Poder de penetración viernes, 1 de septiembre de 2006

Me encontraba en la casa de Bocha, en un cuarto con él. PRII. Teléfono, pienso. PRII. Espero a que conteste el dueño de casa, pero Bocha me hace señas con la cabeza de que no va a hacerlo. PRII. Atiendo yo. Del otro lado se escucha la voz de Lucho. Sin contestar, le paso el teléfono mi compañero de cuarto. PRII. Sin embargo, hay algo que no cierra. Ya atendí, pero el teléfono sigue sonando. PRII. ¿Qué carajo...? PRII... PRII...

Abro los ojos. Era todo un sueño.
PRII.
Bueno: no todo.
PRII. Miro la hora, son las 5.20 de la mañana. PRII. Todavía no sé de dónde mierda viene ese sonido. Nunca lo habia escuchado antes. PRII. Subo las escaleras, pero el ruido parece provenir de otro lado. PRII. Estoy empezando a cansarme. PRII... PRII...
Abro la puerta de la pieza de mi hermana. Con que eso era.
- Vico, me estás cagando la vida -sentencié, mientras ella apagaba la alarma de su celular.
Acto seguido volví a mi cuarto y dormí un poco más.

5 comentarios:

Juli dijo...

Jajaja, insoportable la alarma jajaja. Lo se, lo se.
Hoy tiré a la mierda mi celular apagando la alarma también, jaja!

Martín dijo...

Cuando vi el título pense que era algo relacionado con JOHN HOLMES.


Necesito ayuda profesional

Nacho dijo...

Ah, tenés hermana? Yo recién me entero. (?)

Fede dijo...

Juli: bien por romper celulares.
Dandy: aflojá con la pornografía.
Nacho: si querés te la presento.

Martín dijo...

Eh, pobre Nacho