Media sanción para la Ley de Servicios Audiovisuales: Eduardo Macaluse jueves, 17 de septiembre de 2009



"Hasta ahora la tesis del actual y del anterior Poder Ejecutivo consistía en que ceder era perder; entonces, no se cedía un palmo, porque se tenían los votos. Ahora, los diputados oficialistas pueden demostrar que si ceden, ganan, lo que puede ser un buen augurio."

***

Lo dice Eduardo Macaluse, del bloque Solidaridad e Igualdad (SI), en su exposición de su voto favorable para el proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales, que ya cuenta con media sanción en el Congreso Nacional. La exposición de Macaluse es notable, asíque me permito compartir con ustedes sus principales pasajes:

“No podemos creer nada de lo que se lee en un periódico. La misma noción de verdad resulta sospechosa cuando está inmersa en ese transmisor de polución.”
Esta frase no es de Hugo Chávez, El Khadafi o Evo Morales... sino del presidente Thomas Jefferson, que curiosamente es reconocido por otra frase que indica el enorme respeto por la independencia de la prensa libre.
Cito esta frase que él le escribe a un amigo y es citada por Giovanni Sartoni en Homo Videns porque expresa la ambivalencia y la pulsión del hombre que está en el poder, la tentación de no ser controlado.
También podría citar frases que un siglo después pronunció William Randolph Hearst, dueño de varios medios en los Estados Unidos. Él había mandado un dibujante a Cuba para tomar imágenes de lo que pensaban que debía ser la guerra, porque en ese momento no había fotógrafos. El dibujante le dice: “Acá no va a haber guerra. Mándeme de vuelta porque estoy harto en Cuba.” Entonces él le contesta, mediante un telegrama: “Usted suminístreme los dibujos, que yo le voy a suministrar la guerra.”
Esa guerra se produjo porque se dio a conocer una noticia falsa. Por accidente había explotado una mina debajo de un buque -el Maine- y los medios que estaban bajo la órbita de Hearst y todos los otros medios reprodujeron en cadena la noticia de que había habido un atentado. O sea que Estados Unidos fue a la guerra por una noticia falsa.
No fue la única vez, porque siglos después se repitió esto con muchas otras guerras, casi con las mismas características, con la diferencia de que han existido avances tecnológicos.
Lo paradójico es que en lo tecnológico se producen avances, pero hay retrocesos en el tratamiento de las noticias. ¿Qué quiero decir con esto? Las disputas entre los hombres de poder y los dueños de los medios de comunicación no son un invento argentino, porque no nacieron ahora. Está en la naturaleza humana, porque el hombre que está en el poder no quiere que le pongan límites. Y nosotros, mediante la legislación, debemos ponerles límites a los hombres que están en el poder político.
Los hombres que son dueños de los medios de comunicación tienen la tentación y la pulsión de convertir ese poder en un poder ilimitado. Nosotros debemos ponerles límites. De eso se trata este proyecto de ley. En esto quiero ser minimalista; no tengo expectativas grandilocuentes, pero estoy absolutamente convencido de que la futura norma será una mejor ley que la que tenemos hoy en vigencia, que vergonzosamente proviene de una dictadura. No sólo nos avergüenza su procedencia, sino también su concepción ideológica y política.
¿Qué es lo que tenemos que hacer nosotros? Evitar que quien está en el poder tenga un poder ilimitado. Debe aceptar ser limitado. También debemos evitar que quienes tienen medios de comunicación pasen a tener un poder ilimitado a través de la concentración.
Eso lo puede hacer y lo debe hacer la dirigencia política, y no la clase política. La clase política es una categoría impuesta por los medios para degradar justamente a aquellos que los deben regular. (Aplausos y manifestaciones en las bancas y las galerías.) ¿Cómo cumplimos nosotros con nuestra tarea? Discutiendo y debatiendo. Este proyecto de ley se viene discutiendo desde hace décadas. Lo vienen impulsando por fuera de las instituciones las organizaciones no gubernamentales con muchas luchas. Es la primera vez que nosotros institucionalmente avanzamos hasta este punto. Me parece que es muy bueno. Rompimos el tabú. Hablar de la ley de radiodifusión hasta hace tiempo estaba permitido como jueguito al costado de la tribuna, pero no se podía entrar a la cancha. Pero hoy entramos a la cancha a discutir estas cosas.
No debemos discutirla en términos de guerra santa, sino en términos de establecer regulaciones sensatas y racionales, teniendo en cuenta parámetros internacionales y legislación comparada, sobre todo de los países desarrollados y de los que muchas veces se ponen como paradigma de la democracia. Esto es lo que mínimamente hace esta norma. Y no me parece mal que lo haga.
¿Cuál es la tentación del oficialismo? Evitar que en la ley aparezcan controles que puedan limitar la pulsión de poder ilimitado de los gobernantes. Sobre esto nosotros, como oposición, tenemos la obligación de avanzar.
¿Cuál es la tentación de la oposición? Buscar el favor de los grandes dueños de los medios de comunicación, que no quieren ser regulados. Esto es lógico y natural. No nos tenemos que enojar con los dueños de los medios porque no quieren ser regulados. Simplemente tenemos que regularlos. Esa es la obligación que tiene el poder político. (Aplausos.)
Por eso esto no tiene que ser una guerra. De aquí debe salir una normativa racional y sensata. En las modificaciones siempre hay un doble estándar por parte del poder económico. Cuando el poder concentrado necesita –porque le conviene- tener cambios, lo que se dice es que hace falta una modernización legislativa para dar por tierra con las leyes vetustas. Y cuando no le conviene porque no quiere, porque se regula o porque se avanza sobre alguno de sus privilegios, se plantea la cuestión de la inseguridad jurídica.
Para algunas cosas el cambio legislativo, aunque lo hagan avasallando como ocurrió en los 90, es una modernización; para otras cosas, es inseguridad jurídica. Nosotros no tenemos que hacernos cargo de ese doble estándar; debemos tener uno solo. Tenemos que normar y regular, y nadie se va a morir por eso.
¿Por qué hay que reglar esta cuestión? Porque las disputas entre el poder político y el poder de los medios muchas veces se puede llevar puesto a un país. Y puede resultar peor cuando acuerdan, porque ni siquiera sabemos sobre qué han coincidido. Esto tiene que estar normado y reglado.
Que haya una autoridad de aplicación donde convivan representantes de distinta naturaleza y extracción rompe con el silencio, con la opacidad y con la oscuridad en la negociación. Esto es absolutamente claro e indiscutible: cómo se controla mejor y cómo se previene contra la opacidad y la oscuridad de las discusiones entre los dueños de los medios y los que ejercen el poder político con más gente.
¿Qué es mejor, tener un interventor que sea el que discuta y decida, o tener siete miembros, que son los que discutirán? Obviamente, los medios hacen su cuenta y dicen “hay siete”. El poder político puede cooptar, y son cinco a dos. También es arbitrario cinco a dos. Si cooptan todo, puede ser siete a cero. Busquemos la legislación comparada. ¿Cuántos representantes tiene la autoridad de aplicación en Francia? Nueve. Tres los pone el presidente de la Nación, tres el presidente del Senado y los tres restantes, el presidente de la Cámara de Diputados. En Estados Unidos hay cinco representantes, todos designados por el presidente de la Nación con acuerdo del Senado. ¿En Brasil cuántos hay? Cinco. A todos los nombra el presidente de la Nación. En Estados Unidos no puede haber más de tres de un mismo partido. Es decir que el Poder Ejecutivo tiene mayoría y dispone de ella. Esto no es ilógico porque el Poder Ejecutivo no sale por sorteo. (Aplausos.) De lo contrario vivimos repitiendo la frase de doña Rosa “¿No escucharon el mensaje de las urnas?”. Pero el mensaje de las urnas se da cada dos años y tiene la misma validez; no se trata de escucharlo sólo cuando a mí me gusta. (Aplausos.)
A fuerza de ser sincero, debo decir que a mí no me gustó el mensaje de las urnas de cuando ganó la presidenta actual. Pero me lo tengo que bancar porque esa es la regla elemental de la democracia. El mensaje de las urnas dice que hay una presidenta hasta 2011. Después habrá otro. Debemos respetar esto y tiene que gobernar.
Ahora bien, creo que se debe trabajar más profundamente sobre las reglas de control. (...) En general los organismos de control son el botín que desde la oposición se plantea para generar un problema el Ejecutivo, que obviamente rechaza. Y después, cuando hay que hacer un trabajo, ni el oficialismo ni la oposición han trabajado con la fuerza suficiente como para que cada funcionario esté obligado a venir a rendir cuentas. Creo que tendríamos que avanzar muchísimo en profundizar todo el sistema de controles cruzados, porque si no, terminaremos sancionando proyectos que no son malos, pero que después no servirán para nada.
Esta iniciativa es perfectible, y hemos propuesto modificaciones. Algunas apuntaban al corazón de la ley, y el oficialismo aceptó modificaciones sustanciales. Con respecto a los medios de comunicación, un día dicen que la presidenta dio marcha atrás e introdujo modificaciones al corazón del proyecto de ley, pero al día siguiente, la noticia es vieja y se afirma que no se modificó nada y que el proyecto no sirve.
Si se dio marcha atrás en cuestiones que atañen al corazón de la ley fue porque alguien las propuso y se aceptaron. Esto fija un hito, porque hasta ahora la tesis del actual y del anterior Poder Ejecutivo consistía en que ceder era perder; entonces, no se cedía un palmo, porque se tenían los votos. Ahora, los diputados oficialistas pueden demostrar que si ceden, ganan, lo que puede ser un buen augurio (Aplausos.)
Se planteaba el tema de las telefónicas y teníamos la preocupación de que se iba a crear un monopolio, con la posibilidad de negocios de gente allegada al Poder Ejecutivo. Ello se volteó y no podemos minimizar el cambio que se dio allí. Lo reconocemos y creo que es un avance en el proyecto de ley. (...) Preferimos el contenido a la forma, pero la forma también es importante. Estoy seguro de que habrá modificaciones que introducirá el Senado, las que terminaremos aprobando por no haber trabajado con más tiempo.
De todas formas, estoy convencido de que es un avance, porque es mejor tener este proyecto, que establece controles cruzados de la democracia, que tener una ley que otorga un poder omnímodo a una sola persona para hacer negociaciones que por definición se hacen en la opacidad y oscuridad. (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

15 comentarios:

Augusto dijo...

"...De aquí debe salir una normativa racional y sensata..." cuac

Fede dijo...

Un nivel de argumentación notable, el suyo.

...cuac.

Augusto dijo...

mmm... puedo hablar de la ilegitimidad de la ley que es sancionada por un congreso que no representa al pueblo.
También puedo hablar de la parte en donde la ley dice cuales canciones se tienen que pasar en una radio, en donde va a pasar a haber un monopolio del estado, en donde el poder ejecutivo va a designar a las personas que van a adjudicar las licencias.
Vos siempre me tildas de facho, de correrlos por derecha, etc... pero uds a los de la izquierda o centro izquierda siempre los usan de preservativo... una lastima

Fede dijo...

"Un congreso que no representa al pueblo"
No hace falta detenerse demasiado en esto. Cuando en octubre de 2007 se celebraron elecciones nacionales en todo el país, quienes acudieron a votar consagraron candidatos cuyo mandato expiraba -en algunos casos- en diciembre de 2009 (otros lo hacen en 2011). Te recomiendo que entres a Argentina.gov.ar y chequees en la página "Cargos a Renovar en 2007", donde aparece explicado con lujo de detalles. Te voy adelantando que en ninguna parte el reglamento establece algo así como que "en los últimos meses de mandato no se podrán votar leyes importantes".

"La ley dice cuáles canciones se tienen que pasar en una radio"
Acá es cuando se empieza a notar que jamás leíste el proyecto de ley que pretendés discutir. Por mi parte, analicé con detenimiento esta ley desde que era un anteproyecto y tengo malas noticias para vos: esa parte en donde supuestamente se afirma "Artículo 89: Hay que pasar tres temas de León Gieco y dos de Shakira por día"... no existe.

Dado que es más fácil patalear y repetir mentiras en lugar de acercarse a la fuente original, te hago el favor. El artículo 56 sostiene que para los servicios de radiodifusión sonora "como mínimo el treinta por ciento (30%) de la música emitida deberá ser de origen nacional..., cualquiera sea el tipo de música de que se trate por cada media jornada de transmisión. La autoridad federal... podrá exhimir de esta obligación a estaciones de radiodifusión sonora dedicadas a colectividades extranjeras o a emisoras temáticas".

Esta legislación es coincidente con la que existe, por ejemplo, en la Dictadura Chavista de... Canadá, en donde la TV Broadcasting Regulations requiere al licenciatario público dedicar no menos del sesenta por ciento de la programación de la última tarde y noche (prime time) a la emisión de programación canadiense y no menos del 50% a los licenciatarios privados. Se trata, además, de cumplir el mandato del artículo 75 inciso 19 de la Constirución Nacional y de los compromisos firmados ante la UNESCO al suscribir la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales.

¡Ah! Algo más. En la actualidad ya existen personas que establecen "cuales canciones se tienen que pasar en una radio". Se llaman compañías discográficas,

Tal como explica un artículo del Suplemento No de 2006, en varias de las grandes radios la lógica es la siguiente: "el propio presidente de las compañías se reúne para arreglar una pauta de difusión. Una vez hecho el acuerdo, la discográfica se vincula con una consultora que audita la cantidad de pasadas que tuvo cada tema en cada radio. Fuentes cercanas al corazón de la industria dicen que las sumas rondan entre los diez y los treinta mil pesos mensuales por paquetes de veinte artistas", y hay más detalles. Así funciona este negocio.

"el poder ejecutivo va a designar a las personas que van a adjudicar las licencias"

La Relatoría de Libertad de Expresión de la OEA, en 2002, estableció que es función de los Estados el administrar y asignar las ondas del espacio radioeléctrico. Y agrega: "para un mejor uso de las ondas de radio y televisión del espectro radioeléctrico, la Unión Internacional de Telecomunicaciones distribuye grupos de frecuencias a los países para que se encarguen de su administración en su territorio, de forma que, entre otras cosas, se eviten las interferencias entre servicios de telecomunicaciones". Esto sucede en todo el planeta, dado que el espacio radioeléctrico es un bien finito.

Lo que es más: en varios de los principales países del mundo, el organismo de control recae exclusivamente sobre el Poder Ejecutivo, con lo cual la propuesta argentina (que incluye una Comisión Bicameral y representantes de Consejos) es incluso más plural que el que hoy existe en EEUU o en Gran Bretaña.

De vuelta, no hay argumentación sino frases hechas dichas por miembros de la oposición de derecha que -al parecer- tampoco leyeron la ley, o la leyeron y aún así insisten con seguir diciendo mentiras.

Augusto dijo...

1ro: Estoy hablando de legitimidad no de legalidad, hay una diferencia importante, cuando estudies cs políticas hablamos.
2do:Esta mal q el estado imponga un % de canciones en español, nacionales, etc. El estado no tiene que meterse. Que lo haga Canadá no significa que este bien. Y aunque este bien en Canadá, tampoco implica que acá en la argentina funcione.
3ro: De vuelta, como sea en otros países no significa que en la Argentina funcione. Decime el fundamento por el cual el Poder Ejecutivo tiene que nombrar a los 7 miembros y no el poder Legislativo.
Pd: Si leí el proyecto de ley.

Desarmandonos dijo...

Fede: excelente tu refutación total y completa al tal Augusto.

Nacho dijo...

Augusto me hace acordar al abogado constitucionalista de Podeti que se queja de unos "canelones conficatorios".

Los mandatos en diputados duran 4 años, punto. No se puede cerrar el congreso por ¡¡¡nueve meses!!! desde las elecciones hasta abril del 2010 cuando empiezan de nuevo las sesiones ordinarias porque a alguien se le ocurre decir que el congreso actual no es legítimo cuando le conviene. Los cargos en argentina no se renuevan al instante según la voluntad popular, si querés eso reclamá cambiar el sistema legislativo-republicano por un consejo nacional de soviets...

¿Dónde estaban los reclamos de legitimidad para con la ley hoy vigente en los últimos 30 años? ¿Dónde está el reclamo de legitimidad de la deuda externa? Te quiero ver protestando por eso cada vez que se nos va el superávit fiscal se transforma en déficit por pagarla, digo, por coherencia... (lo mismo para la oposición...)

Además: ¿quieren cambiar algo con el nuevo congreso? Propónganlo cuando asuma...

Esta mal q el estado imponga un % de canciones en español, nacionales, etc.

¿Por qué? ¿Porque Augusto dice?

El estado no tiene que meterse.

Porque Augusto dice, de nuevo.

Que lo haga Canadá no significa que este bien. Y aunque este bien en Canadá, tampoco implica que acá en la argentina funcione.

¿Y cuándo estaría bien, che? Ya sé: cuando a Augusto le parezca.

3ro: De vuelta, como sea en otros países no significa que en la Argentina funcione. Decime el fundamento por el cual el Poder Ejecutivo tiene que nombrar a los 7 miembros y no el poder Legislativo.

Cómo se nota que leíste la ley, che. (y el post) El ejecutivo NO nombra a los 7 miembros. Nombra 3 (2, más uno de la primera minoría del congreso). Menos del 50%. Hoy en cambio nombra el 100%. ¿No te parece que aunque sea es mejor?

Augusto dijo...

Nacho, me parece q estas entendiendo mi punto, no estoy diciendo que no sea legal. La ley es legal, obviamente los mandatos duran 4 años. Eso no lo discuto, yo digo que no es legítima, porque el congreso no es legitimo, no por casualidad las elecciones están previstas en octubre y no en mayo. De haber adelantado las elecciones tendrían que haber adelantado el recambio. Esto puede gustarte o no, pero el tema de la legitimidad es algo que se estudia en Cs Políticas (materia que tuve varias veces en la facultad). Si queres conocer más del tema avísame y te paso algunos autores que la tienen más clara que yo.
Otra cosa, yo nunca dije que la ley hoy vigente sea legitima, eso es otro tema. Obviamente que tampoco es legítima pero si cada vez q emito una opinión tengo que contarte todo lo que es ilegitimo e ilegal en este país van a ser un poco extensos.
El tema de que según mi punto de vista este mal que el Estado imponga un % de canciones en español o nacionales es totalmente una opinión personal. Podes estar de acuerdo o no, ese es tu problema.
El tema de Canadá es muy sencillo, que una determinada norma funciones en un país no significa que tiene que funcionar bien en otro. Porque las costumbres, la población y hasta los gobernantes son diferentes. Obviamente que hay que mirar el resto del mundo pero no significa que acá funcione.
Por último te pido un favor antes de decir que yo no leí el proyecto de ley léelo vos y si la leíste avísame xq no vale la pena discutir con una persona que no sabe leer. EL PROYECTO DICE QUE LOS MIEMBROS DE LA AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL SON DESIGNADOS POR EL PODER EJECUTIVO.

Nacho dijo...

Hay que leerla entera la ley, Augusto. El ejecutivo sólo puede nombrar a quien quiera en 3 puestos. En los otros 4 depende de lo que propongan el consejo federal y las minorías parlamentarias.

ARTÍCULO 132.- Designación. Mandato. Remoción. El Directorio será conformado por:
- UN (1) Presidente designado por el PODER EJECUTIVO NACIONAL,
- UN (1) Director designado por el PODER EJECUTIVO NACIONAL,
- TRES (3) directores a propuesta de la COMISIÓN BICAMERAL DE PROMOCIÓN Y SEGUIMIENTO DE LA COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL, y que serán seleccionados por ésta a propuesta de los bloques parlamentarios de los partidos políticos correspondiendo UNO (1) a la primera minoría, UNO (1) a la segunda minoría y UNO (1) a la tercer minoría parlamentaria.
, DOS (2) a propuesta del CONSEJO FEDERAL DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL, debiendo uno de ellos ser un académico representante de las facultades o carreras de ciencias de la información, ciencias de la comunicación o periodismo de universidades nacionales
El Presidente del Directorio es el representante legal de RADIO Y TELEVISIÓN ARGENTINA SOCIEDAD DEL ESTADO , estando a su cargo presidir y convocar las reuniones del Directorio, según el reglamento.
Durarán en sus cargos CUATRO (4) años y podrán ser reelegidos por un período.
La conformación del Directorio se efectuará dentro de los DOS (2) años anteriores a la finalización del mandato del Titular del PODER EJECUTIVO NACIONAL, debiendo existir DOS (2) a los de diferencia entre el inicio mandato de los Directores y del PODER EJECUTIVO NACIONAL.
La remoción será realizada conforme las cláusulas estatutarias.

Nacho dijo...

Tu argumentación de por qué no se puede legislar una cuota mínima de productos nacionales entonces es la que yo decía: "porque Augusto dice". Argentina sin embargo se sumará (si la ley sale9 a una larga lista de países que tienen tales regulaciones para favorecer la producción nacional. (estás en contra de que se cobren impuestos en las aduanas también?)

Aparte, es gracioso lo que decís. "Pasa que la idiosincracia Argentina es diferente y eso va a hacer que lo que en Canadá funciona bien acá funcione mal." ¿Exactamente cómo se puede hacer para que funcione mal una cuota horaria producto de la idiosincracia de un país? Por favor explicame detenidamente cómo el hecho de que hablemos otro idioma o tengamos otros hábitos culinarios o crucemos más veces con el semáforo en rojo (???) puede influir en transformar la cuota de música local en algo desastroso (???) -cuál sería el desastre que generaría?? censura, guerras, muerte, caos? cómo la falta de una cuota nacional nos prevendría de ese desastre?-

Espero ansioso tu respuesta...

Por otra parte, sé lo que son las ciencias políticas (?), y me gusta el tema. Te cuento que muchos politólogos no coinciden con vos en que el congreso actual deba sentirse moralmente impedido (?) de sancionar leyes.

Vos pedís que el congreso se renueve antes de tiempo, pese a que se los votó por cuatro años, no 3 y unos meses.

Y sé que "legítimo" no significa lo mismo que "legal", pero es curioso cómo algunos medios (cuyo discurso se parece bastante al tuyo) se acuerdan sólo de lo legítimo cuando les conviene... (¿dónde estaban cuando el congreso votado durante el mandato del ya renunciado Alfonsín votaba las leyes Dromi?)

En todo caso, suponiendo que tengas razón, me parece que es cáramente más legítimo este congreso que la junta militar. Si luego quieren cambiar la ley con el congreso siguiente, están en todo su derecho.

Anónimo dijo...

Legitimidad no es lo mismo que legalidad, está claro. Pero, ¿en qué se funda la legitimidad? De acuerdo a Weber (un autor que Augusto debe haber leído)puede originarse de la tradición, en el carisma o en la ley. Ésta última es el tipo de legitimidad más común en las sociedades modernas como lo es la Argentina. Entonces, si la constituión explícitamente marca que los legisladores deben cumplir con un determinado tiempo de mandato, ¿por qué una ley sancionada consensuadamente por los representantes elegidos por el pueblo es ilegítima? o mejor, ¿por qué es ilegítimo el congreso que la debate? "Porque no representa al pueblo" no me parece una justificación válida, por el contrario, me resulta arbitraria: en tal sentido, ¿por qué fueron elegidos en un primer momento? ¿alguien iba amenazando con un arma a todo el electorado argentino? Como estudiante de ciencia política me interesaría saber cuáles son los autores que sugieren que la legitimidad se funda en los resultados de las últimas elecciones.

Augusto dijo...

ARTÍCULO 14.-
La conducción y administración de la AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE
COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL será ejercida por un Directorio integrado por
CINCO (5) miembros designados por el PODER EJECUTIVO NACIONAL.
No se, la ley la baje de www.comfer.gov.ar, capaz q esta desactualizada.
El tema de que ponga un determinado % de música nacional, en español, etc. es absolutamente opinable. Yo en vez de imponerlo mediante una ley lo fomentaría con otras políticas como dar subsidios, créditos, etc. Pero bueno, es opinable.
El tema de Canadá es muy extenso para explicártelo mediante un comentario, pero lo que yo digo es que si una norma se aplica en un país y funciona, no necesariamente va a poder aplicarse en cualquier país del mundo y va a funcionar igual.
Con respecto a la legitimidad, ya lo discutí con fede, yo no estoy defendiendo a los medios, porque no se halla dicho que otras leyes (como la dromi) son ilegitimas no implica que esta lo sea.
Puede ser que yo me confunda, por eso necesito que alguien me explique que es la legitimidad, porque "anónimo" me dice que Weber dice que se origina en la Ley, entonces si cumple con la ley es legitimo? no termino de entenderlo. Yo ya explique porque para mi es ilegitima, ahora explíquenme porque es legitima los que piensan q la es. Lo único que me dijeron hasta ahora es que la ley dice que todavía tienen mandato.
Indudablemente estoy de acuerdo con vos nacho que esta ley es muchiiiisiimo menos ilegitima que la de la dictadura, pero que sea menos ilegitima tampoco significa que sea legitima.
Por ultimo quiero decirte que no es que yo este a favor del Grupo Clarín. Por supuesto que no es admisible que un grupo económico maneje tanta opinión publica como manejan. Pero este problema no se tiene que solucionar con la ley de medios, esto se soluciona con una Ley antimonopolios que debería impedir tanta concentración tanto de medios audiovisuales como tantos otros monopolios. El problema que eso no conviene porque ahí se tocan demasiados intereses.

Fede dijo...

Por supuesto que no es admisible que un grupo económico maneje tanta opinión publica como manejan. Pero este problema no se tiene que solucionar con la ley de medios, esto se soluciona con una Ley antimonopolios que debería impedir tanta concentración tanto de medios audiovisuales como tantos otros monopolios.

Lo increíble es que aún no te haya quedado suficientemente claro que aquello que el propio Grupo afectado llama "Ley de Medios" es, entre otras cosas, esta famosa Ley Antimonopolios que vos estás pidiendo. El tope a la multiplicidad de licencias es, en efecto, una medida desconcentradora. Te recuerdo que todo grupo que luego de la aprobación de la ley exceda el número permitido de licencias tendrá que desprenderse de las sobrantes. Y esto vale para Clarín, para Telefónica, para el Grupo Uno o quien sea.

PD: La versión disponible en la página del COMFER es el anteproyecto de ley presentado en marzo de 2009 pero mejorado luego del debate en diputados esta semana.

Augusto dijo...

Sip, pero solo de los medios audiovisuales. Yo te digo una Ley Antimonopolios general, va desde la cerveza hasta las telefonicas.

fedefer dijo...

Coincido con Augusto con lo de la cuota de música nacional. No es lo mismo Canadá que en la Argentina. Allá significa escuchar a Leonard Cohen, Neil Young y Joni Mitchell, en cambio acá en el mejor de los casos por ahí te pasan a la Bersuit. Propongo revisar la ley K para imponer un 30% de música canadiense. O sea, si vamos a andar copiando leyes de Canadá, ¡copiemoslas posta!