Mellon Collie and the Infinite Sadness domingo, 22 de junio de 2008

...mientras que el objeto del deseo es simplemente el objeto deseado, la causa del objeto es el rasgo por el que deseamos al objeto, un detalle o un tic del que generalmente no somos conscientes, y al que incluso a veces malinterpretamos como un obstáculo a pesar del cual deseamos el objeto. Esta distinción echa una nueva luz sobre la tesis de Freud de que el melancólico no es consciente de lo que ha perdido en el objeto perdido. En principio, el melancólico no es el sujeto fijado al objeto perdido, incapaz de realizar el trabajo del duelo; el melancólico es más bien el sujeto que posee el objeto pero que ha perdido su deseo por él, porque la causa que hacía que lo deseara se ha retirado o ha perdido su eficacia. Lejos de intensificar esta situación de deseo frustrado, la melancolía ocurre cuando finalmente accedemos al objeto deseado, pero quedamos decepcionados por él.

En este sentido específico, la melancolía (la decepción que cualquier objeto empírico y positivo produce, incapaz de satisfacer nuestro deseo) es el comienzo de la filosofía. A una persona que ha vivido toda su vida en la misma ciudad y es forzada a mudarse a otro lugar obviamente la entristece la perspectiva de trasladarse a un nuevo ambiente. ¿Pero qué es lo que la pone triste? No es la perspectiva de tener que abandonar el lugar el lugar que por años fue su hogar, sino el temor mucho más sutil de perder sus lazos con ese lugar. Lo que me pone triste es ir dándome cuenta de a poco que, tarde o temprano -más temprano de lo que estoy dispuesto a admitir-, voy a integrarme a una nueva comunidad y a olvidarme del lugar que ahora significa tanto para mí (y a ser olvidado por él). En resumen, lo que me da pena es darme cuenta de que voy a perder el deseo por (lo que actualmente es) mi hogar.

Slavoj Žižek en Cómo leer a Lacan

9 comentarios:

Steve Zissou: dijo...

No voy a decir que Zizek es un genio. No me da el conocimiento sobre su obra como para emitir una opinión pero leí "Lacrimae" y es un gran libro. No suelen gustarme los acercamientos psicológicos al cine pero la prosa y el apasonamiento del esloveno hacen que el libro sea muy ameno y sumamente interesante. Su acercamiento a la femme fatale a partir de "Carretera Perdida" es lo mejor que leí. Y la nota sobre Tarkovski es muy recomendable.

FABIO

PD: cuando habla de ciberespacio no entendí una goma. Je.

Steve Zissou: dijo...

Errata: Donde dice "Lacrimae" debe decir "Lacrimae Rerum".

Fede dijo...

"No suelen gustarme los acercamientos psicológicos al cine"...

Claro, es que justamente no son acercamientos "psicológicos" a partir de la psicología del autor, cosa bastante cuadrada y demodé a esta altura... sino trabajos sobre el mismo texto, sobre los mundos y los tipos de relaciones que proponen las distintas películas.

Igual en este caso la cita estaba deslindada del mundo del cine, y apuntaba directamente a las implicancias de la teoría de Lacan sobre algo tan común y fuerte como la melancolía. A mi entender estas líneas iluminan un campo de entendimiento del fenómeno muy interesante...

Steve Zissou: dijo...

"No suelen gustarme los acercamientos psicológicos al cine"

Cuando decía esto no me refería al trabajo de Zizek sino al hecho de que como Zizek es psicoanalista me acerque al texto con prejuicios pensando que iba a ser un análisis psicoloógico de los personajes. Desconocía la obra de Zizek hasta que leía LR. Es cierto que no lo aclaré y que lo que escribe suena mal. Solo quería aportar un pequeño comentario sonbre el libro de Zizek porque el texto del post era de Zizek. Dije demasiadas veces Zizek.
Saludos

FABIO

Pat- dijo...

Qué groso que tengas un lector que se llame Steve Zissou!
Cuando alquiles la pelicula que tanto quiero que veas ¬¬ lo entenderás.
PD: Me gustó lo que dice Slavoj, me quedo con esto:

"En resumen, lo que me da pena es darme cuenta de que voy a perder el deseo por (lo que actualmente es) mi hogar."

diego dijo...

perder el deseo por lo que hoy es mi hogar... impactante

Lucas dijo...

vos no vas a perder el deseo por lo que es tu hogar...pero si Richard sigue en actitud Aloe Vera (?), se te va a complicar elegir un hogar entre tantas propiedades :P

Tamara dijo...

Creo que la exploración interior es muy importante. Creo que explorar es importante, de alguna forma aprendemos a preguntar.
Alo mejor entendiendonos, podemos entender afuera, se me ocurre.

Anónimo dijo...

Diego, no creo que se haya referido solamente a la casa. El deseo se puede perder por cualquiera de todos los objetos alguna vez significativos para nosotros...