"Grecia aprueba el ajuste y alivia a todo el mundo" lunes, 4 de julio de 2011


















You have meddled with the primal forces of nature, Mr. Beale, and I won't have it! Is that clear? You think you've merely stopped a business deal. That is not the case! The Arabs have taken billions of dollars out of this country, and now they must put it back! It is ebb and flow, tidal gravity! It is ecological balance! You are an old man who thinks in terms of nations and peoples. There are no nations. There are no peoples. There are no Russians. There are no Arabs. There are no third worlds. There is no West. There is only one holistic system of systems, one vast and immane, interwoven, interacting, multivariate, multinational dominion of dollars. Petro-dollars, electro-dollars, multi-dollars, reichmarks, rins, rubles, pounds, and shekels. It is the international system of currency which determines the totality of life on this planet. That is the natural order of things today. That is the atomic and subatomic and galactic structure of things today!

Network, Paddy Chayefsky (1976)



Ted: We're both stumbling around together in this unformed world, whose rules and objectives are largely unknown, seemingly indecipherable or even possibly nonexistent, always on the verge of being killed by forces that we don't understand.
Allegra: That sounds like my game, all right.
Ted: That sounds like a game that's not gonna be easy to market.
Allegra: But it's a game everybody's already playing.

eXistenZ, David Cronenberg (1999)



Son tiempos difíciles para los propagandistas del libre mercado. Aún así, son (siguen siendo) tiempos fáciles para el libre mercado. Gran paradoja, cuya persistencia queda confirmada por dos ejemplos recientes.

Lima, Perú. Elecciones presidenciales. El candidato de la izquierda nacionalista, Ollanta Humala, logró una trabajosa victoria: obtuvo más votos que la postulante de la derecha, Keiko Fujimori, a pesar de los voceros del empresariado (que pronosticaban catástrofes si Humala se imponía) y de la prensa mainstream (que armó una campaña sucia en su contra con los mismos argumentos). Los comicios fueron transparentes y concurridos: un verdadero triunfo de la democracia.
Pero las grandes mayorías no tuvieron la última palabra.

Una nota de la BBC publicada horas después de las elecciones destacó la tan importante reacción empresarial: "Los malos augurios de algunos analistas se cumplieron", comienza diciendo la bajada. "Pocas horas después de que se confirmara la victoria de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales celebradas en Perú, la Bolsa de Valores de Lima registró la caída más importante de su historia". ¡Oh no! ¿Qué debemos hacer? "Se va a mantener este tipo de volatilidad hasta que el presidente electo no dé señalas más claras al mercado de su intención en política económica", es la sugerencia de Luis Oganes, jefe de investigación económica de la firma JP Morgan. ¿Qué esperan "los mercados"? Sin medias tintas, que Humala haga "nombramientos de tecnócratas, con tendencia ortodoxa y moderada que generen confianza".

Resumiendo: la mayor parte de los peruanos votó por un candidato de izquierda, para que lleve adelante un plan heterodoxo, mientras que unos tipos de Nueva York a los que nadie votó le reclaman (mejor dicho: lo extorsionan, mediante golpes de mercado) un masivo plan ortodoxo. Lo mismo opina el escritor Mario Vargas Llosa, para quien "una izquierda genuinamente democrática" debe mantener "el sistema de libre empresa": es decir, no ser izquierda. Cito el párrafo porque no tiene desperdicio
El sistema de libre empresa y de mercado vale más que ellos y por eso el nuevo gobierno debe mantenerlo y perfeccionarlo, abriéndolo a nuevos empresarios, que entiendan por fin y para siempre que la libertad económica no es separable de la libertad política y de la libertad social, y que la igualdad de oportunidades es un principio irrenunciable en todo sistema genuinamente democrático. Si el gobierno de Ollanta Humala lo entiende así y procede en consecuencia por fin tendremos, como en Chile, Uruguay y Brasil, una izquierda genuinamente democrática y liberal y el Perú no volverá a correr el riesgo que ha corrido en estos meses, de volver a empantanarse en el atraso y la barbarie de una dictadura.

Atenas, Grecia. Todos los países de la zona euro adhieren al "pacto de estabilidad y de crecimiento", una cláusula monetarista y ortodoxa que marca un límite del déficit público de un máximo del 3% del PBI. Desde su ingreso al euro, Grecia falló al cumplir con ese objetivo -en 2011 su déficit será tres veces mayor- y por eso perdió "credibilidad" frente a sus financiadores, es decir, que los capitalistas creen posible que Grecia no pueda pagar su deuda.

¿Pero por qué está tan endeudado el país? En primer lugar, por los préstamos concedidos décadas atrás a dictadores y coroneles (similar al salto que pegó la deuda externa argentina en la última dictadura); en segundo lugar, recuerda Eric Toussaint, "el recurso al préstamo sirvió desde los años noventa para rellenar el agujero producido en las finanzas públicas por la reducción del impuesto de sociedades y sobre las rentas más altas".

¿A quién le debe todo ese dinero? Principalmente a bancos extranjeros y sociedades financieras del resto de Europa: Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo. ¿Qué pasa cuando un país relativamente débil le debe dinero a un grupo de poderosos países europeos? Pues claro: vienen la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional con un plan de "rescate". Pero si leemos entre líneas más que rescatar al país vienen a rescatar sus fondos. ¿Y cómo los obtendrán? Mediante un bonito préstamo. De allí los "paquetes" que el FMI le ofrece a Grecia a cambio de una serie de medidas de "austeridad": despidos masivos de trabajadores municipales, cierre de empresas públicas, aumento de los impuestos directos (el IVA pasó del 19 al 23%), privatización de aeropuertos, ferrocarriles, distribución de agua y electricidad, reducción y congelamiento de pensiones, aumento de la edad de jubilación, aumento del transporte público... Terapia de shock, recordaba Naomi Klein.

Estos "paquetes" de leyes de ajuste fueron impulsadas por el gobierno socialista (risas) de Grecia. El parlamento aprobó los recortes en el marco de una huelga general, la cuarta del año, y una verdadera pueblada en las principales ciudades con choques con la policía, represión a mansalva y cientos de heridos en las calles.

¿Cómo tituló el diario La Nación al día siguiente? "Grecia aprueba el ajuste y alivia a todo el mundo". Juro que recordaré esa tapa por mucho tiempo. Sobre todo, porque el título muestra a las claras cómo funciona la ideología, incluso en su versión más burda: disfrazando un interés particular (el de banqueros y capitalistas) como el interés general, que ciertamente no lo era.

Así es precisamente como se "vende" -se fabrica el consenso, diría Chomsky- la "necesidad objetiva" de un recorte: naturalizándolo. El capitalismo representa una forma de organizar la producción y las sociedades: hoy hegemónica, por supuesto, pero antes y después hubo y habrá otros. Ésta es la visión histórica que se pierde cuando algo se vende como dado, de una vez y para siempre.

En algún momento debemos haber comprado este buzón de que el capitalismo is here to stay, de alguna manera nuestras coordenadas ideológicas no conciben otra cosa que no sea el avance del mercado y la mundialización capitalista. Somos los Jensen de la película de Sidney Lumet, que creen -realmente creen- que las fuerzas del mercado son las fuerzas de la naturaleza. Si no, no se explica cómo se filtran, incuestionados, conceptos como estos "paquetes", "rescates" o "planes de ayuda".

¿Qué tenemos que oponer a esta visión? Apenas un poco de historicismo, ya que como decía Slavoj Zizek
uno siempre debe de tener en cuenta que entre la "causa" (el gasto social creciente) y el "efecto" (la crisis económica) no hay una relación causal objetiva directa: ésta siempre se halla inserta en una situación de lucha y antagonismo social: El hecho de que si uno no obedece los limites impuestos por el capital "verdaderamente se desencadena" una crisis, no "prueba" en modo alguno que esos límites sean una necesidad objetiva de la vida económica. Mas bien debería verse como una prueba de la posición privilegiada que tiene el capital en la lucha económica y política, como ocurre cuando un compañero mas fuerte te amenaza con que si haces X, vas a ser castigado por Y, y luego, cuando estas haciendo X, efectivamente resulta Y.
La modesta sugerencia es leer entre líneas y cuestionar, cada vez que se pueda, el núcleo de estas proposiciones. Porque, en última instancia, ¿para qué organizamos como humanos un sistema económico? ¿Para garantizar las necesidades y el bienestar de miles de millones de personas? ¿O para cuidar, mantener y velar por la "salud" de "los mercados"?

Vivimos en una época donde ambas visiones comienzan a ser cada vez más contrapuestas. Por eso me pareció más honesta la mirada del diario El Cronista, que sin medias tintas resumió la noticia griega, acaso el mejor ejemplo actual de por qué la democracia y el libre mercado son, en última instancia, incompatibles.

La nota se titulaba: "Arde Grecia pero suben los mercados".

5 comentarios:

fedefer dijo...

La tapa de ayer de La Nacion era "La mitad de la población es pobre O ESTÁ CERCA DE SERLO".

Los muchachos se superan.

Anónimo dijo...

Así que la bolsa de Perú bajo porque ganó un candidato "de izquierda"... Mirá vos che, porque yo leo que la nota al otro día era que la "Bolsa de Valores de Perú repunta"
http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/internacional/20110608/bolsa-de-valores-de-peru-repunta_129015_260496.html

Y, claro, esssto decían los peones de Duhalde en Argentina:
http://po.org.ar/articulo/po1180057/ollanta-humala-%E2%80%98ahora-gobernemos-con-keiko

El título "Grecia aprueba el ajuste y alivia a todo el mundo" es tremendo incluso por las imágenes que ponen al lado, no les choca ni un poquito la gente apaleada, digo, aliviada, por la policía de ese gobierno "de izquierda". La nueva presidenta del FMI llama a la unidad del país para aceptar el ajuste, Boudou la aplaude (claro, pese al chamuyo cotidiano, Argentina votó en el FMI a favor del ajuste, pero esas cosas mejor no hacerlas tapa...).

fedefer: hablar de hogares "medios" "en riesgo" no es algo que inventó La Nación. Ah, te aviso, la nota se basa en un análisis del kirchnerista Artemio López, que, te aviso, tampoco inventó eso.

Fede / Billie dijo...

Estimado anónimo: lo único con lo que coincido es lo último: en efecto, la nota de La Nación se basa en una medición de Equis, la consultora de Artemio López.

La nota que vos mismo citás dice que la bolsa repuntó un 6 por ciento luego de una caída del 12, algo que los mismos "expertos" citados aducen a un simple "rebote técnico". En cuanto a lo demás, las fuentes de tu noticia dicen lo mismo que la que cité: que los inversores y el mercado quieren "tranquilidad". Y mejor ni meter en el medio las columnas del Partido Obrero.

Por otra parte la referencia al gobierno nacional acá la traés vos, asumiendo que yo tengo una postura tomada (a favor). Quizás te sorprendas si lees lo que escribí dos entradas antes que esta. En todo caso, para entender mejor la relación del gobierno con el FMI (compleja, ambigua, con enfrentamientos y negociaciones) podés leer "Es la ekonomía, estúpido" de Maximiliano Montenegro, insospechado de kirchnerismo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Mejor ni lo metamos en el medio, pero si lo pongo es porque la critica pasa por ahí -en última instancia, de seguir algo más allá esa modesta sugerencia, pensar "los mercados" pero también "heterodoxia", "ortodoxia", "izquierda", "democracia", etc. Pensar como se sale de esa suerte de paradoja que nos muestra al "mercado" alegre y con los bolsillos cada vez más grandes.
Pero siempre podemos mejor meter en el medio la opinión de los "expertos en bolsa" y ya que estamos transformar su "rebote técnico" en algo "simple". La nota dice que subió 6,77%, faltan subidas del día siguiente y el posterior; claro que después volvió a bajar algo y luego a subir algo; hoy sigue estando por debajo que hace un mes. ¿Sabés en cuanto está en relación a un año atrás? un 42% por arriba. Como golpe mediático que fue, también se difunde mediáticamente eso de "la caída más importante de su historia", gran titular gran. Como marca diaria tal vez lo sea (y habría que ver si el 'rebote' no lo fue también), pero considerando tal rebote y la tendencia, efectivamente como decís el mercado quiere tranquilidad... y consigue tranquilidad. (Veo cifras de hace 10-15 años, perdiendo 35% en un año, estancados durante un lustro... y luego multiplicados por 16.) Si no, el mercado bien podría pensar en hacer un verdadero huracán (lo que de ninguna manera es el caso) para volver a la brisa ligera, no sería la primera vez. ¿Cuál de esas dos variantes es la ortodoxa y cuán la heterodoxa...? diferentes formas para que la paradoja siga reglando. Y no: ni, digamos, Lula, es de izquierda, ni tampoco lo es Humala, que ahora gustasamente para la BBC ¡oh sí! se reunió con Obama ayer.

Claro que la referencia al gobierno nacional la traje yo. Ninguna asunción sobre vos -de hecho el post de noviembre lo había visto hace tiempo, aunque no lo tenía en mente-, simplemente veo las palabras Grecia y FMI y no puedo dejar de mencionar el hecho que marqué. saludos!

Cheap RS Gold dijo...

All every and just about every wow gold understand, gathering Wow gold its benefits for several hours at a time within farming properly, and even well-liked themes their non-public job to make an effort to collect as well as conserve enough affordable Cheap WOW Gold for you personally possess the method to purchase spells, weapons, resources, or an extra sort for that matter.