The Salchicha Times - Número 17 viernes, 11 de agosto de 2006

Los salchicha hacen debutar a un pibe

Esta crónica se refiere al partido disputado el lunes y que por problemas técnicos jamás se publicó... hasta ahora.

El Equipo Salchicha continúa su tarea sucia, amoral y escandalosa. En esta oportunidad, hicieron debutar a un pibe de 18 años... contra un equipo heterogénero, compuesto por quintos salchichas (Gabi), viejos enemigos (Ari, Darío, Emi) y otro pibe debutante (Nico, el hermano de Mante). Ezequiel llegó al semillero a través de un contacto (Vicky, prima de Candi, novia del muchacho en cuestión) y respondió al llamado de último momento para ponerse la camiseta salchicha.
Una lástima que haya perdido en su debut (el partido terminó 15-8), pero no había nada que hacer cuando los salchicha juegan mal. Empezaron ganado 3 a 0, pero luego perdieron el control del partido. Me trae el recuerdo de un partido reciente contra Emi...
El partido se disputó en el estadio Rock & Libertator (la cancha de Roca y Libertador), también conocido como "el que tiene las cositas negras que se te meten en las bolas". Los espectadores ascendieron a siete.

Tio - 6 salchichas
Atajó muchísimas pelotas. Los goles que recibió fueron por superioridad numérica (clásica que está él solo contra dos contrarios, le hacen la one-two y a otra cosa) o por disparos de otros partidos (como el golazo que clavó Gabi cambiándole el palo). Pero durante todo el partido sucedió lo que este cronista venía anticipando insistentemente: el muchacho va a buscar todos los córners como si fuese el minuto 48 del segundo tiempo. ¿El resultado? La pelota no va hacia él (o va, pero él demora su disparo y la pierde), y dos goles en contra, de contraataque, con el arco vacío. Se comenta que atrás de su arco unos muchachos colgaron una bandera que decía "Pibe, Bossio hay uno sólo", pero no fue confirmado.

Fede - 5 salchichas
Hoy estuvo un escalón por debajo de su nivel. Hasta podemos decir que fue consistentemente mediocre en su juego. En defensa estuvo bastante bien, cortando avances contrarios, anticipando varias bochas e intimidando a los rivales con sus barridas a la Supercampeones, ante lo cual algunos contrarios decían "está bien, loco, te doy todo, pero baja esa pierna". Ahora bien: si desea sumarse al ataque e intentar al arco, como esta vez, tiene que tener más puntería. Estuvo oportunista y metió un gol luego de un rebote, pero podría haber hecho uno o dos más si hubiese afinado la dirección de sus disparos.

Ezequiel - 6 salchichas
De mayor a menor. Comenzó haciendo un gran partido, trabando todas las pelotas y generando varias situaciones de riesgo. Fue desequilibrante durante toda la primera mitad, robando muchísimas bochas arriba y consiguiendo algunas conquistas. Después, se tiró atrás y no consiguió mantener su nivel. A ello contribuyó que Fede se ubicó mal y no logró encontrarlo para poder salir de abajo, y que Agus estaba muy atrasado en la cancha. Metió un gol en contra increíble (él y El Tío tendrían que haberse hablado), pero esto no opaca su prometedora producción. Fue un muy buen debut con la casaca azul y se perfila como una de las jóvenes promesas del semillero salchicha.

Mante - 4 salchichas
De menor a mayor. Cometió dos errores increíbles abajo, sencillamente regalando la pelota a contrarios (se dice que Mante sonreía con cara de cajera y preguntaba "¿se la envuelvo o se la lleva puesta?") que no perdonaron. Ayudó a salir jugando desde el fondo, pero sus imprecisiones en los pases descolocaron a todo el equipo. Para colmo, sacaba del medio enfurecido como un león en celo y mandaba la pelota a la mierda. Tiene que aprender a controlar su genio. En los últimos quince minutos logró encontrarse arriba con Eze y metió dos golazos, pero su mala producción general y el hecho de que no le haya pasado la pelota a Agus en todo el partido hace de este el peor partido de Mante en mucho tiempo.

Agus - 6 salchichas
Con mucha menos presencia que en otros encuentros, Agus fue una sombra de lo que suele ser. Metió (al menos) tres goles, pero estuvo lejos de ser el Martín Palermo que todos queremos ver. En su defensa habría que señalar que Manteca -el clásico armador del mediocampo salchicha- no le pasó la pelota en todo el partido, con lo cual se hizo difícil que el "9 de área" se encontrara con el balón. Le faltó movilidad en la primera parte del partido: hacia el final bajó y colaboró en la defensa. A ver cuando vuelve el pescador que todos queremos.

4 comentarios:

beto9 dijo...

¿Sabés la cantidad de encuentros que disputé en la gloriosa cancha de Rock and Liberator? ¡Queremos un match contra el equipo Salchicha, cuando y donde sea!

Fede dijo...

Esto es como el "exijo una satisfacción..."
¡Desafío aceptado!

Juli dijo...

Que horror, hicieron debutar a un chico... y son todos varones.

Martín dijo...

noooo, q gay!