"Las religiones son sectas grandes" (anónimo) viernes, 28 de abril de 2006

Clarín, Suplemento Zona, 23-04-2006:

En los últimos 15 años se registraron 900 nuevos cultos
El Registro Nacional sumó así una nueva religión cada seis días

Todos los pronósticos resultaron errados. Durante décadas, muchos especialistas encumbrados predijeron el triunfo del racionalismo sobre la religión, las supersticiones y todo aquello que esquivara las explicaciones de la ciencia. Pero, parece, se equivocaron: en Argentina, por ejemplo, diversas investigaciones a las que accedió Clarín revelan que la gente cree cada vez más, y que la búsqueda de un sentido trascendente atraviesa todo el tejido social. Eso sí: la fe que supimos conseguir tiene algunas particularidades. Al galope del avance de las libertades que disparó el despertar democrático, la forma en que la gente vive y expresa sus creencias religiosas fue cambiando, y la diversidad religiosa se amplió a niveles inéditos: casi mil nuevos cultos se inscribieron en el Registro oficial en los últimos 15 años.

(...) Las estadísticas que reflejan la amplitud de opciones religiosas son contundentes: desde 1990, el Registro Nacional de Cultos inscribió en promedio una nueva entidad religiosa cada seis días, una tendencia que habilita nuevas miradas sobre la Argentina creyente y relativiza el monopolio que la Iglesia Católica gozó desde la fundación misma de la Patria (tanto, que en su artículo 2 la Constitución establece "el sostenimiento del culto católico", algo que hoy se traduce en un aporte oficial de 11 millones de pesos anuales para, entre otras cosas, pagar un salario a los obispos).

(...) En el Registro de Cultos (un "fichero" en el que, vale aclarar, sólo deben inscribirse los cultos no católicos) hay anotadas 3.634 entidades religiosas, casi mil más que en 1990 (eran 2.716). El 75% son evangélicas (suman 2.650, unas 700 más que hace quince años), hay más de 300 umbandistas o africanistas, 355 espiritistas y 127 judías, entre otras.

(...) Una flamante encuesta encargada por la revista Selecciones sustenta ese diagnóstico: 9 de cada 10 argentinos dicen creer en Dios, pero, de los creyentes, el 73% está alejado de la práctica religiosa. Y un estudio de Gallup también reflejó el fenómeno: a lo largo de los 90, el porcentaje de los que creían en un "Dios personal", ajeno al "Dios institucional" que describen las autoridades religiosas, creció del 56% al 72%. (...)

Lo cierto es que aquello que parecía una contradicción es un hecho: asistimos a un fuerte retorno a lo religioso, pero en una sociedad cada vez más secularizada. En ese marco, y respaldado por un Estado dispuesto a garantizar la libertad religiosa y promover la convivencia armónica y respetuosa entre los diversos cultos, el menú espiritual se multiplica. Cada vez más, a la carta.

1 comentarios:

Chino dijo...

Este... (pensativo)... ¿acá entrará la Iglesia Maradoniana?
"En el nombre de Diego, la Tota y su amor eternoooooo..... DIEEEEGOOOOO"
Saludos