Dios, director ejecutivo lunes, 19 de diciembre de 2005

Lunes a la tarde, Unicenter shopping. Salía de comprarle un libro a un amigo y caminaba hacia las escaleras mecánicas, cuando de repente vi el local.
Era como todos los stands modernos: luces, pantallas multimedia, gente disfrazada. En fin. El pequeño localcito era una representación del parque temático Tierra Santa S.A. ... entretenimiento cristiano-religioso para toda la familia.
Y mientras todavía pensaba algunas cosas, escucho al pasar a una pequeña nenita que le dice al papá:
- ¡Mirá, ahí está María!
La Virgen María estaba detrás del mostrador. Vestida de habitante de Jerusalem, sostenía unos papeles mientras hablaba por teléfono.

5 comentarios:

Xel-Ha dijo...

De que marca era el telefono?

Fede dijo...

No sé. Celular no era.

Sino hubiese dicho "la Virgen Maria se comunica con Movistar"...

Martin dijo...

no me sorprende de parte de la religión más prostituta q conoce la humanidad, adaptandose a cada conyuntura a lo largo de la historia como ninguna otra, cambiando valores, torciendo dogmas como nadie. Hoy día la cosa es así, viste, te vendo cualquier cosa: ropa, actitud, la "onda", celulares, un peinado, un cantante, auto, etc. La "puta" cristiandad/iglesia no se va a quedar afuera.

Fede dijo...

Ojo que hay unos que se adaptan más y mejor, y son los evangelistas. Como el título del libro que investiga sus prácticas en Argentina (tiene cinco millones de adeptos y contando): "Jesus llame ya!"

Xel-Ha dijo...

De todas las religiones, la que no se venda al mejor postor, que tire la primera piedra...
;)