BAFICI 2008: Lou Reed's Berlin lunes, 14 de abril de 2008



Lou Reed's Berlin
de Julian Schnabel
EEUU / Reino Unido, 2007
85'


Lou Reed venía de pegarla con el tremendo álbum glam Transformer y, siempre impredecible, su próximo disco fue una oscura ópera rock titulada Berlin. La crítica lo destrozó y la respuesta comercial fue pobre: jamás pudo presentarlo en vivo.

Con el tiempo -y ya en época de recuperaciones- el disco fue rescatado y elevado al status de clásico (cosa que me parece algo sobredimensionada: Berlin NO ES Transformer), y finalmente, en diciembre de 2006 Lou Reed pudo presentar su álbum completo.

Lou Reed's Berlin es, efectivamente, ese esperado concierto. Aunque detrás de cámaras tenemos a nada menos que al pintor y director Julian Schnabel, y entonces el valor agregado es definitivamente otro. El sonido es impecable, la intimidad con el artista es tal que casi puede palparse. Las imágenes son coloridas, estimulantes, hay interludios coloridos y oníricos que completan una experiencia cinematográfica imperdible.


9 billies

Próxima función:
Jueves 17 de abril - 18.15 (Hoyts)

10 comentarios:

JuanPa dijo...

Felicidades, buen post! y buen blog.. saludos desde México, Juan Pablo

fedefer dijo...

La versión de estudio de Berlin la encuentro un tanto apagada a veces. En ese sentido, creo que el gran mérito de esta película es que la versión en vivo pega bastante más (aún cuando la voz de Reed está un poco baqueteada). "Lady Day" en vivo es un ballet oscuro intimiadante, mientras que "How Do You Think It Feels" y "Oh Jim" se convierten en jams aplastantes con un swing maligno. Las dos bombas de depresión del final, "The Kids" y "The Bed" tienen una sonoridad más viva (aunque "The Bed" pierde un poco por la voz de Reed).
Las imágenes intercaladas me resultaron algo triviales, excepto aquellas que acompañan "The Bed" en una filmación subacuática.
Con respecto a "Transformer", no me parece tampoco tan tremebundo como lo ponés. Debería reescucharlos un rato para ver con cuál de los dos me quedo.

Lucas dijo...

Fede, en respuesta al comment que posteaste en "Profit Motive and the Whispering Wind" (lo hago aca porque me re cabe el quilombo y quiero debate) quisiera agregar lo siguiente:

a) Estoy de acuerdo hasta cierto punto en eso de que el gusto no viene dado y que puede deconstruirse, a lo que voy es a que pesa mucho más lo que te mueve que tu entorno, porque siguiendo lo que planteas, hubieras ido al BAFICI con todos tus compañeros de la secundaria, pero tenes mas afinidad en este punto en particular con otras personas.
Tu gusto está inclinado a un tipo de cine, el mio a otro, el de Augusto a otro, etc etc. Ya se que no te la das de Iluminatti (o Illuminati, aparece escrito de las dos maneras igual cantidad de veces, ya ni se como se escribe), pero lo que me llevo a dar mi opinión fué que ví muchos comentarios soberbios (no solo aca, en varios blogs) que ponen a sus autores en una posición totalmente elitista.

b) Estoy más que de acuerdo en que la oferta de los complejos de cine es asquerosa y deja mucho que desear. Me hubiera encantado ver La cena de los tontos en cine, pero la tuve que alquilar. Está clarísimo que la oferta se basa en tanques pochocleros. La semana pasada fui a ver Tropa de Elite (me gustó mucho) y entré antes para ver los trailers, los cuales paso a enumerar:
1 - Ironman (adaptación de un comic)
2 - Indiana Jones and the Kingdom of the Crystall Skull (cuarta parte de la saga de Indiana Jones)
3 - Speed Racer (adaptación de un animé)
4 - The Dark Knight (segunda parte de la saga que comenzó en el 2005 con Batman Begins).
Como veras, la oferta es muy limitada.

c) Nadie negó que Good Bye Lenin y Juno sean grandes películas, lo que digo es que, volviendo al final del punto a, hay mucha gente que no es capaz de disfrutar esas películas y reirse tambien con Virgen a los 40 o American Pie; a estas últimas las mira con desprecio. Y con respecto a tu pregunta, es más acertada que la mia, pero le agregaria que puede ser todas ellas, aunque no tiene la obligación de serlo.

Lucas exiliado

Lucas dijo...

es que acaso hay una persona que se llama igual que yo, que busca delirar a fede por temas parecidos, y le dice que las publicidades del BAFICI, así como su público, nos resultan bastante snobs? (y si no dijo eso, lo digo yo y listo :P...al publicista habría que decirle "lo nuevo las pelotas!, prefiero ver a Woody Allen dos veces, pelotuuuudo!")

por lo demás, por qué hacer del tema de la "oferta de cine en los complejos" una cuestión de gustos, de nivel, o de calidad, cuando se trata de una disposición comercial?

la crítica es la misma, pero desde una perspectiva resulta elitista, y desde la otra anti-capitalista. ¿Por qué, sino, admiro las críticas culturales de la Escuela de Frankfurt y el prototipo de bohemio palermitano que va al bafici y al malba me parece insoportable?

De todas maneras, más allá de la cuestión de formas, es una batalla imposible. La cuota de pantalla se aplica (y mal) con las producciones nacionales, pero el INCAA no le puede hacer frente a Hoyts, Cinemark, Showcase con "una comedia sueca" o "una de suspenso uruguaya"

mirá vos, resulta que los uruguayos tenían cine de suspenso, nomás! :P

Lucas dijo...

Lucas: firmo con el agregado de exiliado a fin de evitar confusiones, porque se que vos posteas más seguido que yo.
Mi opinión con respecto a estos temas suele coincidir con la de Fede, pero esta vez no estamos completamente de acuerdo.

Saludos

Lucas exiliado, proscripto o como quieran

Fede dijo...

Lo que se desprende del comentario de Lucas Exiliado (Luquitas) es que, en definitiva, lo que molesta es la actitud claramente snob de cierto público que hace una suerte de ecuación de "mientras más bizarro / independiente, mejor" y "a mayor masividad, peor el producto" según una regla de tres simple más cuadrada que un tema de los Ramones.

Ni hace falta aclararlo y resulta absurdo terminar, una vez más, a la defensiva. Pero acá vamos: esto que señalan es lo mismo que me molesta a mí; de hecho lo mencioné CLARAMENTE en mi primer comentario, previo al festival, en donde dije que el BAFICI "genera una dosis de histeria de la juventud cool porteña solo parecida a la que se da cuando toca algún solista indie en lugares como La Trastienda". Palabras más, palabras menos, lo que Luquitas y Lucas señalaban como "snob" o "prototipo de bohemio palermitano".

Lucas: ¡por supuesto que hay una disposición comercial! Y por supuesto que el peso de los tanques tiene que ver con todo un juego de chantaje y conveniencias entre distribuidoras y exhibidoras. "¡Es la economía, estúpido!" (eslogan de campaña de Clinton que citaba Alabarces en la nota que no te gustó), y también fue el eje de un ensayo que publiqué en noviembre de 2006 ("El mercado cinematográfico...").

El problema se da cuando despotricamos desde el vamos contra un festival que (apretado, frenético, lo que quieran) propone el acceso a precios irrisorios a varios productos culturales potencialmente interesantes incluso para un público masivo --piensen que hay comedias argentinas, documentales rockeros o varias películas de directores reconocidos; no todo es "la película filipina de 450 minutos sobre un poeta que regresa a su pueblo natal" (que también está, y que -sí- irla a ver sería un acto de autocastigo solo explicable por un lugar snob). De hecho si se fijan hasta ahora vi TODOS documentales sobre temas de mi interés, ¿acaso hay un lugar más conservador que ese? Ni siquiera me arriesgo a que esté mal actuada :P

Justamente: la oferta es tan variada y la entrada tan accesible que reducir el Bafici a un grupo snob de bohemios palermitanos es un ejercicio fácil, cómodo, pero claramente reduccionista.

Lucas dijo...

Pero estábamos hablando de la oferta de cine en la argentina en las 51 semanas al año en las que el bafici no está... la única mención que hice del festival es sobre su ridícula campaña publicitaria, el resto era sobre los complejos, la oferta, la cuota de pantalla...

Fede dijo...

Pues bien, ¡entonces estamos en la misma senda! De hecho una entrevista con Fernando Martín Peña que publiqué en abril del año pasado (http://fedebillie.blogspot.com/2007/04/bafici-entrevista-fernando-martn-pea.html) se preguntaba por la continuidad de las películas independientes POR FUERA del festival.
Y te remito, nuevamente, al artículo "El mercado cinematográfico: entre la libertad de elección y la imposición de oferta" (fedebillie.blogspot.com/2006/11/el-mercado-cinematogrfico.html)

Lucas dijo...

Explico nuevamente (duplico) lo que quise decir: algunos comentarios se ponen en un lugar snob, elitista y de desprecio hacia lo que se podria llamar pochoclero o falta de contenido, que es lo que Fede (cuyo lenguaje es mucho más amplio y correcto que el mio) supo explicar con la regla de tres simple. Pero repito: solo algunos.
Fede, tuvimos varias charlas sobre estos temas, entiendo tu postura y hacia donde apuntas, y ya quedo demostrado que vos entendes la mia. Quizas todavia esten en mi inconsciente las miradas acusadoras de la gente en la cola del BAFICI que escuchó que iba a sacar entradas para Tropa de Elite. Esas cosas me emputecen.

Makelelejuas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por mi blog.

makelelejuas.blogspot.com

Un abrazo.