Plcia Fdral Argtna miércoles, 6 de abril de 2005

El policía lucía imponente y protegido mientras caminaba despacio por esa cuadra cerca de la avenida Santa Fe. Lo miré de arriba a abajo: gran chaleco antibalas, notoria inscripción de PFA, gorra distintiva, arma reglamentaria. Omnipotencia. Miedo.
Hasta que de pronto se detiene, y saca del bolsillo un celular. Plateado, bonito, nuevo. Y empieza a mandar un mensajito.
Y pensé algunas cosas.

2 comentarios:

Xel-Ha dijo...

uyyyyy, que jodido...

Italo Vyne dijo...

Lo he notado en varios policias. Especialmente los que se aburren en Plaza de Mayo. Es como que no encaja...