Otra oportunidad perdida lunes, 24 de octubre de 2005

Página/12, 24-10-2005:

La izquierda sólo cosechó rechazo por su dispersión
La atomización de los partidos de izquierda tuvo un resultado esperable: perdieron todas las bancas que habían puesto en juego. No renovaron sus mandatos Luis Zamora, Mario Cafiero, Patricia Walsh, Ariel Basteiro y Jorge Rivas.

Todos aseguraban reivindicar una propuesta frentista pero terminaron en la dispersión, envueltos en debates intestinos. Después, sobrevino el fracaso electoral. La izquierda, en sus distintas variantes, perdió las cinco bancas de diputados nacionales que ponía en juego en esta elección, a la que asistió fragmentada en múltiples propuestas. Luis Zamora, Patricia Walsh, Mario Cafiero, Jorge Rivas y Ariel Basteiro –todos candidatos– dejarán el Congreso el 10 de diciembre. Ninguna de las propuestas del amplio abanico que desplegaron ante el electorado alcanzó el piso necesario para acceder a un escaño parlamentario y estuvieron lejos de transformarse en una alternativa política válida para los propios sectores sociales que aspiran a representar.

La nota, me parece, lo dice todo. Una "Izquierda Unida" que se desune, multiplicidad de partidos trotskistas que se pelean por primeros lugares en las listas, partiditos como el Socialista Auténtico que realmente no se sabe para qué se gastan en imprimir boletas y hacer actos si después saben que van a recibir quince mil votos... Muchachos, esto es claro: sin un frente de izquierda, todo lo demás es pura paja. Creo que quienes votamos a alguna de sus opciones tenemos el derecho de reclamarlo.

El mapa político ahora muestra una aplastante hegemonía de Kirchner, con una modesta oposición de centroizquierda y una importante de centroderecha, con (algo que vengo diciendo hace mucho) Sosbich como candidato presidencial para el 2007.
Igual, si me preguntan, en dos años -y salvo que pase algo grosso- Kirchner va a ser reelecto. El tema es si uno podía hacerle cierta genuina oposición, algo que mal que mal hacían los legisladores de izquierda. Pero ahora ¿qué queda? Un concejal en Buenos Aires, un diputado en Salta, alguno que otro más. Una caricatura. Algo que ni siquiera logra reflejar las luchas políticas y económicas que hace un año se están librando por recomposición salarial en todo el país.

Otra oportunidad perdida y van...

7 comentarios:

JuanO dijo...

La unidad de la izquierda es una mentira y, a su vez, medio ridicula de pedir.
El voto no te da derecho a nada, si queres hacer algo tendrias que participar de alguno de estos grupos (o de otro nuevo) para luchar por la unidad. Pero el solo echo de votar, no te da derecho a exigir.

Fede dijo...

No coincido.
De la misma manera que alguien que vota a Kirchner por lo que él prometió tiene todo el derecho a reclamarle que lo cumpla (sin necesidad de militar en Frente para la Victoria), alguien que deposita su voto en un partido de izquierda tiene derecho a indignarse por el dogmatismo y las peleas internas que hacen que esos mismos partidos no sólo no hayan llevado nuevos diputados, sino que encima hayan perdido todos los que tenían.
(Lo cual no quita que alguien con más tiempo, voluntad y optimismo pueda participar en algún partido político y así contribuir a ese mejoramiento "desde adentro").

JuanO dijo...

Justamente creo que esa es una de las diferencias entre la izquierda y la derecha. MIentra unos delegan otros ponen el cuerpo y hacen. Claro, no todos podemos militar todo el tiempo, eso es cierto pero si queremos cambiar lo establecido tenemos que hacerlo nosotros, no poner el voto para que lo haga alguien en nuestro nombre.

Fede dijo...

¡Y que vivan las asambleas barriales!

JuanO dijo...

Hablando de paja mental.......

Fede dijo...

Fue una ironía. Se supone...

JuanO dijo...

Estoy susceptible