Las 100 mejores canciones de los últimos años: 50-41 sábado, 6 de junio de 2009

# 50. Good Fortune / PJ Harvey
Stories from the City, Stories from the Sea (2000), Island

La inglesa Polly Jean Harvey es la mejor cantautora sub-40 del planeta. Tiene algunos grandes álbumes a cuestas y una carrera beneficiada por la ausencia de ciclotimias mercantiles. Tanto es así que ninguno de sus veintidós sencillos llegó al número uno en ninguna parte (ni siquiera pasaron la barrera del Top 25 en su Gran Bretaña natal); sin embargo, a ritmo pausado pero firme fue creando una de las bases de público más sólidas del rock moderno. Bajo este panorama, resulta extremadamente difícil elegir una sola canción que sirva de embajadora. Mi justificación en este caso viene dado por las excelsas vocalizaciones. El comienzo de la canción es bueno -recuerda a R.E.M.-, y la voz de PJ es remiscente a la de la joven Patti Smith.

Threw my bad fortune
Of the top of
A tall building
I'd rather have done it with yo-o-o-o-o-o-o-o-ou

Your boy's smile
Five in the morning
Looked into your eyes
And I was really in lo-o-o-o-o-o-o-o-ove

Lo increíble de estos versos es la extensión de la palabra final en la última línea. Algo que al menos en mi persona provoca una sensación muy agradable, similar a los estímulos mentales placenteros que anteceden a esa siesta tan buscada. Esta melodía es un claro tema "feel good", sobre ese instante en cual todo comienza a salir bien. Un himno a la buena fortura que celebra los pequeños triunfos de la vida.

# 49. Believe E.S.P. / Deerhoof
Friend Opportunity (2007), Kill Rock Stars

Un contrapunto extraño entre una base canchera y una voz femenina sospechosamente inocente, expandiéndose a lo largo de una melodía ciertamente original --que hacia el final incluye juegos de percusión, viento y electrónica. Algo así de extrafalario pero cautivante tienen muchas de las canciones en el octavo álbum de este trío de San Francisco, pero ésta tiene la mezcla justa entre encantamiento y sorpresa.

# 48. Crying Shame / Muse
Supermassive Black Hole (single, 2006), A&E

Muse dista bastante de ser mi grupo favorito, pero hay que reconocer que su producción es claramente superior a muchas de las bandas pseudo-metaleras o hard rockers que sonaron durante esta década. Este conjunto inglés formado en 1994 puede hacer alarde no sólo de un gran virtuosismo -que en tiempos de semejante explosión numérica de grupos musicales no es algo difícil de conseguir- sino además de una dedicación completa hacia las buenas melodías. Lo curioso es que, a mi entender, el mejor track '00s del grupo es ¡un b-side! En este caso el lado B del sencillo "Supermassive black hole": una batería simple, guitarras ajustadas, bastante velocidad y una sentida historia de desamor. Matthew Bellamy se lamenta y los parlantes revientan.

# 47. The Rip / Portishead
Third (2008), Island

El trip hop es un estilo que nace a mediados de la década de los 90 a partir de la fusión entre hip-hop y electrónica. Por aquel entonces las bandas que lograron popularizarlo fueron Massive Attack, Tricky, Thievery Corporation y, por supuesto, Portishead, quienes con Dummy y sus dos millones de copias vendidas marcaron un hito en la música de la década pasada. A un segundo álbum autotitulado le siguieron más de diez años de silencio, pero su regreso en 2008 con Third fue todo menos una decepción. "The rip" es una oscura balada electrónica cantada por Beth Gibbons. El ritmo lo marca, primero, una guitarra relajada y luego una batería que simula el golpe de una lata grande, o un barril vacío. De a poco se va construyendo, elevando, como un hechizo de cuatro minutos.

White horses,
They will take me away,
And the tenderness I feel,
Will send the dark underneath,
Will I follow?

# 46. Za / Supergrass
Life on Other Planets (2002), Parlophone

Un pianito funky, deliciosas pinceladas guitarreras, letras frescas. Estamos frente a uno de los grandes actos power pop de los últimos veinte años, cuyo mayor logro fue sobrevivir exitosamente a la etiqueta de banda britpop. Luego de su debut adolescente, I Should Coco (1995) hasta su gran álbum noventoso, In It For The Money (1997) y un tercer álbum autotitulado algo decepcionante, Life on Other Planets es un total regreso en forma. Tienen un poco de Elton John, otro tanto de los Beatles y los Stones, algo de Kinks y dosis de psicodelia, pero como alguna vez dijo Godard (y ahora sí, clausurando mi disertación entrecortada sobre las influencias), "lo importante no es lo que tomás, sino adonde lo llevás".

# 45. Phantasies / Stephen Malkmus
Stephen Malkmus (2001), Matador

Está escrito en El Manual del Indie: una melodía independiente nunca puede ser agradable del todo. Si así lo fuera, ¿cuál sería la diferencia entre esa y un tema absolutamente pop? Pero hay una solución: si tu canción es demasiado agradable, agregale ruidos molestos. Puede ser un guitarreo disruptivo (inaugurado en 1993 por Thom Yorke en "Creep") o, como en este caso, samples irritantes diseminados por toda la pieza. El resultado es lo que el lenguaje garca llamaría un win-win: el fanático radical nunca se dará cuenta que el tema es, en efecto, lindo y agradable y que sin los efectitos podría entrar fácilmente en cualquier FM, al tiempo que mantiene alejadas a aquellas personas acostumbradas a los ritmos pasteurizados de La 100 --varias veces escuché a determinada gente decir: "Sí, el tema está lindo, ¿pero para qué le pusieron esos ruiditos acá? La cagaron".
De todas formas, y ahora hablando un poco más en serio, los sonidos disruptivos nos ponen a prueba dado que tensan nuestros gustos y expectativas. El ciclo finaliza cuando esos riesgos son incorporados a nuevos estilos que impongan una nueva ortodoxia en el futuro (ver, de nuevo, "Creep"). Pero siempre tendremos a subversivos como Stephen Malkmus -ex cantante de la enorme banda indie Pavement- para hacer una melodía agradable y ganchera... pero con palmas, un poco de psicodelia y esos samples molestos.

# 44. Jonathon Fisk / Spoon
Kill the Moonlight (2002), Merge

Quizás el tema más new wave jamás compuesto por Spoon. Puro rock and roll, un riff rápido, batería a lo Clash y unos vientos que subyacen (¿los escuchan?). Adictivo.

Jonathon Fisk
speaks with his fist
can't let me walk home on my own
Just like a knife down on my life
so many ways to set me right
It's such a long way home...

"Jonathon Fisk" está basado en un compañero de secundaria medio matón del cantante Britt Daniel. Según Daniel, "Fisk" es ahora fan de la banda y "vino a todos los shows durante dos o tres aos"

# 43. Yankee Go Home / Clap Your Hands Say Yeah
Some Loud Thunder (2007), independiente

Uno de los tracks más vigorosos de este segundo trabajo producido por Dave Fridmann de una banda que, quizás, veamos más arriba en esta lista. Un comienzo intrigante: ¿puede ser que tenga un aire a los Beatles de Let It Be? Antes que podamos darnos cuenta, el puente estalla con lamentos. No sabemos si son las vocales crudas de Alec Ounsworth o estos poderosos crescendos, pero a veces escuchar este tema me da algo de escalofríos. Una buena señal, sin dudas.

There are gunfights
There are neckties
A little history
A little sunlight

The gas prices are getting higher
As the rain falls upon dry land
Yankee go, Yankee go home

# 42. My Night with the Prostitute from Marseille / Beirut
March of the Zapotec / Realpeople Holland (2009), Ba Da Bing

Zach Condon tiene -además de un gran apellido- un talento para la hibridación de estilos. Este joven de 23 años ya había conseguido, en 2007 con The Flying Club Cup, amalgamar exitosamente algunos sonidos del folk balcánico con las principales líneas del indie norteamericano, y este año decidió jugarse con un EP doble. Su primera parte está más atada a lo que venía haciendo (con el agregado de que el sonido "world music" cambia de Europa del Este al de las bodas y funerales mexicanos), mientras que la segunda mitad es más electrónica, remniscente de sus primeros trabajos. "My night with the prostitute from Marseille" abre este segundo EP y sus letras parecen obedecer aquello de "lo bueno, si breve, dos veces bueno". La estructura minimalista de la canción funciona con un estribillo claramente efectivo: todo el conjunto es agradable --un poco bello, incluso. Su carácter distintivo es la voz relajada de Zach, como un Beck más agraciado, que canta a justa mitad de camino entre el desdén y la pasión, sobre una base que bien podría ser la de algún tema de Magnetic Fields o del synth pop ochentoso.

# 41. There There / Radiohead
Hail to the Thief (2003), Parlophone

Just 'cause you feel it doesn't mean its there.
We are accidents waiting to happen.








6 comentarios:

M. dijo...

muy bien por los temas de PjHarvey, Supergrass, Portishead y Muse.
Beirut, tienen mejores cosas, esto no se ni que es.
Claps your hands say yeah! tampoco se que es, creo que no me gusto.

Este es el peor comentario de la historia.

Chino dijo...

Muse a mi entender tiene temas mucho mejores, este es medio "meh" (efectivamente, un lado B). Pero veo que lo elegiste porque se adapta más a tus gustos. Y ya lo dije alguna vez: el vocalista de Clap Your Hands Say Yeah no puede cantar ni el "Feliz Cumpleaños" (una lástima, porque tienen un par de temas buenos).

Me gustó mucho el tema de Malkmus. No le encontré tanto ruidito molesto: es más, es un tema bastante radial para mí.
"The Rip" es un temón y el de Deerhorf me copó bastante.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Fede, soy Beto. Me dio fiaca loguearme. Ví a Muse en vivo y no comparto lo que decís sobre su virtuosismo -a menos que haya entendido mal el concepto-, ya que no es fácil de conseguir un tipo que cante como canta ese muchacho. Encima es un guitarrista de la hostia. Pero, como bien sabés que pienso, eso no serviría para nada si no fuera utilizado como lo es: para hacer canciones de la hostia. Cosa que Muse hace, más allá de que hay veces que -como suele ocurrir con los amantes del virtuosisimo- no pueden evitar recargar algunos temas, lo que los arruina un poco. Abrazo.

Fede dijo...

Sí, creo que lo del virtuosismo lo decía más bien por lo ajustada que suena la banda. Además de los discos de estudio, el otro día me vi el programa Live at Abbey Road que suele pasar Sony, y confirman sus dotes al menos en ese tipo de "vivo".
Por supuesto que la voz es un tema aparte, y uno de los puntos altos del grupo.

Pero, justamente, la banda no me gusta tanto porque (en especial los temas de esta década) suenan como recargados de más. Me gustan varios temas, pero no podría escucharme un disco entero de ellos...

Gracias Chino y Malu por comentar.
¡Y ya van a ver, el tema de CYHSY les va a terminar gustando!

majo dijo...

Si, lo de CYHSY es buenisimo..
Como fanatica de Muse adhiero a su defensa, yo tb los vi en vivo y se zarpan, aunq addmito q prefiero sus primeros discos.
Portishead no me gustan pero ese tema en particular si, y debo decir q siendo q t leo hace tiempo intuia q lo incluirias, lo estaba esperando..
De Beirut yo hubiese elegido algo distinto pero ese tema esta muy bien.
Saludos!

Fede dijo...

Estuvo muy difícil la elección con Beirut. Me jugué por esta suerte de electropop (y no por alguna de sus canciones más folk) por parecerme lo más original del lote.
Qué bueno que te hayan gustados los temas de Clap Your Hands Say Yeah, Muse y Portishead. ¡Saludos, Majo!