Donde dije digo... jueves, 2 de marzo de 2006

Lo malentendido, si breve, dos veces malentendido.
En mi post anterior intenté comparar las actitudes rockeras de unas bandas y de otras.

Nunca dije que los Stones no hayan sido rebeldes, por ejemplo. Me comenta Beto:

Lo de los Stones me parece que tiene que ser analizado desde otra perpectiva, no teniendo en cuenta los viejitos que vinieron a tocar acá, sino los Stones cuando tenían la edad de los Clash, no sé si me explico.

Por supuesto que lo estoy tomando en cuenta. Es más: mi principal aborrecimiento viene por el hecho que los Stones han sido una de las bandas más rebeldes de la década del 60, pero que cuarenta años después lo transformaron todo en un show multimillonario autocelebratorio. (Que puede estar bien para ellos, que puede estar bien para muchos de sus seguidores. Y que para mí está "bien", pero no es como para andar llamándolos rockeros -ya que su actitud siglo XXI es de todo menos eso.)

Pero lo que no comparto seguro, es lo de U2 y lo de Bono. (...) Lo hará bien o mal, pero lo que hace Bono es sincero, no nace de culpas rockeras. Y de hecho lo hace desde que a U2 lo iban a ver los compañeritos del colegio. Eso se llama coherencia.

Muy bien, Beto. Acá tenés un punto. Más agua para tu molino: los Stones han sido absorbidos lentamente -sin ofrecer resistencia- por el establishment. Los U2, no. (Una metáfora que lo ilustra: el caretaje y la reducción de público "del palo" fue evidente en el show de los Stones, con respeto a los recitales de años anteriores; pero en U2, los que fueron ayer son los mismos que estuvieron en el Pop Mart Tour). Por eso la sutil diferencia entre Stones y U2: los U2 siempre fueron parte de cierto establishment -porque existe una elite "políticamente correcta"-, más teniendo en cuenta la década en la que surgieron.
(Sería tonto asombrarse porque U2 forme parte de la caridad vertical humillante y distante del Live8... ya que es lo que U2 viene haciendo hace veinte años, desde el 85, desde el Live Aid.)

Vos lo expresaste muy claro en una opinión sobre Los Violadores:

...mientras Charly y compañía escribían "Alicia en el país" como crítica a los milicos, utilizando una serie de metáforas para confeccionar la letra, o cuando Spinetta entonaba "Cuando la bikini te quede fea, nena / cuando el bronceado se esfume de tu piel / nadie estará buscándote / nadie querrá saber ni tu nombre"... en ese momento Los Violadores cantaban clarito: "Represión a la vuelta de tu casa / Represión en el quiosco de la esquina / Represión en la la panadería /Represión 24 horas al día".

Bono es Charly: el rock-pop de los '80 post-horror, políticamente correcto. Los Violadores son los Clash: el punk combativo, clandestino, comprometido.
Bono es el que canta "Madres de los desaparecidos" a mediados de los ochenta, con Alfonsín, cuando ya todos teníamos ganas de cantar y quedaba bien hacerlo. Los Clash son los que sacan un disco llamado Sandinista en plena revolución nicaraguense, los que lanzan "White Riot" antes que Thatcher destrozara el campo popular inglés.

¿Que los U2 son "comprometidos"? En el Primer Mundo, hay dos tipos de bandas "comprometidas"...
- Las más rockeras en actitud confrontan al establishment empezando por casa: se unen al campo popular y apoyan sus luchas. Rage Against the Machine quizás sea el ejemplo más claro de los últimos tiempos.
- Las menos rockeras en actitud -y no casualmente las más alabadas por el status quo-, las que tiran consignas difusas y livianas, las que llaman a la unidad y quedan bien con todos. U2 es el ejemplo paradigmático.

Zack de la Rocha arma un concierto ilegal en pleno Wall Street, mientras que Bono tiene entrevistas sonrientes con Bush.

"La caridad, vertical, humilla. La solidaridad, horizontal, ayuda" -escribe Galeano. Y me imagino que solidaridad es Attaque 77 haciendo "Setentistas". Y que caridad es Michael Jackson y otros con "We are the world".

9 comentarios:

fedefer dijo...

Lo que importa de todo esto no es si los Stones se vendieron o no se vendieron al establishment. Lo que importa es si la banda es buena o mala. Los Rolling Stones, está claro, son por obra e historia una de las mejores que jamás existió, y ciertamente están muy por encima de The Clash en muchos sentidos. Y esto aún cuando su revolución fue más una cuestión de actitud e imagen que de tintes políticos: analizá la letra de "Street Fightin' Man" y creo que está claro que esos tipos jóvenes y rebeldes no estaban muy copados con salir a pelear a las calles.
Le prestás demasiada atención a si un grupo de rock está ideologizado políticamente o no y perdés de vista otro tipo de cosas que también están ahí y valen: como que también se puede ser transgresor saliendo vestido de angrógino (Bowie), haciendo música avant-garde (VU) o simplemente cantando de frente sobre las frustraciones de una época (Rolling Stones).
Si después un grupo elige enfrentarse en serio a los poderes políticos o prefiere hacerse rico, es un detalle entre muchos otros, que no tiene tanta importancia como para afirmar que The Clash es rock y los Rolling Stones no. Lo que hacés es simplemente agarrar el versito de ALGUNOS grupos punk y hacerlo prescriptivo para la escencia del rock, lo cual es falacia.
El día que escuche a The Clash hacer un tema con la mitad de importancia, calidad y potencia que "Gimmie Shelter" o "Jumping Jack Flash", quizás te entienda más. Pero así como están las cosas me parece que lo tuyo es más una forma de reivindicar tus gustos punk y evitar admitir la grandeza de otras bandas escudándote en argumentos incompletos.

Fede dijo...

Me parece un buen punto de vista, pero no creo que invalide el mío -porque, a su vez, es sólo eso: un punto de vista.

El otro día Juli me dijo algo parecido a lo que vos planteás, y entonces pensé en que quizás sea así como dicen: quizás tiendo a pedirle a los artistas de rock actitudes punk.

Ahora... ¿no es la rebeldía, la trasgresión, el antiautoritarismo, el no sometimiento a los grandes poderes, la escencia misma del rock (no sólo del punk)?

(En ese sentido, me parece que no sólo la "combatividad" de una banda y sus letras comprometidas pueden hacer de un grupo una gran banda rockera.) Por eso no dejo de admitir la grandeza de bandas como los Rolling Stones, pero enmarcadas dentro de un contexto histórico determinado.
¿O acaso los Stones de "Sticky Fingers" son los mismos que en 1995 se sacaban fotos con Carlos Menem?

Y ojo que este es otro tema muy polémico: cómo uno, a las estrellas de rock, les pide eterna rebeldía, eterna oposición. Como uno, mientras va pasando del colegio a la facu al laburo, a una casa, hijos y un jardín... le sigue pidiendo, a los mismos artistas, una coherencia que ni uno tiene.
Pero eso también, me parece, es la esencia del fanático de rock.

Chino dijo...

A ver, voy a andar metiendo manos en el asunto (ya que estoy al pedo). Para mí, hay dos clases de rockeros que se "enfrentan" (por así decirlo) al poder: los reaccionarios y los diplomáticos. En la primera clase se pueden enfrascar a las bandas "punk" (The Clash, Sex Pistols, A77aque, etc.) o alguna que otra pesada(Rage). En la segunda clase están aquellos que no siempre prefieren a la música como medio de descontento, sino que ayudan en otros aspectos (Bono), en charlar con presidentes, presentarse en distintos foros, etc.
Esto presenta la dualidad del rock: la de los reaccionarios, los directos y los diplomáticos, los que prefieren la palabra antes que los puños.
Pero en realidad, lo que verdaderamente importa, es que hagan buena música. Si ayudan a que el mundo sea un lugar mejor o no, eso es otra cosa.

Anónimo dijo...

Fede: Los argumentos que utilizás tienen mucho de correcto. Pero hay conceptos equivocados que quizás tengan su raíz en no conocer del todo la carrera de U2. Bono escribe "Mothers of the disappeared" en ese momento (1987), sí. Pero lo escribe. Ese es el punto. La banda saca su primer disco en 1980. Y siete años, después, en pleno estrellato, CUANDO TODO EL MUNDO ESTÁ ATENTO A CADA PEDO QUE SE TIREN, Bono escribe ese tema. Es en ese momento, en plena era Reagan, que Bono llama la atención al mundo sobre este tema. Es en plena época del pop plastificado y pasatista que promueve yanquilandia, que Bono habla de esto. Como en 1983, cuando consiguen el estrellato en Gran Bretaña, Bono escribió "Sunday Bloody Sunday". Cuando podían hacer temas conformistas y disfrutar de su estrellato rockero, los tipos escriben esos temas. Es lo mismo que hace Clooney y que vos admirás.
Bono, a la edad en que la mayoría de las estrellas de rock la pasan bomba, pudiéndo quedarse en su casa con su mujer y sus hijas trata de conseguir que condonen la deuda, le recuerda a los europeos y yanquis que hay gente que muere de hambre, trata de aprovechar su celebridad para conseguir cosas que de otras maneras quizás no se conseguirían. Y de hecho, termina haciendo -en lo fáctico- muchas más cosas que las que una sábana entera de intelectuales políticamente correctos no hacen, mientras ocupan su tiempo en debatir cuál es la manera perfecta de salvar al mundo y de paso critican a quienes hacen algo -bien o mal, pero algo- concreto para ayudar. A eso lo llamo gataflorismo.
Y te pregunto: ¿qué lograron los Clash o Rage? En hechos concretos, ¿qué lograron salvo mantener una imagen de pureza? NADA. Prefiero que Bono le caretee a Bush (¿o te pensás que Bush le cae simpático?) si de esa manera consigue algo, a que lo putee, quede 10 puntos delante de todo el mundo, pero no consiga absolutamente nada. La confrontación, el choque, no es siempre la mejor manera de lograr lo que se busca.Un abrazo. beto9

Fede dijo...

Beto, te estás olvidando dos cosas:
1) La confrontación genera espacios de resistencia que exceden a la propia banda. Una juventud politizada incentivada (o acompañada) por bandas igualmente politizadas puede hacer mucho más de lo que te imaginás. No hace falta tener a Joe Strummer en las barricadas... (Y además: proclamarse marxistas como los Gang of Four no los hace quedar "bien frente a todos" precisamente... como sostenés vos)
2) Los que sí quedan bien son los U2. Nunca atacaron a nadie. No conciben a la sociedad como conflicto. ¿La megacaridad de Bono ayuda? ¿El Live 8 sirvió? Te dejo con Galeano de nuevo:
"Preocupado por el colesterol, olvidado del hambre, el Norte practica, sin embargo, la caridad. La Madre Teresa de Calcuta es más eficiente que Carlos Marx. La ayuda del Norte al Sur es muy inferior a las limosnas solemnemente comprometidas ante las Naciones Unidas, pero sirve para que el Norte coloque la chatarra de guerra, mercancías sobrantes y proyectos de desarrollo que subdesarrollan al Sur y multiplican la hemorragia para curar la anemia.
"Mientras tanto, en los últimos cinco años, el Sur ha donado al Norte una suma infinitamente mayor, equivalente a dos planes Marshall en valores constantes, por concepto de intereses, ganancias, royalties y diversos tributos coloniales. Y mientras tanto, los bancos acreedores del Norte destripan a los Estados deudores del Sur, y se quedan con nuestras empresas públicas a cambio de nada.
"Menos mal que el imperialismo no existe. Ya nadie lo menciona: por lo tanto, no existe.


Yo también prefiero a que cante "Madres de los desaparecidos" varios años después a que no digan nada como los Stones... Pero a su vez, prefiero una banda combativa que genere los espacios de resistencia de los que hablaba antes que una "políticamente correcta" que lo único que genere son 3 pesos para Unicef debitados de la tarjeta de crédito de algún alma con culpa. Porque un campo popular organizado cambia MUCHÍSIMO más las cosas que algunos cheques para caridad.

Anónimo dijo...

Fede: Estamos de acuerdo en lo siguiente: "un campo popular organizado cambia MUCHÍSIMO más las cosas que algunos cheques para caridad". Aunque sobre eso voy ahacer referencia al final. Eso sí, lo de Galeano lo comparto en parte, porque me recuerda a lo que te dije antes: el clásico intelectual de izquierda que se sienta a despotricar contra el imperialismo y contra cualquiera que intente hacer algo en el medio, mientras espera la revolución. El tema es que, antes que esperar la revolución, prefiero la gente que hace ALGO, aunque sea es más que NADA. Prefiero al tipo que por cargo de conciencia pone guita todos los meses, al tipo que no hace nada más que despotricar contra él. Por supuesto, mejor aún es el tipo que trabaja activamente y entrega su tiempo para ayudar y/o resolver. Pero entre la Madre Teresa y Galeano, me quedo con la Madre Teresa. Levantó el culo de la silla, se fue a vivir donde las cosas pasan y dedicó su vida para hacerle mejor la vida a otros. Es bastante más de lo que hizo Galeano en su vida. Y te aclaro: también leí "Las venas abiertas..." y me produjo lo mismo que a vos. El tema es el después, el qué hacés con eso. Tanto el lector como Galeano. La izquierda en general, y en particular la latinoamericana, y ni que hablar la argentina, siempre se ha comportado igual: de manera sectaria y elitista. Para ellos solo es posible solucionar las cosas desde el marxismo, no hay alternativa. Y, mientras se sienta a esperar que llegue la revolución, solo critica lo que hacen los demás. En el camino no hace nada concreto y la gente se sigue cagando de hambre. Por eso existe el peronismo en la Argentina, justamente.
En el caso de las estrellas de rock, por otra parte, me parece que estás haciendo un enfoque tercermundista. Ellos no tienen por qué ocuparse del tercer mundo. No hay motivos. Son millonarios, estrellas, viven en una burbuja y viven en el primer mundo. En lo fáctico, no saben que existen cosas distintas a su realidad. Y su público es similar. Su público es europeo o yanqui. es de primer mundo. Entonces, cuando algunas de esas estrellas toman conciencia, intentan dirigirse a ese público primermundista y lo hacen de la manera en que consideran que pueden bajar mejor ese mensaje. Vos le estás pidiendo peras al olmo. Le estás pidiendo que les hablen a tipos que por ahí no saben -literalmente- qué países hay en Latinoamérica o África, como si vivieran en alguno de esos países.
Y respecto a U2 en particular, te propongo que te interiorices más en detalle sobre la historia de la banda y la labor de Bono en particular, porque me parece que hay aspectos que no conocés. Realmente, a mi me cabe un tipo que, teniendo la vida hecha, dedica su tiempo y su guita en hacer algo por el mundo. Aunque no pueda solucionar el problema de base, porque probablemente nadie puede hacerlo. Es una actitud realista y comprometida a la vez. Vos me dirás que hay que cambiar las estructuras, que son la raíz del problema. Y que todo lo demás es caridad. Puede ser. El tema es ser realista, ir al fondo de tu corazón y darte cuenta de que no se pueden cambiarlas estrcuturas. Porque estamos lidiando con seres humanos. Y el ser humano, en su esencia, no es el mejor de los bichos. Es algo que siempre discutí con Gareca y nunca nos pusimos de acuerdo. Pero soslayar la esencia del ser humano es el primer y gravísimo error del marxismo. Un abrazo. beto9

Fede dijo...

Amigo Beto: Me parece que te equivocás si crees que Galeano es "el clásico intelectual de izquierda que se sienta a despotricar contra el imperialismo y contra cualquiera que intente hacer algo en el medio, mientras espera la revolución."
Digo, no es lo que parece... si hablamos de un escritor que recontrafestejó la victoria del Frente Amplio, y que incluso defendió las presidencias de Kirchner y de Lula.

Y volviendo a lo estrictamente musical, me parece que no por nada insistís sobre el tema: es posible que deba interiorizarme más sobre la trayectoria de U2, además de poder ponerme en el lugar de un tipo que vive y toca en el Primer Mundo para entender qué tipo de iniciativas "sociales" puede asumir.

Pero de todas maneras te recuerdo, los Rage Against the Machine, los Gang of Four, los Clash, también eran bandas importantes y su mensaje nunca fue tan liviano.

A veces muchos cambios pequeños pueden generar uno más grande, a veces son los grandes los que tienen que suceder para que efectivamente cambie algo. Eso está claro.

Pero también hay tener en cuenta, desde el otro lado, que muchos levantamientos radicales -por más que fracasen o sean derrotados- generan subjetividades casi inapreciables que son igualmente valiosas. Pienso en el mayo francés, por ejemplo. O, salvando las distancias, el 19-20/12/2001.

Tampoco es cierto que los únicos que hagan cambios hoy día son los que se plantean metas realistas y avanzan de a poquito...

Anónimo dijo...

Fede, esto amerita debatirlo en persona. Me encantaría. Todavía tenemos pendiente una vista de los Hives y de la opera prima de Santz (con quien chateé ayer y se mostró conforme). Así que podríamos ver de juntarnos. Te mando un abrazo. beto

dante dijo...

"El tema es ser realista, ir al fondo de tu corazón y darte cuenta de que no se pueden cambiarlas estrcuturas (...) Soslayar la esencia del ser humano es el primer y gravísimo error del marxismo." Creo que voy a vomitar...
Más allá de si sí o si no arte comprometido, me quedo, Billie, con tu activismo-pro-cambio-radical que con los reaccionarios que piensan que tirarle una moneda a un linyera combate la pobreza en el mundo. Qué espanto...