Roma - El Vaticano martes, 21 de agosto de 2007

La ciudad en sí es tan linda como París. Las callecitas, los callejones angostos, las veredas finitas, tienen ese nosequé.



***

El problema, claro, es haber caído en una época del año en la que los tanos se van a la mirta, y en la ciudad solo quedan los turistas extranjeros.
Como ya le he comentado a varios amigos, la Fontana di Trevi estaba tan llena de turistas con anteojos oscuros y remeras de Roma y mapas en los bolsillos y mochilas enormes que en realidad la escena me recordaba la interminable y ruidosa cola para sacarse la foto con los reyes magos en el patio de comidas de algún shopping porteño.
Sacamos la foto mandatoria y nos fuimos rápidamente.

***

El helado de sandía nunca estuvo tan rico como aquella tarde.

***



Último día en Roma (y en el continente europeo), otra visita obligada fue la del Coliseo Romano. Se supone que quedó como una de las marketineras "nuevas siete maravillas del mundo". Ya hablaremos de ello en otra ocasión: por lo pronto nos las vamos a tomar un poco a la chacota. Como sostiene mi amigo Fedefer: "No está muy bien mantenido (le faltan pedazos enteros, y alguien se afanó los maceteros de los vomitorios), pero es famoso y vende. Es el único que conozco personalmente y la verdad, la verdad es una cosa ENORME. Tiene más capacidad que la cancha de Platense. La única objeción que se le podría hacer es que allí se torturó y mató a mucha gente, y encima por diversión. No cierra que un monumento de la humanidad sea un ex-centro de tortura con tribunas. No está lindo. Mejor que hagan un museo de la memoria y dejen la maravilla para otros edificios más nobles."

***

El hotel tenía dos metros de frente -y no miento. Al lado tenía una suerte de local nocturno con luces de neón y lap dance. Las piezas medían dos por dos. Como si fuera poco, para darse vuelta en la ducha uno tenía que vencer la peor claustrofobia imaginable.
Y a pesar de todo, la vista desde la ventana era tan linda...



***

No vimos al papa nazi por ningún lado. Una lástima.

***

Adentro de la cúpula que da a San Pedro había un gift shop, por supuesto. A los calendarios llaveros rosarios gorrita vincha y choripán. La cara que más se veía era la de Juan Pablo II. El nuevo todavía no pagó derecho de piso, me parece.
Le quise preguntar al que atendía quién de los dos papas vendía más, pero después me dio un poco de cosa.

8 comentarios:

Pat- dijo...

"Cual es el papa que más sale?" :P

Helado de sandia, por favor, acá hay?

Fede dijo...

Por supuesto. Probá en Perssico, por ejemplo -es medio afano, sí, pero te podés comprar un cono mediano por cuatro mangos.

Charly W. Karl dijo...

Es una falta de respeto escribir sin tener el más mínimo conocimiento de lo que se expresa.

En aquella época el Papa era un niño, y el adoctrinamiento ideológico al cual era sometida la población prácticamente no les permitía tener capacidad de discernimiento.

Conozco el caso de un oficial de la armada alemana, ya fallecido, que fue reclutado contra su voluntad, al igual que muchos, y gran parte de la contienda bélica se la pasó embarcado en varios submarinos, teniendo contacto a medias con la realidad solamente los pocos días que permanecía en alguna base a miles de kilómetros de su hogar.

Cuando regresó al terminar la guerra, ya no existía la casa ni la ciudad y el país estaba ocupado por varios ejércitos.


Saludos!
Charly W. Karl

Fede dijo...

Charly: creí que no iba a hacer falta aclarar el espíritu sarcástico de la pieza, más cuando en el extracto anterior cité un comentario acerca de que el Coliseo, como ex-centro de torturas, deba volverse "un museo de la memoria", y el siguiente hable de cuál de los dos papas cotiza más en la venta de souvenirs...

Por supuesto que no es un "papa nazi". Es más... mientras Juan Pablo II vivía, Ratzinger fue la mano derecha del polaco, con lo cual al hablar de Benedicto hablamos de cosas parecidas -y no tanto 'piores'- a las anteriores. A saber: combate a la teología de la liberación, guerra declarada a los métodos anticonceptivos, la homosexualidad como enfermedad y una larga lista más. Y eso sí va de en serio.

Saludos.

Anónimo dijo...

Sí. Te cabe.

Tincho dijo...

Lindo possst!!! sin dudas la vista de la ventana se ve preciosa, como la foto!! MB10


Beso!

albatros dijo...

El Vaticano debe ser el país del mundo con más renta Per cápita en monumentos y obras de arte. Un placer para los ojos y el conocimiento. Sl2

mudanzas internacionales dijo...

A mi niño le voy a poner Gregorio, que es el nombre de Papa más utilizado de la historia