Frank Black: Arte versus comercio viernes, 21 de noviembre de 2008



Entrevista con Black Francis aka Frank Black, ex líder de los Pixies y autor de una notable carrera solista, publicada hoy en el Suplemento NO de Página/12:

–En varias entrevistas te describís como un posponedor, pero en realidad parecés incansable: siempre estás con un proyecto nuevo... ¿Qué te mueve a trabajar constantemente?
–Bueno, mayormente es porque lo disfruto. Me gusta grabar, hacer discos. Supongo que me considero un posponedor porque no hago demasiada preparación, incluso con la composición. De hecho, hoy en día me preparo incluso menos que antes, porque tengo hijos y ocupan mucho de mi tiempo. (...) Nunca trabajamos las canciones antes de entrar a grabar, las escribimos ahí, de modo espontáneo. No hay plan, no tengo nada en la cabeza, invento las cosas a medida que avanzo.

–Pero en algún momento de tu carrera tenías ciertas cosas planeadas. Por ejemplo, con los Catholics grababas directo a dos canales. Esa era una decisión artística, ¿o no?

–Sí, sí. Seguro, hay decisiones artísticas que tomé, ciertos parámetros. A mí me gusta trabajar dentro de ciertos límites. Creo que no trabajaría demasiado bien si me propusieran hacer un disco en Jamaica con un millón de dólares y todo el tiempo del mundo. Necesito restricciones de tiempo, de canales, de instrumentación, de dinero... Alguna clase de restricción tiene que existir para que suceda, porque si no tengo ninguna, seguro que voy a malgastar el dinero. (...)

[Nota del blogger: Sobre el tema de las reglas y el proceso creativo, recomiendo el documental Las Cinco Obstrucciones, de Lars Von Trier y Jorgen Leth].

- Desde mi perspectiva, la razón de mi existencia como músico es lanzar discos con regularidad y tocar en nightclubs con regularidad. Eso es lo que hago y lo que disfruto. Así que dar vueltas durante tres años para intentar hacer un disco no es lo que me interesa ni la velocidad a la que quiero trabajar.

–¿Para vos es lo mismo tocar en un nightclub que cerrar el festival de Coachella, como hiciste en la reunión de los Pixies?
–En realidad, prefiero tocar en clubes porque me siento en casa. Así era cuando empecé a tocar en vivo y es con lo que me identifico. Estar en situación de festival gigante al aire libre... Está muy bien saber que voy a recibir un cheque importante después del show (risas), pero desde un punto de vista estético no es lo mío. No quiero comunicarme con la gente a través de pronunciamientos simples y gigantescos. “Ey, todos ustedes, ¿cómo se sienten? Uuuuuuooooo-hhhhh.” No quiero comunicarme de ese modo, quiero decir algo sarcástico o sutil, expresarme con la cara que pongo. Y ésas son cosas que pueden hacerse en un club nocturno. Mi propósito nunca fue estar en un estadio gigante, aunque tengo la suerte de poder hacerlo de vez en cuando. Lo que siempre quise es tocar en clubes y publicar discos independientes, no hacer discos para millones y millones de personas. Si ése fuera mi objetivo, mis álbumes saldrían con mucha menos frecuencia y los shows serían diferentes. Cuando empecé a hacer discos, ¿qué era lo que escuchaba? Husker Dü, Iggy Pop, Captain Beefheart... Música independiente, no música comercial mainstream. Es una cuestión de arte versus comercio: la cuestión está en el balance, en cuánto de arte y cuánto de comercio vas a tener en tu carrera. Cuanto más arte tenés, te ponés más esotérico; cuanto más comercio tenés, te ponés más lavado, simple y mainstream.

Entrevista completa

5 comentarios:

Chino dijo...

"Cuanto más arte tenés, te ponés más esotérico; cuanto más comercio tenés, te ponés más lavado, simple y mainstream"... teóricamente, Frankito tiene razón, aunque no se aplica a casos como el de Radiohead, por ejemplo.

Está buena la nota.

(PD: ¡Bluefinger tiene edición local!)

Cinzcéu dijo...

"No tengo nada en la cabeza" suena a tapa de revista Semanario con confesiones de Karina Jelinek.
Sobre la necesidad de límites para la creatividad, coincido, pero Las cinco obstrucciones me resultó un film insoportable.
Saludos.

SirThomas dijo...

Un comentario nada que ver con la nota (que está interesante) ... Fede lleva exactamente el mismo peinado desde, por lo menos, 4º grado, año 1995.

Saludos.

Fede dijo...

De hecho, hace varios años que vengo sosteniendo que mi look capilar es el mismo desde el primer año y medio de vida.

Cuando el pelo es tan lacio, es inútil luchar contra su tendencia hacia la juanmicelización.

SirThomas dijo...

jaja...bien fede.

Saludos.