Crítica, publicidad y consumo cinematográfico viernes, 9 de noviembre de 2007

Hace unos meses hablábamos del estado del cine en la Argentina y señalábamos la dificultad que tenían las cinematografías extra-norteamericanas para colarse entre las preferencias del público.

Hay quienes sostienen que esto es mayormente un tema de temáticas y estilos. Explican el fenómeno a partir del "gusto" del público (el cual parece venir del cielo) y así cerrar su teoría sobre una elección libre entre una oferta democrática.
¿Alguien dijo "oferta democrática"? Los tibios intentos de regular el mercado se han visto avasallados por un mercado salvaje en donde gobiernan los complejos multicines y las grandes distribuidoras. Y ya hablamos por aquel entonces de las arrolladoras campañas publicitarias y de la desigual distribución de copias.

A este panorama se le suma el tema que quiero traer a colación en esa oportunidad: el lugar de la crítica.

***

Con Lucas tenemos un juego: agarramos alguna película yanqui medio desastrosa y vemos qué le puso Diego Lerer en Clarín. Dada una película X, que nuestros amigos dicen que es pésima y que varias publicaciones afirman que es regular, Clarín pondrá "buena". O más.
Existe una compleja cadena de favores, autocensuras y reglas implícitas que hace que los grandes tanques siempre reciban críticas favorables en el Gran Diario Argentino. Imáginense cómo afecta, cómo interviene en el consumo cinematográfico, un diario que los jueves vende cientos de miles de copias en todo el país.

***

Es difícil creer en una crítica independiente cuando la Fox y la Warner o Disney te financian tu soporte con sus publicidades. O poder hablar de la cuota de pantalla para el cine nacional ante la atenta supervisión de los tanques de temporada:



***

Sin embargo, el que más gracia nos da es Hugo Zapata, del sitio Cinesargentinos.com.
Supongamos que queremos ver qué dicen de ese norteamericano derroche de hormonas llamado Matar o Morir (edición frenética + mina tetona + disparos de ametralladora), de quién el New York Times dijo que era "Un pedazo de basura sin valor" y hasta Clarín le puso ¡regular! Pues bien: Hugo Zapata le puso... una A (a propósito, un criterio yanqui de clasificación) y agregó: "Una de las mejores películas que llegaron al cine este año y que en el futuro integrará mi colección de DVDs" (!). Entre los últimos estrenos, también le puso la máxima calificación a Halloween, El Comienzo y a El Juego del Miedo 4.
Por supuesto que ante las propuestas argentinas o europeas el tipo se limita a hacerles propaganda negativa, afirmando que son "aburridas", "lentas" o "incoherentes". Aunque no es fácil dar con ellas, ya que lo más probable es que si la película no es de Hollywood, no tenga crítica propia en el sitio.
Lo más curioso del caso es que Cinesargentinos es un sitio relativamente popular pero alejado de los negocios indirectos que los grandes capitales pueden tener con, por ejemplo, Clarín o La Nación. En otras palabras: su trabajo de "lameculo de las grandes distribuidoras" lo hace de onda.

***

Hay algunos críticos que siguen haciendo lo que Leonardo M. D'Espósito de El Amante señala como una característica clásica de la crítica estadounidense: "establecer si una película satisfará o no al público al que está dirigida (lo que podría aplicarse al análisis de una lata de tomates, un detergente o un automóvil, que están en el medio de una cadena entre el consumidor y una necesidad, a saber: estar alimentado, tener higiene, desplazarse de un lado al otro)".
Exactamente lo que hace Zapata al intentar justificar la basura en celuloide: "Matar o Morir es una excelente propuesta de entretenimiento que se hizo con el único de fin pasar un gran momento en el cine con el género de acción. Si la vas a ver con la idea de encontrar una propuesta seria estás liquidado porque este estreno va por otro camino."

***

D'Espósito rescata las siguientes afirmaciones, que hago propias:

  • El ejercicio de la crítica cinematográfica es subjetivo
  • La crítica de cine no efectúa el control de calidad del "producto cine"
  • Ninguna película es más importante que la vida ni está desconectada de ella
***

Jean-Michel Frodon, el director de la prestigiosa revista Cahiers du Cinéma, sostiene: "El trabajo de la crítica hoy más que nunca es construir un espacio que genere libertad, iniciativa y una elección personal en los lectores y en los espectadores. La crítica es una actividad importante para todas las artes, y su finalidad es crear un espacio entre las obras y la sociedad. Hoy es más importante que nunca porque hay herramientas de publicidad y marketing muy poderosas, y a la vez hay un modo de difusión de las películas que valoriza lo rentable por encima del resto. Frente a esta expresión del mercado, el trabajo es mostrar que puede existir otra relación con el cine."

7 comentarios:

Vasco dijo...

Muy buena la nota.

Hugo Zapata le pondría una "A".

:p

Cinzcéu dijo...

Muy buen artículo. Algunos comentarios:
-El "gusto" nunca viene del cielo pero siempre es plural y diverso. Hay un gusto por cierta lentitud, otro por cierto vértigo, y otro, y otro.
-La "cadena de favores" es obvia pero es, en primer lugar, cadena de negocios. Ya se sabe, de negocios concentrados.
-El INCAA es una cueva de ladrones organizados y la cuota de pantalla consiste en rapiñar (ellos) un poco de torta.
-No conozco Cinesargentinos pero quizás sea un sitio "lameculo de su público" con fines de negocio. El amante también pero se dirige con otro estilo a otro target.
-Desde el lugar del espectador, ¿uno no espera que la crítica pronostique si el film satisfará su gusto (e incluso su "necesidad" de reflexión, de diversión, de lo que fuere)?
-La frase que citás de Zapata me parece concreta y directa. Que le ponga A, pero dice que es un pasatiempo para quienes gustan del género de acción y si no... estás liquidado.
-Creo que la crítica no es subjetiva, está atada a reglas y expectativas sociales. No es control de calidad del cine porque ahí sí que hay poco parámetro y ningún consenso.
-El planteo de Frodon es al menos romántico: pedir a la crítica que genere libertad en un mundo muy poco libre y en el seno de un negocio muy concentrado es pedirle demasiado.
Disculpame la extensión pero el tema me interesa y esta buena nota incentiva ese interés. Saludos.

Fede dijo...

El comentario es estimulante, mi estimado, pero discrepo en algunos puntos:

- Lo de El Amante te lo dejo para otro día, con post aparte.

- El tema del gusto. Así como "el" gusto no viene dado, tampoco lo hace el gusto "por cierta lentitud", "por cierto vértigo", como vos señalás. A veces las causas son bastante, ejem, materiales. Ejemplos burdos: Si yo me levanto a als seis de la mañana y laburo doce horas por día, lo más probable es que un jueves necesite una peli de acción de 80 minutos, para no quedarme dormido. Ahora bien: si yo lo único que hago es cursar en algún insituto cuatro horitas diarias y por mi posición en un campo social tengo más prestigio si digo que vi la última película iraní que se estrenó, lo más probable es que tenga ese "gusto" por bancarme ciento treinta minutos de una pelícua exótica en donde no pasa un choto. El libro del amigo Bourdieu "La distinción" es, en ese sentido, iluminadora. Y trae mejores ejemplos.

- Sobre lo que decís de "¿Uno no espera que la crítica pronostique si el film satisfará su gusto (e incluso su "necesidad" de reflexión, de diversión, de lo que fuere)?", te contesto: no. Estás confundiendo el rol del crítico con el de un amigo que te recomienda algo.
Vos decías que no hay que hacer control de calidad de cine pero lo que sostenés, siendo espectador, como expectativa es otro tipo de control de calidad. De vuelta con D'Eposito: (en otra nota):
"...De allí a que hoy a los críticos de medios periódicos nos cueste cada vez más ser lo que debemos ser y se nos exija ser el control de calidad del precio billete cinematográfico: si alabamos un film que al espectador no le gustó, somos el enemigo y el culpable de que pierda dinero; si atacamos uno que le gustó, somos ignorantes."

Dante dijo...

Sobre lo de D'Epósito*, me cabe que le asigne a la crítica una función histórica y no una trascendental.


*alto nombre

Cinzcéu dijo...

-Lo de El amante, ok, se verá o no.
-Sobre el "gusto", totalmente de acuerdo con vos: se forja a partir de una materialidad que es discursiva pero no sólo discursiva.
-Sobre la crítica, quizás no sea feliz mi "pronostique" pero no veo cómo ni por qué uno leería una crítica sin poner en relación lo que dice con su "gusto". El lector establece una relación (compleja) con la crítica y si no me orienta no la leo más y/o no le hago caso.
Y creo que la crítica se instituye en el lugar del "amigo que te recomienda algo" o bien en el del que, con su discurso, te aleja del film.
-El "deber ser" de D'Espósito me resulta kantiano, y yo no lo soy.
Saludos.

Rodrigo Paredes dijo...

De casualidad di a parar con esta nota escrita casi 3 años atrás, y no sé si podrán ver un comentario tan viejo pero ojalá si porque no concuerdo con lo mencionado al crítico y periodista Hugo Zapata. No entiendo que tiene de malo en ponerle A a una película que el considera que es asi, el gusto es personal y justamente me parece arriesgado ponerle una calificación tan alta a una película que en muchísimas partes no tuvo grandes crítica. Por otro lado escriben que si una película no es estadounidese dificil que haga la crítica, eso es totalmente infundado puesto que he leido y conocido muchísimas películas extranjeras en especial de cine oriental gracias a las críticas que él ha hecho en la pagina de cinesargentinos y en su blog.
Sé que esta desfasada de tiempo este comentario pero como leía muchisimo tiempo antes de que se hiciera las críticas sentí la necesidad de expresar mi opinión.
Saludos
Rodrigo Paredes
(rodri_akd@hotmail.com)

Fede dijo...

Rodrigo: Ante todo gracias por pasar y dejar tu comentario, nunca es tarde para hacerlo y yo leo todo lo que escriben.
El problema con las críticas de Hugo Zapata en Cinesargentinos no pasa solo por una cuestión geográfica o por cuánto le hayan gustado. Digo: hay muchas personas a las que les gustó "Rambo II" o "Arma Mortal 4.0", la diferencia está en cómo se argumenta esa crítica.

Yo soy de aquellos que sostiene que toda película dice algo sobre sí misma y sobre el mundo. Algo que se puede leer a partir de cómo se toma a sí misma, de cómo pone en juego los valores deseables en una sociedad en un momento dado, etc. Existen muchas películas que uno podría entender como "tanques" Hollywoodenses y que, sin embargo, tienen mucha tela para cortar porque dicen (aun sin decirlo explícitamente) algo sobre el mundo.

Tomemos como ejemplo "Batman: El Caballero Oscuro" de Christopher Nolan. A mí me parece una gran película. A Hugo Zapata también.

¿Pero cuáles son los motivos de cada uno?

Para mí, "(...) a los motivos clásicos del género --la elección entre el amor y el deber, la culpa, el trasfondo familiar como explicación de la psicología del personaje-- se le suma un villano trágico y desquiciado tan genial que es imposible sobrevalorarlo. Heath Ledger compuso aquí un personaje cínico, complejo, lleno de humor negro, uno que sabe mirar al supuesto héroe a los ojos y decirle "soy tu creación: nos necesitamos mutuamente". Ni hace falta estirar tanto la cuerda para llegar a cruzar a esta pareja con las figuras de Bush y Bin Laden. Sobre todo cuando el encargado de "combatir el terrorismo" acepta pinchar los teléfonos de todos los ciudadanos "por motivos de seguridad", o se va hasta Hong Kong para chuparse un sospechoso y traerlo a los Estados Unidos. ¿Hasta qué punto aquel encargado de combatir monstruos no se convierte un monstruo él mismo? ¿Acaso la "guerra contra el terror" no crea aún más terror? Mientras los tiros siguen sonando en surround, las preguntas retumban, silenciosas." (30-12-2008)

Para SinChandler: "El ritmo de la película va creciendo a medida que pasan los minutos, porque su comienzo es algo lento (...) Tiene un gran arsenal de efectos especiales"

Para Hugo Zapata: "Las secuencias de acción, especialmente la que tienen como protagonistas al nuevo chiche de Batman son impactantes y junto con el suspenso que tiene la historia, la película es atrapante"

¿Se entiende cual es la diferencia? Los muchachos de Cinesargentinos -con toda la buena onda que puedan tener, esto no es personal- hacen el "control de calidad del billete cine". Mientras tanto, otros -y no quiero incluirme en esta categoría, ¡por favor!, no soy crítico de cine... pero puedo mencionar a Leonardo D'Espósito, Gustavo Noriega, Javier Porta Fouz o Marcos Vieytes de El Amante- hacen crítica de cine. Ahí está la diferencia y el "lugar de la crítica" del cual hablaba en el post.

Saludos!