Oscar the bush (como el de Cocomiel) domingo, 5 de marzo de 2006

Nunca me gustó mucho Hollywood. Me desagrada el star system, me aburre la predictabilidad del sistema de géneros, y desprecio la concentración económica de los sistemas de integración vertical de los grandes estudios.
De tanto en tanto, para colmo, el cine hollywoodense se plaga de películas de productor fuertemente pro-yankis, que enaltecen sin tapujos las "bondades" de la gran nación norteamericana y justifica sus intervenciones militares. (Podría mencionarle millones de ellas, pero me parece que en La Caída del Halcón Negro tenemos un ejemplo muy claro.)

Todos los años, desde 1928, Hollywood se autocelebra con sus propios premios "a lo mejor de". Y por lo general, los Oscar no los ganan los mejores. (Algunos de los que no han pasado por allí son películas tan grandes como "Ciudadano Kane", "2001: odisea del espacio", "Blade Runner" y nombres como Alfred Hitchcock, Orson Welles y Stanley Kubrick.)

Sin embargo, por algún motivo que alguien que sepa más me podrá comentar, este año las cosas pintan distintas.
La más que probable ganadora en la ceremonia de esta noche es Secreto en la Montaña (Brokeback Mountain), una historia de amor homosexual. Otras nominadas son Vidas Cruzadas (Crash), que aborda el tema del racismo; Capote, sobre el hombre que escribió quizás el libro de non-fiction más importante de la década; Buenas noches, y buena suerte (Good Night and Good Luck), sobre la relación entre los medios y el poder político; Munich, fuerte alegato político de Spielberg enmarcada en un potente thriller.
Tres de estas cinco películas también estuvieron nominadas a mejor film en los Independent Spirit Awards, celebrados ayer.
(Otro dato: nominadas para mejor film animado están un film de Tim Burton, otro de Hayao Miyazaki, y Wallace & Grommit. Nada de Madagascar.)

Algo interesante que discutía el otro día con amigos era la figura de George Clooney. Un tipo que viene de la televisión de filmar una serie como ER, y cuyas primeras películas en el cine incluyeron las pochocleras Ocean's Eleven y Ocean's Twelve. Pero claro, pensaba yo, que tipo astuto. El amigo cobra decenas de millones por apariciones esporádicas en películas pasatistas... y después lo invierte en filmes tan comprometidos como Buenas noches y buena suerte o Syriana.
Exactamente esto confirmaba el otro día, al encontrar una entrevista del Daily Telegraph con el propio George Clooney.

Se enoja cuando la gente lo llama "valiente" por hacer las películas que hace. "Me aterra no hacerlas. Me aterra la idea de encontrar un lugar seguro, mediocre, en donde hacer películas y juntar guita. No voy a hacer plata con ninguna de estas dos (Syriana y Buenas noches...) y estoy orgulloso de eso, por que -¿sabés qué?- hice plata con la saga de Ocean's, y la ahorré. Voy a filmar un comercial en Italia y hacer algo más. Entonces voy a estar bien."

Hoy, no sólo Clooney sino los propios Oscar están siendo calificados por la retrógrada derecha norteamericana como "basura liberal anti-americana".
Un motivo más para que me empiecen a caer mejor que antes.

2 comentarios:

Juli dijo...

Los de la Academia dejaron boquiabiertos a todos: ganó "Vidas Cruzadas" Está buena, pero no vi el resto así que no puedo hablar. Solo vi Munich, pero me faltó la de Clooney, Capote y la de los Vaquiritos...

Cuando las termine de ver todas te cuento, jajaja.

Xel-Ha dijo...

Mucho canadian dando vueltas por los oscars... por eso mejoraron...

Link

jejejeje... ;)