Tout est corrompu: a propósito de Número Cero miércoles, 24 de junio de 2015



















My morning papers got the scores,
the human interest stories, and the obituary
Bad Religion, Stranger Than Fiction


That's the press, baby. The press! And there's nothing you can do about it.
Ed Hutcheson (Humphrey Bogart) en Deadline - USA 



El autor de Apocalípticos e integrados está cada vez más en el bando apocalíptico. Y no sólo porque por estos días es noticia por su crítica a las redes sociales ("el drama de Internet es que ha promovido al tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad", dijo este mes en una charla en Turín): el mayor indicio de que Umberto Eco se ha vuelto resistente al clima de época ya podía encontrarse en su última novela, Número Cero.

***

Novella menor, por su extensión (unas doscientas páginas) y por su tema: un periódico ficticio en la Milán de principios de los noventa, elaborado por una pequeña redacción a la que se le da la orden de chantajear y difamar.

La pregunta que surge de inmediato, antes que profundicemos en la premisa, es si esta mordaz crítica es vista como tal por el público masivo (y no puede sino ser masivo un libro cuya primera edición en Argentina tira 50.000 ejemplares). ¿Curados de espanto? Puede que sí: la hipótesis que lanzamos en estas líneas es que años de batalla cultural post Ley de Medios han dejado al lector local promedio más cerca de pensar lo que ya sabe cualquier redactor de un diario argentino de mediados de la segunda década del siglo XXI: que Eco "no hace más que decir, más o menos intensamente, lo que vivimos cotidianamente". La cita es de Castoriadis, quien (à propos de Muerte de un viajante) explicaba el mayor problema al que se enfrentaba la literatura contemporánea, a saber, que "ya no hay ningún polo de no-absurdo al cual pudiera oponerse para revelarse fuertemente como absurdo. Es lo negro pintado sobre lo negro."

Veamos: Colonna, el protagonista, recibe una extraña propuesta a sus cincuenta años: convertirse en redactor en jefe de Domani, un diario que, en realidad, jamás vera la luz del día, pero que cumplirá con el rol de su accionista: presionar y manipular al poder. Partiendo del (correcto) diagnóstico de que muchos diarios se equivocan al limitarse a contar lo que todo el mundo sabe (porque lo dijo el noticiero de la noche anterior), Domani se propone abrir cada número con una investigación especial. Claro que pronto queda claro en qué consisten estas famosas investigaciones: dossiers e informes sobre poderosos enfrentados al Commendatore, el accionista de referencia.

Tal vez sea adecuada la descripción de Guillermo Rodríguez en el Huffington Post (hablando de la muerte del periodismo...). Lo que hace el autor italiano, dice Rodríguez, es colocar al periodismo en la mesa de operaciones. "Lo disecciona lentamente, sí, pero en vez de despojarlo de los tumores malignos que lo están liquidando, se los muestra al lector, los vuelve a colocar en el mismo lugar y procede a cerrar el cuerpo enfermo."

En el medio, algunas de las viejas pasiones de Eco: su crítica a la telefonía celular, su deleite con juegos de traducciones y hasta una teoría alternativa sobre la muerte de Mussolini (que bebe mucho de los cruces entre Kafka y Hitler de Respiración artificial). Y luego, la resignación: "yo me vuelvo a mis traducciones del alemán y tú a tu revista para coiffeurs pour dames y salas de espera de los dentistas. Y qué más, una buena película por la noche, los fines de semana aquí en Orta. Y al diablo todo lo demás".

***

Marcha de periodistas frente a sus propias redacciones al grito de: Je suis Colonna. Eso sí sería noticia.

Kids jueves, 11 de junio de 2015

En el 152, pasando Casa Rosada, concentrado en "Born" de María O'Donnell. Un chico me toca el hombro.
-¿Lees todos los días?
-Siempre que puedo -le contesto.
Me doy vuelta para verlo. Pelo negro, pecas, jogging de Boca, botines naranjas. Me dice que tiene 12 años y que está yendo a entrenar.
-A mí también me gusta leer.

BAFICI 2015: A Pigeon Sat on a Branch Reflecting on Existence martes, 5 de mayo de 2015


















A Pigeon Sat on a Branch Reflecting on Existence
En duva satt på en gren och funderade på tillvaron
de Roy Andersson
con Holger Andersson, Nils Westblom, Viktor Gyllenberg
Suecia / Alemania / Noruega / Francia, 2014, 101'

Lo rídiculo puede ser sublime. Lo sabe Roy Andersson, que filma un tipo de humor que va mucho (muchísimo) más allá del deadpan norteamericano. Esto es humor existencialista, como lo prueban los tres "encuentros cercanos con la muerte" que abren la película o el par de vendedores de bromas pesadas que van de negocio en negocio tratando de colocar algunos de sus productos (como dientes de vampiro "extra largos" o la máscara del "tío de un diente") mientras anuncian: "Queremos que la gente se divierta". Con voz triste, casi quebrada.

7 billies

BAFICI 2015: No Somos Animales


















No Somos Animales
de Alejandro Agresti
con John Cusack, Alejandro Agresti, Al Pacino
Estados Unidos / Argentina, 2013, 90'

Me permito coincidir acá con Diego Battle: No Somos Animales es "uno de los ego-trips más descarados de la historia del cine", una excusa para llevar a John Cusack a Mar de Ajó, poner a Leticia Bredice a imitar a Evita... en tetas, todo unido por el remanido tópico del movie-within-a-movie con un toque documental, con Agresti haciendo de director extravagante pero "copado" que le explica a los inocentes actores de Hollywood su particular lectura sobre los años setenta, mientras todos descansan y comen en el Faena Hotel. No es una película en el sentido estricto, se acerca más al ejercicio automasturbatorio, pero no puedo decir que no me divertí.

6 billies

BAFICI 2015: Goodnight Mommy martes, 28 de abril de 2015


















Goodnight Mommy
Ich seh, ich seh
de Severin Fiala y Veronika Franz
con Susanne Wuest, Elias Schwarz, Lukas Schwarz
Austria, 2014, 99'

Buen thriller psicológico a la austríaca, con el sello de la Ulrich Seidl Film Produktion. No inventa nada (más después de Haneke), incluso la vuelta de tuerca se ve venir, pero vale el intento. Me entretuvo. Que no les extrañe que en 2018 hagan una remake con Ethan Hawke o algo así.

6 billies

BAFICI 2015: The Lies of the Victors sábado, 25 de abril de 2015


















The Lies of the Victors
Die Lugen Der Sieger 
de Christoph Hochhäusler
con Florian David Fitz, Horst Kotterba y Lilith Stangenberg
Alemania, 2014, 112'

Otro exponente del nuevo cine alemán, si acaso menos "seco" y más estilizado que el de Cristian Petzold. Un thriller político-periodístico en la mejor tradición Costa-Gavras, pesimista como debe ser cualquier narración sobre el periodismo en la segunda década del siglo XXI. Es la segunda película que vemos de Hochhäusler (The City Below nos había gustado mucho también).

8 billies

Choke jueves, 16 de abril de 2015

Esta semana, la senadora Gabriela Michetti participa en la remake argentina de "8 mile", la línea psicológica que divide el verticalismo partidario de la rebeldía.

Fragmento del guión:

Han pasado solo algunos días luego de una feroz interna en la que Michetti acusó al gris funcionario conservador Horacio Rodríguez Larreta de colgarse de la pollera del alcalde de Ciudad Caótica, Mauricio Macri. Días atrás, la estocada final: Larreta mandó al spin doctor ecuatoriano Jaime Durán Barba a decir que ella era apenas "una militante" y Federico Pinedo, su virtual jefe de campaña, "un viejito senil". Ahora Gabriela parece decidida a cargarse a sus rivales del partido.

ESTUDIO DE TODO NOTICIAS. INTERIOR.

El debate televisado está por comenzar. De fondo vemos al conductor Marcelo Bonelli practicando las letras del abecedario, oímos la voz en off de Michetti donde se nos revelan sus pensamientos más íntimos:

"Voy a hablar del juego en la ciudad, voy a hablar de los negocios de Caputo, voy a revelar los nombres de las empresas que le financiaron la campaña a este hijo de puta..."

Bonelli:
-Michetti, su minuto...

SUBJETIVA DE GABRIELA MICHETTI MIRANDO HACIA LA TRIBUNA DEL PROGRAMA, SU SENTIDO DE REALIDAD SE DISTORSIONA. EN LUGAR DE VARIOS FUNCIONARIOS Y LEGISLADORES PRO, LA SENADORA FLASHEA UN TEATRO LLENO DE DE BURÓCRATAS PORTEÑOS CON CARETAS DE MACRI QUE LA AMENAZAN CON CANTITOS

Burócratas con caretas de Macri:
-CHOKE! CHOKE! CHOKE!

Michetti:
-Hola, soy Gabriela, la mamá de Lautaro. Quiero construir muchos Metrobus y que Mauricio sea el presidente de todos los argentinos...

Force majeure jueves, 26 de marzo de 2015