Cineclub sábado, 7 de julio de 2007

Cineclub JC Blumberg
presenta


"Ciclo de Cine Duro"




Nowhere to Run
con Jean-Claude van Damme

"Cuando la ley no puede proteger a los inocentes, el único héroe será alguien que está por fuera de la ley"



Eye for an Eye
con Sally Field

"¿Qué hacés cuando la justicia falla?"

Luego de que su hija es brutalmente violada y asesinada, Karen McCaan acude a la policía de Los Ángeles para pedir que mantengan preso al principal sospechoso. Pero la policía lo suelta y Karen, furiosa, busca venganza. Aprende auto-defensa, se vuelve una pistolera experta, y sale a buscar al asesino.

Y la próxima semana, una selección de clásicos del cine, comenzando con "Harry el Sucio".
Se aceptan otras sugerencias.

10 comentarios:

Nacho dijo...

Espero la próxima entrega con "daño colateral", en la que los terrorista colombianos ni siqueira hablan bien español.

Nacho dijo...

Mi tipeo no podría ser peor.

Cinzcéu dijo...

Si Blumberg tuviera siquiera medio huevo u ovario (y fijate qué barbaridad digo, me hago cargo) para vengar lo que estima falta de justicia como los tienen los personajes de Van Damme y Field, hasta podría sentir algún tipo de mínimo respeto por él. Pero el tipo es nomás un gusano fascista que usa la figura de su hijo muerto para una cobarde y rastrera política. Ni siquiera dentro de los moldes hollywoodenses puede zafar del lugar del odioso villano que termina mal. Si hay un personaje que me provoca repulsión visceral extrema es el Sr. (ex-ingeniero) JC "¿Me entiende?" Blumberg. Saludos.

Cinzcéu dijo...

Ah, perdón (me enojo y me zarpo): me gustó la estructura y creatividad de la entrada. Si se me ocurre otro film, vuelvo para comentar.

Pat- dijo...

Eye for an eye !!! yeeeeeeah.

Viva Patti.

fedefer dijo...

Me sumo a lo que advierte cinzcéu. Blumberg no intentó jamás hacer justicia por mano propia, con lo cual el nombre del videoclub pretende crear un efecto de verdad a través del desplazamiento supraindicial del legisigno postcreatorio.
No comparto con cinzcéu la aversión al ex-ingeniero. Se pueden tener ideas políticas muy diferentes sin necesidad de odiar a nadie. Aunque visto que está de moda ir por ahí detestando gente, yo me quedo con Ginobili. Careta de última que renuncia a la selección y después llora porque todos hicieron lo mismo que él.

Chino dijo...

Y a esto se le suma las temporadas de "Contrafuego" (o algo así) con el Baby Etchecopar.

Anónimo dijo...

Uno no odia porque es necesario, uno odia porque está bueno.

Gustuka! dijo...

Falta un clásico imbatible, toda la saga del vengador anonimo del desaparecido Charles Bronson donde un "liberal" bonachon neoyorkino se empieza a cargar chicanos en los tipicos subtes setentosos con terrilble tufo. Moraleja, Si hay pelotas para hacer justicia por mano propia, ¿quién necesita traspasar a la Policía bajo la órbita metropolitana?
El que critica a Ginóbili no lo comparto. Al menos el muchacho es sensato y admite que en el fondo es una cuestion de guita... Peor Redondo que quiso despertar la melanco de los progres con el tema de me quieran hacer cortar mi delicioso carré al viente cuando el unico problema (vaya paradoja) era que no queria correrse más a la izquierda

Jorge dijo...

En este ciclo no deberia faltar Cobra, con Stallone. La parte mas grosa es cuando dice: "Yo soy la ley...".