The Salchicha Times - Número 27 domingo, 22 de octubre de 2006

Con la frente (transpirada) en alto

El termómetro marcaba más de 30 grados. Eran las cuatro de la tarde y el único partido que podía pintar era uno de waterpolo. Para colmo, los aburguesados salchichas se encontraban sin autos que pudieran depositarlos en el por entonces ardiente estadio Unifutbol. Pero un compromiso es un compromiso, y nuestros héroes aparecieron a las cuatro el punto, bajo el sol de Martínez, dispuestos a ponerle pecho a la situación.
El equipo, para colmo, venía diezmado: con Agus recuperándose de una fuerte fiebre y sin la presencia de su portero titular -el muy hijo de puta tenía que ir a laburar a la parilla. El Emi Team, por su parte, presentaba dos cambios respecto a su equipo titular, pero el tiempo mostró que eran tan o más buenos que los titulares.
El partido, contra todos los pronósticos, comenzó muy parejo. El primer gol emilianense tardó en llegar, pero enseguida llegó la respuesta salchicha: luego de un rebote en el área de Emi, Fede selló el empate. Un gol más para cada lado concluyó la primera media hora con un trabado 2-2. Hubo un intermedio en donde los deshidratados participantes fueron a meter su cabeza abajo del agua (el sol pegaba bien fuerte y hacían temperaturas somalíes), y ambos equipos volvienron a la carga.
En la segunda parte el equipo de Emi comenzó a sacar ventaja y se puso tres, cuatro arriba. Hacia el final un último esfuerzo salchicha consiguió ponerlos a tiro del empate, pero no pudo ser.
El partido terminó en derrota pero, dado el carácter desigual de ambos equipos en los papeles, se puede decir que fue un encuentro muy digno para nuestros jóvenes salchichas.

Gusi - 6 salchichas
Debut en partidos oficiales para el primo cordobés de Agus. De muy digna tarea bajo los tres palos, no se mostró tan seguro cuando le tocó salir a jugar. La primera mitad del encuentro lo encontró como reemplazante del Tio, y mostró seguridad la mayor parte de las veces: siempre encontró al adecuado para salir jugando, anticipó bien algunos centros. Ya como defensor, participó en algunas jugadas interesantes (marcó un gol), pero por momentos perdió las marcas y el equipo lo sintió.

Fede - 8 salchichas
Tuvo un gran nivel. Dos tercios de partido los jugó como defensor, y fue el pilar de la defensa salchicha. En una de sus primeras subidas, encontró al arquero adelantado y clavó de derecha (y al ángulo) un sombrero/volea que selló el empate transitorio. Estuvo muy atento en las marcas, y al perseguir a los contrarios consiguió pellizcar la pelota en los momentos justos. Debe mejorar su juego por las bandas: creando juego en esos sectores de la cancha, a veces se le va larga y la pierde. Lo mejor: sus últimos quince minutos, como portero salchicha, fueron excelentes (tapó una innumerable cantidad de mano-a-mano). Muy buen partido.

Mante - 8 salchichas
Con Agus lejos de su nivel, Mante se probó el traje de goleador y no defraudó. Por lejos, fue el que más corrió. Como Droopy, estuvo defendiendo, en el mediocampo y arriba, todo en cuestión de segundos. Efectivo en los pases, logrando buenas combinaciones con sus pares, habilitando a Agus y -la mayor parte del tiempo- convirtiendo, Mante se lleva esta vez el codiciado título de Goleador Salchicha. Debe mejorar es su marca cuando los contrarios vienen en velocidad: con quedarse parado y levantar la patita no alcanza. Pero en el global fue un enorme partido del Gordo.

Lucas - 8 salchichas
Otro que sorprendió con su nivel. Estuvo formidable en las marcas: al principio y bastante al final, fue lo mejor del equipo a nivel defensivo. Cortó muchísimos intentos del contrario y salió jugando con éxito. En buena sintonía con Mante, logró algunas paredes muy buenas. En los pases estuvo muy certero. Estuvo mucho más atento que en otros partidos, fruto de eso son algunos rebotes ofensivos y otras tantas pelotas robadas. Lo que tiene para mejorar ya lo tiene en claro: que intente más al arco.

Agus - 6 salchichas
Ya se había atajado diciendo que tenía fiebre, así que ante todo valoramos su compromiso para con el equipo en venir a jugar. Dicho esto, está claro que su condición influyó en su rendimiento. Durante la primera parte estuvo muy atento para presionar arriba, logrando crear un par de jugadas de peligro a partir de robos en el área contraria. Marcó algunos goles, pero varias veces falló en la definiciones, algunas de ellas en momentos cruciales del partido. Esperamos a un Agus sanito y al 100% para la próxima semana.

4 comentarios:

Juli dijo...

Me parece a mi o en esa foto Gusi aparece más viejo de lo que es?

Hm, pregunta filosófica.

Fede dijo...

Es que ese día no lo maquillamos.
En realidad Gusi tiene 48 años, y usa cremas y botox.

Gustavo dijo...

jajaja, no lo vas a creer, pero llegué a este post buscando "gusi" en google...jaja no sabía que habías puesto esto...hacia mil años que no pasaba por tu blog.

Juli: En realidad en esa foto era más joven que cuando vos me conociste.

Fede: Cuantas veces te dije que no revelaras mi verdadera edad...tengo una familia que todavía no lo sabe!!! jajaja

Abrazos fede, se los extraña mucho a ver cuando me avisas en una de tus venidas y nos vemos...

Fede dijo...

Dale Gusi, yo te aviso. ¡Qué loco como llegaste al blog!