The Salchicha Times - Numero 11 viernes, 26 de mayo de 2006

Volvé, Tío, te perdonamos

"Todos creíamos que ibamos a recibir el apoyo de nuestra gente antes de viajar a Italia (Plaza, enfrente del botánico), como el equipo de José, pero no sólo no vino nadie a vernos sino que además perdimos". Las declaraciones fueron de Agus, luego de admitir que "no pegó una". Así fue. En el concheto Old ParkingLot Stadium (mejor conocido como "El Viejo Garage"), el conjunto salchichense perdió frente al Dandy Team, que esta vez venía recargado como Matrix y no perdonó a un equipo desordenado en la salida, desorientado en la salida y de...cilo Enzo, decilo.
Rondando la mitad del partido, se dio la máxima diferencia entre los dos conjuntos: de cinco. A partir de ese punto, el salchicha team convertía uno o dos goles pero también recibía, entonces -por una ley básica de la matemática- no logró alcanzar al adversario y terminó cayendo por cuatro tantos, convirtiendose en la primera derrota tan abultada del equipo desde que en 1937 les tocara jugar contra la salita azul del jardín "Padre Grassi" en donde un pibe de 1,10 metros apodado Ramón se luciera haciendo "la enredadita" antes que Agus supiera hacerla.

Gabi - 7 salchichas
Ayudó a salir de abajo e intentó desbordar por las puntas como pudo. No encontró acompañamiento arriba, y muchas veces se vio obligado a intentar al arco. No brilló, pero al menos le dio al equipo la posibilidad de salir desde abajo, lo cual no es poco sabiendo que el equipo fue un desorden absoluto y que todos los laterales que en el pasado intentaron jugar con los salchicha tuvieron sorpresivos ataques al corazón muriendo de muerte súbita como el africano en Europa o en brasilero que salía del subte en Londres el año pasado. Cuando le tocó ir al arco, atajó muy bien.

Fede - 9 salchichas
Se cargó el equipo al hombro cuando Agus estaba en cualquiera. Marcó los primeros dos goles del partido para pasar a empatar un inicio 0-2. Defendió hasta lo indefendible, y se sumó al ataque con éxito. De su total de cuatro tantos (una vez más el goleador salchicha), se destaca un gol impresionante al bajar un pelotazo de Mante, esquivar al arquero y embocar al arco desde la posición incomodísima en la que había quedado. ¡Y atajó bien! Ya plenamente consciente de que su don no es salir desde abajo ni crear juego, se dedica con garra y corazón a patear afuera los intentos contrarios y embocar adentro los propios. Todo un realpolitiker del balompié.

Mante - 8 salchichas
Estuvo apurado, estuvo nervioso... y estuvo Leo Montero en la tribuna y manda saludos. Se equivocó mucho en la salida, haciendo pases apresurados o intentando con pelotazos que sólo ocasionalmente terminaban en los pies de algún delantero. Pero, como siempre, jugó e hizo jugar al equipo, lástima que los hizo jugar a la "casita robada" lo que generó que el equipo tuviera algunas distracciones en algunos pasajes del partido. Autor de un par de goles (uno de ellos un potente remate que se clavó junto al palo donde anidan los pokemones), su actuación fue fundamental. En la casita robada no anduvo tan bien y se lo vio dubitativo quizás por la ignorancia con el sistema numeral. Todavía le queda matemática de quinto.

Lucas - 6 salchichas
Podríamos decir que fue una tarde brillante para Lucas... pero no vamos a decir nada porque la verdad que muy bien no jugó. En realidad no se sabe bien qué hizo. Se lo mostró perdido en el campo de juego, divagando sin rumbo, sólo dando con el balón ocasionalmente, luego nos comentaría que estaba buscando sus lentes de contacto desde hacía dos horas y eso explicaba sus movimientos erráticos. El centrocampista salchicha tuvo una tarde gris como la materia que le falta a Hilary Duff. No intentó al arco, y sus pases rara vez terminaron en éxito. Se dice que estaba ansioso por el estreno de X-Men III.

Agus - 4 salchichas
El peor partido de Agus desde que se fundó el Salchicha Times. Algo así como si Martín Palermo un día se pone en el lugar del Negro Ibarra. ¿Qué hacía ahí? Un par de veces tuvo la intención de sumarse al ataque pero el colectivo que lo llevaba al área no pasó. Después de que el resto de sus compañeros lo cagara a pedos, entendió cuál era su lugar (el de pescador), así que allí fue... para nunca volver. Se iba sólo hacia un rincón, desde donde pateaba incomodísimo. Cansado de que Agus no bajara, un miembro del equipo lo llamó al celular para pedirle que por favor bajara, pero atendió un contestador que decía "Te comunicaste con la delantera del Equipo Salchicha en este momento no podemos atenderte debido a que estamos en posiciones ofensivas si queres después de la señal podés dejar tu mensaje. Cualquier duda marcá 4 y te comunicamos con Ayuda al defensor superado que allí atenderán tu reclamo." No lo volvimos a ver hasta que nos dijo "los llevo a su casa", cinco minutos después de la finalización del encuentro. Para colmo, cuando le tocó ser arquero se movió al mejor estilo Robocop, permitiendo al equipo contrario realizar goles muy bonitos.

2 comentarios:

Juli dijo...

¡Cambiaron las fotos del plantel!

Xel-Ha dijo...

Salchicha Times es el mejor diario deportivo que he leido...
Impresionante...