BAFICI 2008: Up the Yangtze domingo, 13 de abril de 2008



Up the Yangtze
de Yung Chang
Canadá, 2007
93'


Inmenso y cinemático. Así es, de principio a fin, este documental de épicas proporciones. Lo primero que impactan son las dimensiones: el film está situado en el río Yangtze, el más largo de Asia, sobre el cual se está construyendo la represa hidroelectrica mas grande del planeta.

Cuando termine de construirse, el nivel de agua subirá a 175 metros. Por tal motivo, millones -remarco el punto: no cientos, no miles: millones- de personas están siendo reubicadas por el gobierno chino. Entre ellas la familia de Yu Shui, eje central de la narración. Yu Shui es muy pobre: sus padres no pueden enviarla al colegio secundario, y con apenas dieciséis años se ve obligada a trabajar en uno de los tantos cruceros de lujo que pasean por el Yangtze en una suerte de "viaje de despedida" (del rio, claro: del paisaje que está por extinguirse). Completa este panorama la historia de Chen Bo Yu, un joven de clase media que va en busca de sus buenos dólares y también se suma a la tripulación del "Victoria Queen".

Antes de la función, el director -allí presente- definió su película como "la historia de un viaje en barco sobre una amenaza a la naturaleza --una mezcla entre Love Boat y Apocalypse Now". En esta suerte de parábola sobre la modernización capitalista, los distintos niveles quedan interrelacionados y expuestos: los pobres lavando los platos y los estudiantes mediopelo sirviendo la comida o cantando en el karaoke; ambos sirviéndole, en relaciones de semiesclavitud, a los occidentales con dinero.

Pocas veces quedan tan bien expuestas en un documental las relaciones de clase en un país supuestamente "comunista" en plena etapa de "modernización", es decir, su conversión al capitalismo occidental y su inserción subordinada en el mercado mundial. Sin olvidar su valor humano y sus bellísimas imágenes, que conjugan una una suerte de honda tristeza poética.


9 billies


Próxima función:
Lunes 14 - 12.00 (Hoyts)

3 comentarios:

Cinzcéu dijo...

No sé bien qué hablás porque no ví ni veré nada del BAFICI, pero me parece que cómo lo hablás ameritaría de por sí otro espacio, de más amplia difusión de tus muy ajustadas y rigurosas críticas. Ojalá así fuere y seguiré leyendo tus futuras crónicas. Saludos.

*Pat-* dijo...

Me gustó esta crítica, me dieron ganas de verla pero ahí vi, lunes a las 12hs plenos trabajo :(

Saludos.

fedefer dijo...

En el BAFICI pasado ví una película llamada Still Life, que narra un poco lo mismo desde la ficción. Era muy buena. Anda por ahí todavía la crítica en mi blog.