Si creyeras otra cosa, no estarías ahí sábado, 6 de febrero de 2010

Mi buen amigo Nacho compartió conmigo este video: una histórica entrevista, altamente recomendable, a propósito de lo que comentábamos el otro día sobre el control social en los medios de comunicación.
El periodista de la BBC intenta afirmar que la prensa en Occidente es increíblemente democrática y que en los medios ingleses y norteamericanos hay opiniones anti-establishment para todos los gustos. Se come una goleada.



Andrew Marr: How can you know that I'm self-censoring? How can you know that journalists are--

Noam Chomsky: I don't say you're self-censoring - I'm sure you believe everything you're saying. What I'm saying is, if you believed something different, you wouldn't be sitting where you're sitting.

3 comentarios:

Cinzcéu dijo...

No ví ni oí la entrevista (límites del soporte) pero esa respuesta de Chomsky basta y sobra para comentar. Creo que define bastante bien el lugar de tanto periodista (no de todos) que no es un artero operador sino un simple creyente, y pienso en Marcelo Bonelli, que es tan pelotudo que de verdad cree que "la gente" significa algo y repite el término una 15 veces por envío de A dos voces. Si ese enorme nabo y mal periodista no creyera tanto en lo que suena y resuena, atendería un kiosco mal surtido y deficitario en el segundo cordón del conurbano.
Bonelli de lado, la sentencia de Chomsky da cuenta de mucho más: es una norma del funcionamiento sociopolítico de toda comunidad. Creer o no creer, ésa es la gran cuestión.
Saludos.

Nacho dijo...

Para Cinzcéu y cualquiera con limitaciones de soporte, la transcripción de la entrevista está disponible (en inglés) acá: http://www.aithne.net/index.php?e=news&id=4&lang=0

darktide-baires dijo...

Es que otro ejemplo de lo que dice Chomsky es el tema de la inseguridad: no creo que sea peor que en otros lugares de sudamérica, pero muchos creen, ayudados por medios como C5N/Radio 10 y La Nación, que hay que poner mano dura y todas esas soluciones fachas.

Ni hablar que los forros de Clarín, con tal de pegarle al gobierno nacional, también se prendieron en esa.