Filosofía lunes, 17 de abril de 2006

Era de noche, hacía mucho frío y estábamos en la calle hace ya un buen rato. Cuando por fin nos subimos al auto y empezamos a sentir el envolvente calorcito de su interior, largué la frase: "Un auto sin calefacción es como un huevo sin sal", dije, calentito.
Me salió del alma che.

2 comentarios:

Juli dijo...

Jajaja, lo recuerdo. Al principio quedé mirándote como "wtf?" pero después me pareció tierno, jaja.

Chino dijo...

Tengo otras: "un auto sin calefacción es como...":

-"...una frutilla sin crema"
-"...una torta sin dulce de leche"
-"...un pancho sin condimento" (pero hay muchos que les gusta sin mayonesa o ketchup o mostaza o salsa golf)
-"un puré sin papas" (medio obvio, no?)
-"...Billie sin blogspot" (jaja)

Saludos