Hipocresía viernes, 28 de marzo de 2008



Como de era de esperar luego de un discurso tan conciliador y sensato, se levantó el paro. Quizás por algunos días más continúen protestando los trotskistas de derecha, diciendo que hay que ir a todo o nada a tirar a este gobierno y demases. No pasa naranja.

Lo que quiero que quede en claro, a modo de conclusión y más allá del resultado político y económico del tironeo (del cual no debemos dejar de debatir), es una idea que algunos malentendieron en mi post anterior: a mi entender, todos los sectores tienen derecho a reclamar y a hacerse escuchar. Sean los universitarios de la UBA, el MTD Solano, Blumberg o la Sociedad Rural.


Sin embargo, no todos piensan así. Los invito a repasar los hechos y a sacar una pequeña enseñanza: durante quince días, un sector comúnmente asociado con la derecha política utilizó los métodos de la izquierda "dura" para hacerse escuchar.

Ahora bien, el silencio mediático con respecto al "salvajismo" de semejante medida fue categórico. Lo cual sorprende, porque no es así como actúan cuando el "huelguista" es otro. Imagínense si en vez de "aliados a la Sociedad Rural" hubiese habido "enfermeros del Garrahan" o "beneficiarios de planes sociales" cortando las rutas durante quince días. ¿Se imaginan la reacción?

Los quiero ver la próxima vez que critiquen un corte de ruta por "anticonstitucional".

4 comentarios:

Augusto dijo...

Volves a caer en un análisis incorrecto. Si la no hubo silencio mediático, de hecho todos los noticieros están casi las 24hs hablando del corte de ruta, del posible desabastecimiento, etc. Yo no veo el silencio, lo que si hubo es un grado de tolerancia mayor por parte de la mayoría de la sociedad (gente que se comió 24 hs. de mas en un viaje en micro, opino que estaba bien el corte).
No podemos decir que los medios están 100% con el campo, quedo claro que ayer empezaron a correr la bola de que el campo estaba dividido y que en algunos lugares habían levantado el corte, cosas que son mentira y fueron desmentidas por los tipos que estaban en los cortes.
Por último, aunque supongamos que hubo un silencio mediático, no veo la razón por la cual criticarlo, en vez de criticar cuando hacen un escándalo cuando paran los trabajadores mas despojados. Es como quejarte con la seño cuando le puso una nota mas alta a un compañero (con las mismas respuestas) en vez de pedirle que te suba la tuya.

Nacho dijo...

Acá se ha criticado 40000 la demonización de la huelga, augusto. No por eso han dejado de demonizarla, así que cuando NO se demoniza al campo creo que hay bastante para decir. Sobre todo porque el paro del campo es un paro patronal, muy distinto a uno de trabajadores, y que implica desabastecimiento, etc. etc. por cuidar el interés sectorial.

Con respecto a los medios, claro que no se han puesto a favor del campo, no son boludos. Si el gobierno de Cristina hubiera tocado sus intereses o estuviera por caer, sí lo harían, por conveniencia como siempre, porque van atrás del dinero, pero mientras tanto irán viendo. Antes Clarín era mucho más pro K se puede decir. Ahora, mientras por un lado buscan que se los autorice a aumentar su monopolio en comunicaciones en cuanto a TV por cable e internet, fusionando empresas y demás, negociarán líneas editoriales, extorsionarán un poco, buscarán hacer que el gobierno les tema, y además como siempre tendrán otros huevos en otras canastas listos para ser oficialistas del próximo gobierno si es que éste empieza a perder apoyo. Los medios masivos son, antes que nada, empresas, y producen, negocian y especulan de acuerdo a esa lógica.

Augusto dijo...

No concuerdo con tu postura de que han demonizado el paro del campo y otras huelgas si, pero bueno son percepciones. Pero aún siendo así como ya dije: "Por último, aunque supongamos que hubo un silencio mediático, no veo la razón por la cual criticarlo, en vez de criticar cuando hacen un escándalo cuando paran los trabajadores mas despojados. Es como quejarte con la seño cuando le puso una nota mas alta a un compañero (con las mismas respuestas) en vez de pedirle que te suba la tuya."

Fede dijo...

Tu paralelismo hace agua en un punto muy obvio: nunca me voy a quejar con un profesor por darle una nota "muy alta" al otro, ya que el profesor puede poner cuantas notas altas quiera.
La economía, en cambio, es la ciencia de la escasez: la torta es una sola, y mientras más les dan a unos menos les dan a otros. Es un principio bastante básico que me sorprende que hayas pasado por alto.