¿Lo tenían a Damon? sábado, 6 de agosto de 2005

Interesante entrevista con Damon Albarn, de Blur, en el Suplemento Sí:

—¿Qué sentís después de los atentados en Londres?
—El mismo mensaje que repito siempre: "Comportate con los demás como quieras que se comporten contigo", dice la Biblia. No tratamos a la gente demasiado bien, y en consecuencia ella no nos trató demasiado bien a nosotros. Debemos respetarnos y aprender unos de otros.

Si en setiembre del 2001 un cortaplumas pudo hacer polvo los 412 metros de las Torres Gemelas, ahora una mochila puede ser vista como material de guerra y la portación de rostro, una razón para tirar a la cabeza. "Blair justificó a la Policía y ofreció una indemnización a los padres del brasileño muerto", dijo el escritor español Juan José Millás en el diario El País. "Pero lo hizo de un modo tan grosero que parecía que estaba preguntando: '¿Qué le debo por la muerte de su hijo?'".

—La Policía inglesa mató a balazos a un brasileño inocente. ¿Se terminaron las libertades individuales?
—Bueno, yo no tengo que preocuparme porque soy rubio y de ojos azules. ¿Me entendés? Es una lástima que empiecen a pasar estas cosas. Ojalá el mundo no se convierta en un lugar más pequeño a raíz de las bombas. Espero que la gente tome el camino opuesto y empiece a conocer mejor a sus vecinos musulmanes. Espero que esto una a la gente en lugar de dividirla.

—Antes fue la guerra y después, el terrorismo. ¿Se trata de otro enemigo?
—¿Existe algún otro enemigo además de la guerra y el terrorismo? Sí, por supuesto que lo hay. Hubo terrorismo en nuestra conciencia espiritual durante largo tiempo. Y existe bajo la forma de reality shows televisivos, comida chatarra, autos, aviones... (...)

—¿Tus compatriotas opinan como vos? Los diarios dicen que el apoyo de los ingleses a Tony Blair es masivo.
—Eso no es verdad. Obviamente, este es un período difícil para Inglaterra. Los medios tienen la terrible costumbre de centrarse en una sola cosa, y ahora se están centrando en Londres. Pero ése no es todo el cuadro: el problema es un sistema que tiene que ser modificado o reemplazado, en el cual un pequeño grupo de personas ricas le saca al resto del mundo hasta el último centavo. La gente está de acuerdo con Tony Blair cuando dice que tenemos que seguir adelante con nuestra vida pero él sabe que el pueblo está muy triste por la forma en que resultaron las cosas...

¿No hay de qué tener miedo? El rockumental Live Forever registró el fin del britpop y vaticinó esa saudade que se impone sobre Londres: "La fiesta se acabó". Cuando la televisión repita los conciertos del Live 8, en el soleado Hyde Park de un 2 de julio, veremos las caras felices de unos londinenses ayer preocupados por el hambre en Africa y hoy desvelados por adivinar si su compañero de asiento piensa volarse la cabeza. O el subte. Pero no veremos a Damon, quien se negó a participar del circo de los comprometidos porque en esa arena los africanos no eran artistas: eran los monos. "Fue una oportunidad perdida de educar a la gente en vez de entretenerla".

—¿El Live 8 fue sólo entretenimiento?
—En eso se convirtió.

—La transmisión desde Londres cerró con este mensaje: "Adiós, desde el mundo alimentado". ¿Eso fue una ironía o puro cinismo?
—Decime vos qué pensás.

—Los latinoamericanos vimos a los rockeros pidiendo por Africa, pero acá la mitad de la gente tiene hambre. Y Shakira, nuestra "representante" latina... ¡cantó en inglés! ¡Y en Francia!
—Yo estoy completamente de acuerdo con vos, mi amigo. Eso es lo que yo trataba de cambiar. No me escucharon demasiado, pero seguiré intentándolo. ¡Hay tanta música! Se podría haber ofrecido música africana y luego relacionarla con la congolesa o la cubana. Se podrían haber explicado muchas cosas que hubieran significado algo para la gente. Pero perdieron la oportunidad y lo convirtieron en un show anglosajón, lo cual me parece terrible. Debemos avanzar superando ese error y aprendiendo, para que la próxima vez lo hagamos mejor.

—¿Sos un líder pacifista moderno?
—Soy un pacifista moderno.

4 comentarios:

Moma dijo...

Todo bien con Damon, pero lo de "...educar a la gente...", mmm, de cuántas bocas escuché eso!!!

Fede dijo...

Bueno, él como artista bien podría optar por la otra: entretener. (Es decir, limitarse a divertir a la gente en sus álbumes, en sus declaraciones, o en sus apariciones públicas). Y creo que elije uno bastante más sano, que es el de plantearse al margen de toda esta farsa del Live 8, proponiendo algo diferente, más genuino.

Matt dijo...

Ya había leido esto en el Sí!, me parecio llamativo. Muy cierta la frase que dijo no?
No tratamos a la gente demasiado bien, y en consecuencia ella no nos trató demasiado bien a nosotros.
Saludos fede!

JuanO dijo...

La nota esta buena, pero el problema es plantarse del lado del "educador" poseedor de la verdad. Esta posición no se diferencia en lo mas mínimo de otra mas reaccionaria en la cual se pone a la "gente" como simples receptores que tienen que entender lo que el educador de turno les diga.
Otra cosa hubiera sido decir "se perdió una oportunidad de informar a la gente" en el sentido de, lisa y llanamente, relatar los hechos para que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones.