Los Mejores Discos de 2007 jueves, 20 de diciembre de 2007

Lo que sigue es la lista de los discos lanzados en 2007 que más me gustaron:



1. In Rainbows
Radiohead
XL, 2007


Ya mucho se ha hablado acerca de la decisión consciente de esta banda de despegarse, disco a disco, de sus anteriores etiquetas. En esta oportunidad, el despegue de Yorke & Cía ocurrió a nivel productivo-comercial, si se quiere; musicalmente, han vuelto a poner los pies en la tierra. ¿Esto significa que tenemos otro The Bends? ¡En absoluto! In Rainbows une lo mejor de los dos mundos. Tomemos el primer tema, por ejemplo. "15 Step" es una canción guiada por una batería electrónica impensable en los primeros discos, pero con una sensibilidad pop y un "sentido de canción" impensable en los últimos. Por otra parte, "Bodysnatchers" es el mejor ejemplo de que es posible hacer un excelente single que no deje de empujar algunos límites estilísticos. In Rainbows es el mejor disco del año porque es adictivo, porque tiene unos arreglos excelentes, porque es su álbum más song-oriented en una década. ¿Algo malo? Quieren hacer una melodía de amor accesible en "House Of Cards", pero es tan instantánea que pierde el placer de las sucesivas escuchas.



2. Bluefinger
Black Francis
Cooking Vinyl, 2007


Y un buen día, el prolífico Frank Black decidió abandonar su nombre de soltero y volver a ponerse el que tenía cuando todavía lideraba los Pixies. ¿Declaración de principios? Por supuesto: Bluefinger resulta ser no sólo su disco más punk desde su partida de los Pixies, sino posiblemente el mejor (aunque podemos compartir esta distinción con Teenager of the Year). Black siempre fue un habil constructor de canciones rock/pop de tres minutos, pero lo que destaca a Bluefinger del resto de su obra solista es la ajustada selección de canciones -no hay rellenos- y algo que nadie hasta ahora señaló y a mí me parece crucial: la inclusión de coros femeninos, a cargo de Violet Clarke. Clarke -actual esposa de Black Francis, para el que le interese- es toda una Kim Deal, y sino escuchen sus cautivantes coritos en "Threshold Apprehension". Ya sea en la deliciosa tonada soul-gospel "Discotheque 36", en el cover punk "You can't break a heart and have it" o en la relajada guitarreada con sabor a americana de "She took all the money", Black se desplaza con frescura como un verdadero genio del género y nos regala un disco brillante, ineludible.



3. Sound of Silver
LCD Soundsystem
Capitol, 2007


Mis recorridos musicales me colocan en un lugar parecido al de un fóbico de la música electrónica. Y es que el género está repleto de ladrones de guante blanco y auriculares sobre los hombros, y la música comercial que de allí proviene resulta, con suerte, un pastiche de pavlovianos efectos de sonido que de "música" tienen bastante poco, si me permiten. Pero he aquí un artista que quizás pueda entrar en el rubro y que me viene sorprendiendo hace un tiempo. LCD Soundsystem es, básicamente, la banda de James Murphy, un treinteañero de New Jersey que a principios de los 90 tuvo un par de proyectos rockers aunque su vida luego se volcó hacia las pistas de baile. Esta doble formación explica los resultados de sus obras con LCD Soundsystem: punk, rock y electrónica. Aquel que haya escuchado el excelente single "Daft Punk is playing at my house" en 2005 puede esperar este y otro tipo de canciones en Sound of Silver, un tremendo álbum de nueve piezas entre las que se cuentan "North American scum" (un punchirocker con mucho sentido del humor) y "Get innocuous!", una melodía que parece ir por los carriles del tema electrónico de manual pero tiene algunas sorpresas en el medio. Aunque el tema que paga el disco es esa melodía cero electrónica, absolutamente neoyorkina, muy Lou Reed, "New York I love you", a mí entender uno de las canciones del año. Mi reconciliación con la música electrónica --si bien una variante de ella.



4. Ga Ga Ga Ga Ga
Spoon
Merge, 2007


Otros que nunca fallan. Del intrigante "Don't Make Me A Target" a la balada "Black like me", todo sale bien en esta obra indie-rock minimalista de Austin, Texas. Como siempre, los discos de Spoon son más "conjuntos de canciones" que full albums, y entre éstas se destacan "You Got Yr. Cherry Bomb" (uno de los temas más lindos del año) y "The Underdog", con más profundidad, simpatía ¡y vientos! Con Juli amamos a esta banda.



5. Icky Thump
White Stripes
XL, 2007


Aunque sigo prefiriendo su brillante trilogía De Stijl (1999) + White Blood Cells (2001) + Elephant (2003), este nuevo trabajo del dúo zeppelineano es el esperado paso adelante luego del disco de transición Get Behind me Satan. Icky Thump sería como el In Rainbows de los White Stripes: un regreso a las raíces pero incorporando todo lo aprendido en el camino. Como el caso del primer single, que le da título al álbum, y el cover "Conquest", que toma un sabor latino irresistible y que podría haber figurado sin más en la segunda parte de Kill Bill. Hay potencia y diversión, lo menos que podemos pedirles a los muchachos de Detroit.



6. Neon Bible
Arcade Fire
Merge, 2007


Nuevo triunfo sónico de la banda canadiense, que en 2004 nos sorprendió gratamente con Funeral. Tengo que escucharlo más, pero el sonido ya me cautiva. ¿Talking Heads? ¿Pixies? Un poco de todo eso. Aunque los de la Rolling Stone rastrearon otra influencia: para ellos, "Keep the Car Running" es "the best Bruce Springsteen song of 2007 not written by Bruce Springsteen". Son lindos, originales, emocionales y saben engancharnos con buenas melodías --incluso si cambian de cantante y de ritmo en una sola canción (como en "Black Wave / Bad Vibrations"). Escuchame, si hasta el Indio Solari dijo que hicieron el mejor disco del año (?).



7. The Black and White Album
The Hives
Interscope, 2007


Cuadrados. Lineales. Poco virtuosos. ¿Acaso importa? Esto es garage rock, señores, y estos cinco suecos son los reyes indiscutidos de estos sonidos. Cada tres años nos regalan una docena de riffs demoledores, un montón de ganchos y alaridos por montones. Los caballitos de batalla de esta edición: "Try It Again", "Square One Here I Come" y "Return the Favour" (tribunero a morir). Incluso, por primera vez, hacen algo parecido a un interludio con "A Stroll Through Hive Manor Corridors", que parece haber sido compuesto y ejecutado en un pianito Casio de veinte dólares.



8. Era Vulgaris
Queens Of The Stone Age
Interscope, 2007


Otro gran álbum de la banda de Josh Homme y su pandilla, que hace mucho ha dejado de ser un grupo de stoner-rock para convertirse -talento y potencia mediante- en un estandarte del rock hecho y derecho modelo siglo XXI. Una vez más, las herencias de Zeppelin y Deep Purple están claras, y se respira ese sonido setenta que había impregnado su anterior trabajo (el superlativo Lullabies to Paralyze). Una vez más, dicen presente las guitarras angulares y descontroladas, así como los atemorizantes falsetos de Hommme. Hay mucho termina nirvanero dando vueltas, como "3's & 7's" y el cierre con "Run, Pig, Run" (la mezcla perfecta entre alguna canción de In Utero y el riff distorsionado del garage pixie "Hang Wire"). Si estaban buscando el mejor disco al palo del año, no busquen más.



9. We Were Dead Before The Ship Even Sank
Modest Mouse
Sony, 2007


Un pequeño hit independiente de los Estados Unidos, después que Good News For People Who Love Bad News haya superado el millón y pico de copias -debido a su hit "Float On", que terminó incluso siendo cantado en American Idol. Para su debut en Sony Music no aflojaron con su ritmo seco, áspero, y encima los ganchos aparecen sorprendentemente ausentes. El disco es sólido y las composiciones son muy buenas -ver la épica "Spitting Venom" o la deliciosa "Missed The Boat", cuyo comienzo nos recuerda incluso a "Un osito de peluche de Taiwan" (?). Uno de esos discos que recompensa las sucesivas escuchas.



10. Raising Sand
Robert Plant & Alison Krauss
Rounder, 2007


La sorpresa del año. Y sí, porque a uno le dicen "una colaboración entre el casi sexagenario vocalista de Led Zeppelin y una cantante country-bluegrass que ganó como cuarenta Grammys", y sospecha. Pero se venía corriendo la bola de que el trabajo estaba muy bueno, asíque le di una oportunidad. ¿Les cuento? Está tremendo. La armonía vocal de esta pareja dispareja es tan sorprendente, y la atmósfera del disco tan relajada, tan de ensueño, que es imposible no entregarse al disco. Olvídense de las etiquetas, si folk-rock, si blues acústico. Es un disco muy lindo y logrado. Ahora espero que "Let your loss be your lesson", "Rich woman" y el cover de "Gone gone gone (Done move on)" -entre otras- sean mi banda de sonido para esas largas tardes de calor camino al trabajo, en donde los bocinazos de Cabildo y Juramento pasan a un segundo plano mientras paso flotando con estas calidas voces en mis oídos.

---

Con este post cierro la fiebre rankingera de las últimas semanas. Fiebre que, como comentaba con Juli y Nacho, en realidad encubre un modesto intento de socializar conocimientos y poder compartir cierto cine y música que, en general, escapa a las infonotas de los grandes medios. Me considero poco más que un neófito en ambos campos, pero me simpatiza la idea de poder servir, en la medida de lo posible, de puente entre algunas de estas obras y un público -si apenas- más amplio.

7 comentarios:

Chino dijo...

Vaya, sí que coincidimos con varios discos. Y sí, "In Rainbows" es un gran disco. Es más: para mí es el mejor disco de Radiohead desde "OK Computer".
El de Arcade Fire es simplemente genial, y el de Hives (creo que te lo dije antes) estaría aun mejor si a "T.H.E.H.I.V.E.S" y "Giddy up" los suecos hubieran dejado para lados b.

Con respecto a esto de los rankings anuales, además de ser divertidos de hacerlos, es verdad: ayudan a socializar, a compartir gustos con otros, cosa que no viene mal.

¿Algo más? Eh... no. Saludos

1+ dijo...

Este comentario era para el post anterior... pero me ganaste de mano y subiste éste. No conocía ninguna de las diez canciones (en música atraso unos quince años) y me gustó tanto "Let your loss be your lesson" que busqué y me bajé el disco completo y es realmente excelente. También me gustaron mucho "New York, I love you" (iba a decir lo de Lou Reed pero ya lo dijiste) y "Return the favour" (digo lo de Ramones, que no dijiste). Muchas gracias por tu puente.

Martín dijo...

Acá, un poco participativo Dandy, banca tus rankings y los ve como eso, un puente, o una puerta hacia cosas que ni en pedo se me hubiese ocurrido bajar... menos ahora q el 89% de lo q escucho es pegadizo, descontrolante y curioso proggresive, trance, y minimal.

Aún así, LCD.. no me llega. Pero ni un poco. Qué le vamos a hacer?

El disco de Radiohead tampoco me llegó mucho, porai un poco porque Hail to... fue una cosa tan descollante que bueno...

Y, o no te gusta Björk o no escuchaste su Volta porque fue sin duda uno de los picos del año.

Banco White Stripes, banco Hives, y planeo ver (escuchar) al Sr. Plant y su socia y Queens of... para antes de fin de año.

E insisto: avanti con los rankings!

Saludetes

Dante dijo...

Banco al dandy con eso de que o no te gusta bjork o no escuchaste volta.

y sobre lo que decís de la música electrónica a propósito de LCD Soundsistem ("un pastiche de pavlovianos efectos de sonido que de 'música' tienen bastante poco"), tendrías que explicitar en qué definición de "música" te estás apoyando para decir que algo es poco musical. De mi experiencia personal con la múscia electrónica aprendí que no hay que tratar de escucharla como se escucha la música "tradicional" (ponele). Algo así como que antes de escuchar música electrónica, olvidá todo lo que habías aprendido en tu vida sobre la música y hacé lo posible por escucharla como si tuvieras los oídos vírgenes. Esa es la manera que me funcionó a mí para empezar a entender su lenguaje. Por el momento, con la música electrónica no tengo ni amor ni odio, pero tratá de hacer la experiencia de estudiarla porque es muy, muy interesante.

(También te recomiendo la experiencia de ir a alguna buena fiesta y volarte la peluca. En general uno se va de ahí diciendo "aahhhh... ahora entiendo todo...")

leggiere dijo...

Muy buenos discos, sobre todo los de Radiohead, Arcade Fire, LCD Soundsystem y Spoon. No me gustaron los de The Hives, por repetitivo, y el de Plant con Alison Krauss, que lo noté tedioso. En buenas cuentas, fue un buen año de discos... ¿cuántos de ellos serán clásicos en unos años?
L.

La niña santa dijo...

"Forget about your house of cards, and i'll do miiine..."
No comparto lo de las sucesivas escuchas. Para mí Thom se quiebra como una hoja seca de Otoño o se desarma como un castillito de naipes contra el viento cada vez que le doy pay a esta canción.

Fede dijo...

Bueno, Niña, quizás sea uno de esos temas que te cautiva a la primera escucha, te cansa a la cuarta, y te vuelve a atrapar en la décima. Dejáme que escuche por décima vez el disco ;)

Chino, 1+, Martín, Dante, Leggiere: gracias por sus comentarios