El centroizquierda, por fin en una pulseada real domingo, 20 de septiembre de 2009



(...) Para la izquierda parece ser un momento de grandes definiciones. No se trata del falso dilema de apoyar o no al gobierno de Cristina Kirchner. Lo que está en cuestión es el perfil de una posición política y su proyección futura. En estos días hemos asistido a una demostración de fuerzas del progresismo. Lejos de quedar atrapado en una lógica de “todo o nada”, los diputados del sector activaron una negociación inteligente y con base de principios. Lograron la modificación de los aspectos más conflictivos del proyecto: la apertura del acceso de las telefónicas al negocio mediático y la composición de la autoridad de aplicación. Tenemos un proyecto con media sanción mejorado seriamente respecto de su redacción original. El Gobierno también hizo la experiencia de cómo la flexibilidad política y el diálogo facilita la construcción de mayorías concretas en temas de particular sensibilidad. El progresismo no puso esta vez el testimonio moral en el lugar de la definición política; no recitó su desgraciadamente frecuente apelación a todo lo que está mal en el país y a todo lo que este gobierno no ha resuelto. Se situó en la materia del debate y produjo un resultado que por su amplitud y contundencia crea favorables condiciones para el debate en el Senado.

Pero la discusión sigue. Y las presiones de los grupos multimediáticos y de las corporaciones empresarias se pondrán al rojo vivo. Están dispuestos a dialogar con un centroizquierda “serio”, “moderno”, “realista”. Con un centroizquierda que haya aprendido definitivamente la existencia de límites insalvables para cualquier proyecto transformador. No importa si el progresismo clama contra la pobreza y la injusticia: eso forma parte del folklore de cualquier “país normal”. El problema es que esté dispuesto a comprometer sus fuerzas en la definición de las pulseadas reales de poder que transcurren. Si así ocurre se termina con los buenos modales. Sobreviene el chantaje, las campañas de descalificación, el silenciamiento. Para tener buen marketing, la izquierda tiene que tener comportamientos “razonables”.

Parece estar naciendo un proyecto serio y maduro en el centroizquierda. Un proyecto sólida e indiscutiblemente democrático. Ajeno a toda idea fundamentalista y maniquea. Y dispuesto a crecer en democracia, a ampliar su base de sustentación con un horizonte de mayorías y de gobierno. Por supuesto que tendrá que recorrer un camino complejo y lleno de obstáculos. Pero ni el atajo de las concesiones políticas a la derecha, ni el ejercicio de la proclamación sectaria de las propias verdades al margen de la lucha política deberían torcer el camino emprendido. (...)

Edgardo Mocca, Página/12, 20-09-2009

11 comentarios:

Augusto dijo...

Muy progresista el proyecto de ley propuesto por Lozano, entre otros. http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=3644-D-2009
Para crear la Asignación Universal en vez de cobrar un impuesto a la transferencia de acciones, en vez de cobrarle a los que mas tienen mejor implementemos el impuesto al hijo.

Fede dijo...

Es incorrecto titular la propuesta "impuesto al hijo" (es la denominación poco feliz del periodista de La Nación Jorge Oviedo).

De hecho la finalidad de la propuesta es poder implementar una asignación universal por hijo. Dice el texto de la ley a la que referís:

“El tratamiento impositivo en la liquidación del impuesto a las ganancias permite deducir del pago de este impuesto hasta $5.000 por hijo para aquellas personas que estén alcanzadas por este impuesto. Es decir las personas que ganan más de $4.015 si son solteros ó más de $5.553 si son casados reciben por hijo una asignación implícita de $146 por mes. Se trata de una percepción que supera el valor general de los menores cubiertos por el sistema de asignaciones familiares. Así, el Estado produce un orden de regresividad en el tratamiento fiscal a la población menor: transfiere más ingresos a los hijos de los hogares más ricos que pagan Ganancias ($146), que a los hijos de los hogares cuyos jefes son asalariados registrados ($135) y que al resto de los menores cuyos padres transitan la precariedad laboral”.

Por otra parte, si leés bien de donde se propone que provenga la financiación de este proyecto este "reintegro que deja de otorgarse" (diferente de un impuesto que se cobra) es sólo una parte.

Las otras son "la reformulación de los distintos subsidios, regimenes de promoción económica y exenciones de los que gozan los capitales más concentrados" y el "avanzar en la reformulación de la captura de la renta petrolera, la eliminación de los reembolsos vigentes en minería" y... atención... "eliminar las exenciones de la renta financiera".

A veces sólo hace falta interiorizarse un poco más en cada propuesta antes de repetir las muletillas de un columnista.

Augusto dijo...

Todo muy lindo el anexo de la ley, pero la ley lo único que propone es la eliminar la exención del impuesto a las ganancias por cada hijo.
Si vos me decís q se lo eliminas al tipo que gana 100.000 pesos por mes, te diría que está bien, que es progresista. Pero el tipo que gana 6000 lucas por mes y tiene 3 hijos, no es multimillonario, y con este proyecto de ley tiene que pagar 1250 mangos por mes.
Me parece algo que no es muy progresista. Por si esto no fuera poco el mismo diputado que propone este proyecto de Ley vota a favor de la estatización de aerolíneas (que en julio pasado perdió casi 10 millones de pesos DIARIOS). Este tipo es progresista?? Esta es la centro izquierda que va a hacer que andemos mejor?.

Augusto dijo...

Perdon hice mal el calculo, no es que tiene que tiene que pagar 1250 mangos por mes, es mas complejo.
Si gana $6000 por mes, es decir $78000 por año, tendría que pagar $27300 ($2275 x mes) de impuesto a las ganancias (35%). Con la exesión que hoy hay a esos $78000 le deducimos $5000 por hijo. Entonces son los $78000 menos los $15000, te quedan $63000 ($1837,50 por mes).
Es decir, con la exesión paga $437,50 pesos menos por mes.

Nacho dijo...

Es decir, con la exesión paga $437,50 pesos menos por mes.

Que ahora pasaría a tener que pagar. Y en cambio pasaría a percibir la asignación universal por hijo, que en caso de ser de 200 pesos, le daría, considerando que tiene tres hijos, 600 pesos en total por mes.

...cuál era el problema? :)

Augusto dijo...

No se de donde sacaste lo de $200 por hijo. Si no me confundo, la Asignación Universal va a ser de $100 por hijo.
Osea que a este tipo mejor dejale la exesión.
Igualmente por mas que sea que termina cobrando $600, a vos te parece muy progresista que para crear una Asignación Universal se recaude de esta manera? Que pasa con la plata que gastamos en Aerolineas? que pasas con la plata que gastamos en el Futbol? que pasa con las transacciones de accines?
No se vos, pero yo no lo veo muy progresista.

Nacho dijo...

No tuve tiempo de leer el proyecto que linkeaste pero si la memoria no me falla los proyectos son de 200 ó 300 pesos. Y por supuesto que me parece progresista porque es un proyecto para combatir el HAMBRE que afecta a millones de chicos hoy desesperadamente, no para que la clase media alta se ponga Directv con todos los packs incluidos. Además, como vemos, la clase media no pierde ingresos, lo que se le va por un lado le entra por el otro.

La quita de la exención a ganancias está hecha para no seguir subsidiando como hizo el kirchnerismo durante sus 6 años exageradamente a la clase media a costa de quedarse luego sin plata para la clase baja.

Tenés que entender que esto surge como una propuesta superadora de las llamadas políticas sociales "focalistas" que ha usado el kirchnerismo de hacer cooperativas de trabajo, dar planes jefas y jefes de hogar, etc. persona a persona (y dependiendo de un puntero político muchas veces, que a veces se queda con un vuelto o exige algo a cambio) en vez de universalmente para todos los pobres. Lo que hace esta política que propone la CTA es llegar a TODOS (o intentarlo al menos), universalizar la asistencia, al no poner condiciones para el cobro más que el presentar un par de certificados de salud (esto sirve para, de paso, asegurar que al pibe se le estén dando todas las vacunas, etc., lo inserta en el sistema de salud pública de paso). Y para que el presupuesto no se termine yendo en ayudar al hijo de De Narváez, cosa de la que se quejan los peronistas que no quieren largar su tipo de políticas y se niegan a decir que esto puede ser algo superador, se hace esto: quitar las exenciones por hijo a ganancias, con lo cual se compensa que el ingreso vaya a poder cobrarlo el hijo de De Narváez también. A la clase media, como vimos, lo que le quita por un lado se lo da por el otro (e inclusive gana unos pesos). Así que en definitiva: rico con hijos, quizás pague un poco más de ganancias como consecuencia; clase media, gana unos pesitos; pobre, llega a fin de mes; indigente, saca a sus hijos del hambre y los integra al sistema de salud/educativo ayudando a que no queden marginados de la sociedad.

Si eso no es progresista, ¿qué lo es?

Augusto dijo...

El proyecto que presentó Lozano, propone una Asignación Universal por hijo de $100.
A mí me parece muy bien la Asignación Universal, sobre todo que sea Universal para eliminar a los punteros políticos.
Lo que no me parece progresista es sacarle a la clase media para darle a la clase baja.
Menos progresista me parece que este mismo diputado que propone esta ley haya votado a favor de la estatización de aerolíneas argentinas.

Nacho dijo...

A mí me parece muy bien la Asignación Universal, sobre todo que sea Universal para eliminar a los punteros políticos.

Sobre todo? No sea taaaan gorila, hombre, no será más importante eliminar el hambre?

El proyecto que presentó Lozano, propone una Asignación Universal por hijo de $100.

No es así. En realidad propone(n) universalizar los 135 pesos que hoy cobran sólo los trabajadores en blanco por hijo, como primer paso. El objetivo es llevarlo a 300 pesos por hijo, lo que alcanzaría para virtualmente eliminar la indigencia.

Es decir, en tu ejemplo del "tipo de clase media con tres hijos que se pierde de los 400 pesos y monedas por mes que se ahorraba con la exención de ganancias por hijo", en realidad el tipo, inclusive con el piso de lo que proponen Lozano/González/Raimundi/etc. en su proyecto, recupera lo que "pierde" vía la asignación universal, que le llegaría x3 ya que tiene tres hijos.

Con la asignación de 200 ó 300 pesos por persona, inclusive ganarían plata esos tipos de clase media o media alta que tanto te preocupan...

----

Aerolíneas o el fútbol son temas tangenciales en relación a esta propuesta. De todas formas, abordémoslos.

Las cifras del fútbol son completamente insignificantes al lado de este proyecto (ponele que el estado pierda 200 palos, en este proyecto se manejan cifras 100 veces mayores).

Con respecto a Aerolíneas, lo que hicieron los bloques de Solidaridad e Igualdad y Proyecto Sur fue lograr que el Estado cambiara en el proyecto de ley la valuación de Aerolíneas a pagarle a Marsans por la estatización al precio que tenía al momento de comprarla (que es ínfimo dado que la empresa estaba al borde de la desaparición) y no, como decía el proyecto original, al precio que tendría luego de sanearla para reprivatizarla. También se prohibió esa reprivatización luego de que se la saneara (típica práctica de los estados que subsidian las fiestas de los empresarios, socializando deudas para luego privatizar de vuelta las ganancias). Ahora, ¿es razonable para el Estado hacerse cargo del déficit operativo de Aerolíneas (y creo que también de parte de su deuda, aunque no me acuerdo) por un buen tiempo (un par de años por lo menos) para salvar su llamada "aerolínea de bandera" de la desaparición, cuidar los destinos turísticos o comerciales que de ella dependían y preservar los 10000 puestos de trabajo que la empresa da? Bueno, es discutible, yo no estoy seguro porque estoy lejos de ser un experto en el negocio aerocomercial y sus externalidades positivas en los territorios que conectan... pero coincido en que puede ser una mala movida. Ahora bien, el efecto concreto que tuvo el voto del sector "progresista" en caso de que haya sido una mala movida fue el de hacerla menos mala, ya que la ley se iba a aprobar igual (y por amplísima mayoría, como finalmente tuvo) sin sus votos, que negociaron a cambio de mejorarle los aspectos que mencioné.

Augusto dijo...

No entiendo que parte de mi comentario te parece gorila. Al final no hay nada q te venga bien. Te digo q estoy de acuerdo con la Asignación Universal y que me parece bien q sea para todos y te parece gorila?
Esta asignación está bien para conseguir una solución rápida y efectiva del problema de la indigencia. Obviamente que no puede perpetuarse en el tiempo esta medida, tiene que haber medidas más profundas y orientadas a solucionar el problema realmente y no a taparlo.
Pero más allá de eso, lo que a mí no me parece muy progresista es que para ayudar a la clase baja le saques a la clase media. Porque a los de clase alta no los afecta en nada. Porque no decir que afecta solo a los que cobran más de X pesos?.
Con respecto al tema del futbol hasta hoy (hace un mes que empezó) fue todo pérdida, todo el futbol lo bancamos nosotros con los impuestos. Me parece bárbaro que el futbol sea gratis, pero creo que el estado argentino no puede gastar ni un peso en futbol mientras hay gente que se muere de hambre. Se que los números no son significantes, pero es hasta inmoral.
Con respecto a lo de Aerolíneas, que ya son números mas interesantes, te pregunto porque en vez de hacer la ley un poco menos peor, no hacemos las cosas bien. Hagan la quiebra de Marsan, y háganla extensiva internacionalmente y ejecutale todos los activos que tienen en el exterior.

Nacho dijo...

Era un chiste porque la queja contra el "clientelismo" es el típico comentario gorila. :P No es que a mí me guste el clientelismo -no me gusta nada- pero me parece que lo más importante de ésta medida no sería eso (aunque sería un efecto positivo) sino el ataque al hambre, que me parece el problema número 1 de Argentina. No te enojes.

Con respecto a lo de sacarle a la clase media, ya vimos que los números demuestran que no se le saca nada: lo que pierde por un lado lo recupera por otro (apróximadamente, claro).

Proyecto Sur propone varias medidas recaudatorias que afectan a los que más tienen (como la de gravar la renta financiera, entre otras), y de ahí pretende sacar los recursos para sacar de la miseria a los que hoy están allí...

Lo de Aerolíneas, como te dije, no sé cuál es la mejor alternativa (o sea: sí, me gustaría que el forro de Marsans se haga cargo de todas las deudas y que el Estado se quede con todos los activos -además de meterlo preso y confiscarle todo lo que haga falta si se demuestra que vació la empresa-, y punto, pero no es fácil conseguir algo así), pero votara lo que votara proyecto sur y el SI, se iba a reestatizar, así que al menos se consiguió algo a cambio del voto... Estoy seguro de que de haber tenido la iniciativa (es decir, ser mayoría o primera minoría en el congreso) la propuesta de base -en caso de existir- no hubiera sido la que mandó el ejecutivo sino una mejor.