Grupo Clarín / 2 jueves, 7 de septiembre de 2006

La nota de tapa del suplemento Espectáculos del Clarín de hoy es una celebración totalmente acrítica del reality show de Canal 13 "Cuestión de peso".
Definido como un "fenómeno", la nota cuenta el "entusiasmo contagioso" de este programa que, dice el diario, se ha convertido en "mucho más que el reality de los gordos" (así reza el título del artículo).

Quizás el diario Clarín no vea en el canal de su mismo grupo mediático lo que yo sí vi cuando puse el programa diez minutos el otro día: una mujer a la que se la retaba en cámara por no haber adelgazado lo suficiente, mientras la participante se excusaba diciendo que estaba en su período menstrual.
El ciclo -una mezcla entre magazine de salud, telenovela y reality show- hace gala de una bajeza pocas veces vista en la televisión, lo más miserable visto en el aire desde "Recursos Humanos" (famoso show de búsqueda de trabajo que presentó este mismo canal hace unos años).

Convengamos que el programa es, al menos, polémico. ¿Dónde están, entonces, las voces disonantes? ¿Para qué hacer periodismo si siquiera se va a ensayar un mínimo de cuestionamiento?
Algunas notas de los grandes diarios parecen más publicidad paga que otra cosa. (Y si todavía lo dudan, remítanse a la parafernalia periodística con motivo del estreno de "Amas de Casa Desesperadas".)

1 comentarios:

Martín dijo...

igual, ponele q no es algo nuevo, en yanquilandia lo vienen haciendo hace años y con éxito. Entre eso y Amas de Casa y Casados con Hijos y La Niñera no paramos de importar tele