"Nada se parece más a un fascista, que un burgués asustado" (Bertolt Brecht) lunes, 23 de octubre de 2006

Clarín, 23-10-2006:

Una mujer debe indemnizar a un matrimonio, al que no quiso alquilarle su casa por ser judíos

El fallo de la Cámara Civil revierte uno de primera instancia y afirma que hubo discriminación. La dueña del departamento de Recoleta deberá pagarles 34.000 pesos. En 2001 y con la propiedad ya señada, la mujer dijo que no quería "ni judíos, ni chinos, ni homosexuales".

La Cámara Civil condenó a la propietaria de un departamento de Recoleta a indemnizar a una pareja judía a la que no quiso alquilarle un departamento debido a su religión. La condenada, Magdalena Sanfuentes Fernández, deberá resarcir a Leila Selem y Luciano Hertzriken por daño moral en 34.161 pesos más intereses, según lo dispuso la Sala J del tribunal. En septiembre de 2001 la pareja estaba a punto de casarse y fueron rechazados como inquilinos, presuntamente por sus creencias.

En la causa, la pareja aseguró que desde la inmobiliaria les informaron que la propietaria se había arrepentido ante la idea de suscribir un contrato con ellos, ya que no quería en su casa "ni judíos, ni chinos, ni coreanos, ni homosexuales". Una representantes de la inmobiliaria en cuestión les habría informado, y luego lo reiteró ante las camaristas, que la dueña del departamento "no imaginaba lo que podían decir los vecinos cuando vieran a Leila Mariel Salem y a Luciano Hertzriken 'con túnica; que deseaba que el inquilino fuera una persona como ella".

(...) Otro testigo señaló que cuando conoció a la pareja y supo que iba a casarse en una sinagoga, Sanfuentes "se sintió asustada porque, dijo, 'había pasado lo del 11 de septiembre y estábamos en guerra".

(...) Los estudios psiquiátricos ordenados por la justicia demostraron que Sanfuentes posee una personalidad "neurótica... los miedos que manifiesta son múltiples, en general hacia todo lo 'extraño', 'raro', 'desagradable', y fundamentalmente hacia todo lo 'incontrolable'".

8 comentarios:

Lucas dijo...

ni judios ni chinos ni homosexuales...o sea que a los negros SI les alquilaba?
racistas eran los de antes...:P

dante dijo...

JA!

Martín dijo...

Esta es la justicia q tenemos hoy en día, se dan cuenta? Una mujer ejerce su derecho de elegir a quien le alquila y le ponen una multa, estamos todos locos? Si la vieja no quería un judio rastrero o un chino mugroso o un homosexual repugnante viviendo en SU casa entonces q asi sea. Se dan cuenta...ese es el problema de la Argentina: La Justicia! Esa es la misma calaña de jueces q después juzgan a los proceres del proceso de reorganización nacional. Indignante.

Ciudad Susceptible dijo...

Martín: el problema de este pais, y de muchos otros son los pelotudos como vos.

La propietaria podía cancelar la operación igual, sin siquiera mencionar el por qué, y hubiera estado en todo su derecho, claro que conforme a ley le correspondía devolver el doble de la seña recibida.

Pero al manifestar motivos de credo o raciales, es ahí donde se convierte en un caso de discriminación.

ciudad limpia dijo...

Andá salame. Si te caben tanto porque no te llevás a los judíos rastreros, a los chinos mugrosos, a los trolos de mierda y a los negros sidosos a vivir a TU casa. Además no sé qué tiene que hacer esa gente en Recoleta, si las fábricas quedan todas re lejos. Yo se que en el medio hubo cosas que no se trataron del todo bien pero hace treinta años, cosas como esta, no pasaban.

Fede dijo...

¡Ahora si! Acá sí tenemos un racista de los de antes, como pedía Lucas :P

Está buena la metodología, apretás un poco y siempre saltan.

Y demuestra que en la Argentina hay un "núcleo duro" de intolerancia más grande de lo que muchos suponemos.
Si encuentro el número de Cecilia Pando, después te lo paso ;)

Anónimo dijo...

muy bueno el blog.
te dejo el mio para quel pegues una ojeada.

http://www.aldivan.com/

martín dijo...

mmm...coff, ejem CHIVO! coff coff, ejem...

Ah, y para ciudad susceptible: tenes razón, siempre es mejor ser un hipócrita.