En Estados Unidos, tras las bombas de Oklahoma de repente descubrieron que hay locos por todas partes. La sociedad civil no es ese precioso movimiento social, sino una red de mayoría moral, conservadores y grupos de presión nacionalistas contra el aborto y a favor de la enseñanza de religión en los colegios. Una verdadera presión que se ejerce desde abajo

Slavoj Zizek, entrevistado por Geert Lovink, 20-06-95

Un trabajo lento y riguroso domingo, 8 de junio de 2014

El hecho de investigar y escribir, por lo menos durante un año, requiere de una financiación que no muchas editoriales están en condiciones de ofrecer; muchos trabajadores de prensa, además de sus tareas en redacción, acumulan participaciones en televisión, radio y hasta en Internet. Y eso esos múltiples compromisos les deja a los periodistas poco tiempo para un trabajo lento y riguroso como es la elaboración de un libro.

Pablo Avelluto, citado en suplemento ADN, La Nación, 18 de octubre de 2008

Periodismo de investigación sábado, 7 de junio de 2014

¿Por qué un periodista se pone a hacer una investigación?
por Carlos Ulanovsky, suplemento ADN, La Nación, 18 de octubre de 2008