Radiohead - In Rainbows jueves, 26 de marzo de 2009



In Rainbows
Radiohead
2007

Radiohead no innova.

Quiero decir: si la innovación es lo que dicen que es, Radiohead no innova.

Si hoy en día “innovadora” es esa publicidad que empuja un poquito más los límites de la autocelebración cínica, Radiohead no innova. Si hoy en día Madonna es “innovadora”, Radiohead no innova. Si el diccionario de la RAE define innovación como la “creación o modificación de un producto, y su introducción en el mercado”, y novedad como los “géneros o mercancías adecuados a la moda”, pues bien, insisto: Radiohead no innova.

Radiohead no innova. Radiohead “radiohea” (es un verbo). Que según mi diccionario es la “acción o efecto de escaparle sistemáticamente a las etiquetas clasificatorias”.

Desde The Bends que la banda de Thom Yorke y compañía viene escapándole consistentemente a las fórmulas del éxito comercial. Y es a través de estas ambiciosas apuestas, de estándares rotos y reglas propias, que están creando algunos de los mejores discos de rock de los últimos tiempos.

En esta ocasión, cuarenta segundos le bastan a la banda para despegarse de los experimentos sónicos más abrasivos de Hail to the thief. Thom Yorke se habrá sacado las ganas en su debut solista de 2004, The Eraser, porque lo que aquí aparece es, de nuevo, el sonido de una full band. La entrada de “15 step” guía el paso: de la paranoia esquizoide a las guitarras amables y los climas agradables. Pero con un original sentido de la unidad, algo que se sucederá con el resto del álbum. In Rainbows es su trabajo más orgánico en mucho tiempo.

Ya sea en las baladas (“Nude”, “All I Need”, “Videotape”) como en los tracks más guitarreros y complejos (“Jigsaw falling into place”, “Bodysnatchers”), a la estructura de cada canción se le van sumando las más disímiles capas de sonido, incorporándose a la melodía con una armonía tal que parece que siempre hubiesen estado ahí: la calidad de los arreglos es superlativa.

En cuanto al tono, In Rainbows quizás no sea un disco más optimista, como se dijo por ahí, pero sí –al menos– más romántico. Es decir: las canciones aún hablan sobre estar muerto del cuello para arriba, encerrado en un cuerpo sin poder salir, o siendo comido por los gusanos; el cambio viene dado por algunas letras y climas que no son, claramente, las de OK Computer. “No quiero ser tu amigo, sólo tu amante”, susurra Yorke en “House of cards”, tercer single, y el tono es, sí, más juguetón y relajado. Lo mismo sucede con “Faust Arp”, minimalismo pop que pasa de manera muy dinámica de la pesadumbre del verso a un estribillo soleado.

¿Cómo definimos, entonces, al disco? ¿Podemos hacer el juego de influencias (The Bends = 50% Pixies + 25% U2 + 25% Nirvana)? ¿Darle una unidad temática (OK Computer, “el disco que mejor captó la desesperación, la alienación y la angustia posmoderna”)?

Los viejos esquemas no funcionan. In Rainbows propone algo nuevo, fresco, no atado a ningún tipo de pose musical o estilo fácilmente definible… pero al mismo tiempo sigue siendo 100% Radiohead. Son tiempos de etiquetas rápidas, pero este quinteto de Oxford ya aprendió a correr más rápido que ellas.

Radiohead “radiohea”.

5 comentarios:

Pat- dijo...

Me gustó mucho el término , bah, el nuevo verbo "radiohea".

"Ya sea en las baladas (“Nude”, “All I Need”, “Videotape”)..."

claramente me inclino por las baladas, son mis temas preferidos del disco :P

Saludos!

fedefer dijo...

Buena reseña. Igual no hay meter todas las baladas en la misma bolsa. "Nude" es un terrible embole, lejos la canción más hueca y desabrida que hicieron desde Pablo Honey. "Videotape", por el contrario es de las mejores de su historia. Las otras grosas son "Jigsaw", "Weird Fishes" y "Reckoner". El álbum es ciertamente el más relajado, romántico y coherente que hicieron en mucho tiempo (eso para Radiohead ES optimista, jeje). No sé dónde lo pondría con respecto a los demás. No creo que sea tan intenso como "Kida A" o "Hail To The Thief" (ni hablar de "Ok Computer"); a veces se me hace medio light y se me escapa. Es un disco para escuchar prestando mucha atención. No baja de 9 puntos, eso sí.

Churiquis dijo...

Pude verlos en vivo el año pasado en el verano. Confieso que no era fanatico de Radiohead...antes del concierto me parecian tipos conflictuados con su identidad musical...me sonaban como un U2 tratando de tocar Pink Floyd.

Pero fue justamente en ese concierto fue que entendi la potencia de la banda y las diferencias que existen entre su nuevo disco y sus propuestas anteriores. Fui Radioheadseado.

Asi que te traslado a un escenario donde el espectador (yo) no conoce las letras, el contexto, y musicalmente no identifica muy bien las diferencias. Hasta que de repente, durante el concierto, la tonada cambio...el ritmo cambio, la fuerza del grupo en vivo cambio..Increible.

No sabia que pasaba..y un fanatico que estaba a mi lado me dijo...es su nuevo disco!!. Tocaban "Reckoner".

Asi que tu articulo claramente describe lo que yo percibi al ver a este grupo en vivo.

Me volvi fanatico gracias a su nuevo disco...no a los anteriores.

Sove
http://churiqui.blogspot.com/

Dante dijo...

QUINTETO, de oxford

;)

William Gull dijo...

Joooooder, ¡Enhorabuena!

Me ha encantado tu blog, ya me he he hecho leal seguidor.

Te dejo el mío en el que sólo hablo de música para que le eches un vistazo.

http://ugotthemoneyigotthesoul.blogspot.com.es/

Salud-os!