¡$alud! / 2 jueves, 1 de noviembre de 2007

Listo, pasaron las elecciones. Ahora, se vienen los aumentos.
Los llamados "ajustes" del sector servicios fueron mantenidos en "hold" hasta este domingo, a ver si el kirchnerismo se ganaba el voto mesocrático. Ahora ya está, ya pasó: K abrió la jaula y salieron libres todos estos animales y su libertad de mercado. En los últimos días fueron los taxis y los colegios privados. Próximamente se vienen aumentos en agua, luz, gas y otros. Ahora es la medicina prepaga.

Las prepagas anunciaron aumentos del 24%, cuando en marzo de este año ya habían aplicado otro, del 22%. Pero esta vez, sus representantes intentaron decir las cosas como son:

El director de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (CIMARA), Federico Díaz Mathé, explicó: "Esto no es seguridad social, ni salud pública, es una actividad comercial". Por su parte Claudio Belocopitt, El director de Swiss Medical Group, fue por el mismo lado: "La medicina prepaga es un servicio de lujo. Es para un público ABC1. Si a una persona que se va a internar a la Clínica de los Arcos le preguntan qué quiere para cenar esa noche, si lomo o pescado, eso no es para cualquiera", desafió.

Hace unos años, en plena crisis económica, Belocopitt fue entrevistado por la Revista Médicos y

dijo que van a continuar dirigiéndose al target medio-alto, teniendo en cuenta que se amplía el segmento medio. De todos modos, "en las cuentas corporate hay que estar preparados para un nivel medio hacia abajo pero no estamos analizando entrar en el target de la seguridad social."

Ahora bien: si por estos días están a la defensiva y se los ve blanqueando todo lo que siempre se supo, ¿por qué no cambian un poquito el chamullo institucional? La página de OSDE anuncia que fue fundada como "una organización basada en el enfoque humanista y fundada sobre el espíritu solidario" (sic). Somos grandes, muchachos: dejémos de mentirnos. Sáquense el delantal y cuélguense los cuernos.

***

Y se equivoca aquel que cree que la medida sólo perjudica a los sectores de mayor poder adquisitivo. Estos aumentan afectan al área de salud en su conjunto.
La diputada Patricia Vaca Narvaja lo explica:

"Gracias a la desregulación del sistema de salud que propició Domingo Cavallo, las prepagas se metieron en el sistema de obras sociales y se quedaron con la crema de ese mercado. Es decir, con los afiliados de mayor poder adquisitivo. Con lo cual, amplían el alcance de su intermediación a un sector mucho más vasto de la población. Pero, además, proyectan y forman precio para todo el sistema de salud, porque al ser dominantes en toda la estructura del mercado, también están en condiciones de imponerle el precio que les pagan a clínicas, laboratorios y otros tipos de prestadores del sistema. También tienen participación y capacidad de fijación de precios en medicamentos, por esta misma condición monopólica. Entonces, si se les habilita a aumentar los precios de acuerdo exclusivamente a su propio criterio, termina convalidándose esta capacidad de formar precios en todo el sistema de salud."

Un tal Hrvastki comenta la noticia:

"Es notable que con la 'crisis' las empresas de medicina prepaga estén más preocupadas por equipar con televisores de plasma las habitaciones de sus clínicas que por pagar dignamente a sus prestadores. El incremento de cuotas no ha llegado en ningun momento a los prestadores, cuyos aranceles practicamente no han aumentado (cobran aranceles de alrededor de 20-22$ por consulta). No ocurre lo mismo con los gerenciadores, los burocratas y los dueños del sistema. Esto genera un detrimento de la calidad de atención, por la cual se pretende cobrar cada vez más al usuario y pagarle menos al prestador, ambos victimas del sistema."

Otro usuario, Dormidano, concluye:

"Lo que sería bueno recordarle a estos señores, es otra palabra que nombran casi tocándola con guantes quirúrjicos: 'salud'. Es salud, un derecho que la Constitución ampara y defiende (aunque en la práctica eso no pase), por lo que su actividad está ligada a un derecho declarado fundamental. Ésa es la pequeña deferencia: que no son ladrillos, metales o piedras, son seres humanos."


PD: De hoy, también. Un fallo en contra de un currito clásico de Swiss Medical y otras prepagas.
PD2: Hace un mes hice un post que iba por los mismos carriles.

3 comentarios:

Martín dijo...

La Subsecretaria de Salud se encontraba recorriendo un hospital con el Director de dicho hospital. En eso pasan por una habitación donde uno de los pacientes se masturbaba ferozmente:

- AY! Dios mío! - exclamo horrorizada la señora - Eso es vergonzoso! ¿Por qué esta haciendo eso ahora?

El Director le explica:

-Lo siento mucho, pero ese Sr sufre una condición muy seria en donde sus testículos se llenan muy rápidamente de sémen. Si no hiciera eso 5 veces al día, explotarían y moriría de una horrible manera.

Siguen el recorrido y en el cuarto siguiente, se encuentran con una enfermera que esta haciendole sexo oral a otro paciente.

- AY! Dios mío! - exclamo horrorizada otra vez la señora - ¿Y eso? ¿Cómo lo justifica?

Y el médico, buen entendedor, le responde:

- Es la misma enfermedad que el caso anterior....pero tiene SwissMedical!

Nacho dijo...

Jajaj...

Por eso yo antes de comprar en un farmacity o similares me hago un remedio casero con restos de paracetamol y crema de enjuague. (?)

Fede dijo...

La Nación, 03-11:

Balance positivo para SMG
La compañía de seguros SMG Life facturó 276 millones de pesos según el balance anual finalizado el pasado junio, cifra que representa un crecimiento del 51% frente al ejercicio anterior. La empresa logró una utilidad de 21,2 millones de pesos y consiguió crecer el doble que el mercado argentino, según las cifras de la Superintendencia de Seguros de la Nación. SMG Life forma parte de Swiss Medical Group y tiene 1.200.000 asegurados.