ROCK lunes, 30 de mayo de 2005


O yo vi doble, o estos muchachitos de Detroit que la estaban rompiendo en el escenario del Luna Park eran cuatro, y no dos. Si los White Stripes son sólo una parejita... ¿cómo hacen para sonar tan fuerte, tan pesado?
Quizás la primer clave esté en el cantante/guitarrista/pianista Jack White, un showman con todas las letras, que desde que entró no dio respiro y arremetió con cada uno de sus instrumentos y su cambiante voz. El segundo indicio, por supuesto, es su chica Meg (que según Juli toca la batería de manera fuerte pero delicada, "no como un hombre"), muy femenina, que también cantó.
Y finalmente, la condición necesaria para que esto explote fueron las canciones elegidas, terribles sets minimalistas en donde se cuelan el blues, el rock, el punk, el folk y el garage indiscriminadamente. Mucho material de "White Blood Cells", bastante de "Elephant", algo de "De Stijl" y dos temas de su próxima placa de inminente lanzamiento: "Get Behind Me Satan".
No sólo la asistencia fue mucho mayor a la esperada (todos mis conocidos calculaban entre 2.000 y 4.000 personas, y a la hora del espectáculo central el Luna Park estaba casi colmado, calculo que no debe haber habido menos de 6.000) sino que además la reacción del público fue, al menos con respecto a lo que esperaba yo, sorprendentemente buena.
Me sorprendió que el público del campo se prendiera ¡y supiera! no sólo los hits ("Seven Nation Army", "The Hardest Button to Button", "Fell in Love With a Girl") sino también temas menos conocidos como "Black Math" o "Hotel Yorba", a los que cantó y saltó efusivamente.
Luego del amague y el pedido de bises, volvieron con "You've got her in your pocket" (¡otra que los asistentes supieron!), "Seven Nation..." y cerraron con "De Ballit of De Boll Weevil", mientras Jack se llevaba a su hermana-esposa-whatever en andas, como si fuesen recién casados.
¡Yo sabía que iba a estar bueno, pero no tanto! Me gusto mucho que tocaran "Offend in Every Way" (mi tema favorito de White Blood Cells) y "Dead Letter" (mi tema favorito de De Stijl). A Juli le encantó que tocaran "Hotel Yorba" y la lindísima "We're going to be friends". Y estuvimos muy cerca del escenario, apenas al costado y a unos... ocho metros del dúo.

Perlita: el artista soporte fue un tal Carca (se supone, conocido dentro del ambiente, yo la verdad que apenas lo tenía nombre), que trajo de artista invitado a... ¡Andrés Calamaro! Y Andy "Fumancha" cantó (desafinó) dos temas, muy festejados por el público.

Qué dijeron los medios:
- Roque Casciero de Página/12 dijo que el set fue "simplemente demoledor". Quizás el boxeo no vuelva más al Luna Park, sostuvo, pero este sábado ganó "el rock and roll, por nocaut".
- Adriana Franco de La Nación dijo que éste fue "un show impecable", en donde su manera de tocar quizás los posicione "como punks del siglo XXI".
- Víctor Pombinho de Terra habló de "un torbellino llamado White Stripes", que "dio una explosiva muestra de su mezcla de blues, folk y punk ante un Luna Park repleto".

1 comentarios:

pibe voleur dijo...

buen review. offend in every way temazo, me encantó que lo hicieran tambien.