Qué jugador distinto lunes, 13 de junio de 2005

No sé exactamente en qué momento me empezó a gustar la NBA.
Yo era bastante chico -tendría unos 11, 12 años- cuando, por algún motivo, comencé a seguir los partidos de los Chicago Bulls. Por aquel entonces el mítico Michael Jordan era la superestrella del equipo y los Bulls venía arrasando con todos. Recuerdo mucho esas gloriosas finales contra Utah Jazz, el cuadro del veterano Karl Malone -que hasta en el apellido era el malo de la película.
Allá por el año 2000, por algún motivo que también desconozco (la verdad que soy medio boludo, no entiendo ni la mitad de las cosas que me pasan), dejé de ver la NBA. Quizás fue porque Jordan se había retirado, Pippen no estaba más entre nosotros, y había una suerte de sequía de estrellas en la liga. De a poco fui dejando de ver los partidos: uno de los últimos que recuerdo tenían como protagonista a una joven promesa llamada Tim Duncan.

Unos años después, comencé a prestarle atención a otra joven promesa de la NBA. Quizás con otros ojos, ya que el novato en cuestión era nada más ni nada menos que un argentino, un tal Emanuel Ginobilli, que había jugado unos años en la Liga Nacional argentina y que venía de ganar la liga italiana, la Copa Italia y la Euroliga con el Kinder Bologna.
En su primer temporada (02-03), jugó unos 20 minutos por partido y anotó en promedio unos nada despreciables 7.6 puntos cada vez. El año pasado la comenzó a romper, promediando casi 13 puntos, y en el 2005 despegó y se consolidó como una de las estrellas indiscutidas de la NBA. Pasó de novato a protagonista: es quizás la principal clave, junto con Tim Duncan (otro que hizo el mismo camino) para que su equipo, los San Antonio Spurs, estén hoy en la final.
En esta serie definitiva contra los Detroit Pistons van 2-0 arriba, con Manu como principal estrella de ambos partidos. Dijo hoy el New York Times:

After Game 1, Ginóbili said, "I am not going to score 26 points every game." He was right. He had 27 last night.

También pueden entrar a NBA.com, el sitio oficial de la liga. En la página principal aparece una foto enorme de Ginobilli, liderando un artículo titulado Magnificent Manu.

Así da gusto volver a mirar basket.

1 comentarios:

Matt dijo...

La verdad que manu la rompe!