FUTBOL: Argentina - Mexico sábado, 24 de junio de 2006

Argentina 2 - Mexico 1

Lo que no mata, fortifica.



No estoy con ganas de hacer análisis.
La emoción me lleva a escribir que nunca en mi vida sufrí tanto un partido de fútbol. Ni siquiera el 1-2 con Holanda en el 98, o el 0-1 con Inglaterra en 2002.
El partido fue una batalla. Muy cerrado, muy fuerte. Hubo 51 faltas.



Los mexicanos sólo tuvieron tres tiros al arco, pero qué tiros. Estoy bordando una bandera que dice "Perdón, Pato".



La ansiedad me llevó a comerme dos postrecitos Shimmy, pertenecientes a mi hermanito, mientras se desarrollaba el segundo tiempo. Nico, por suerte, estaba viendo el partido en otro lado.
Cuando Maxi Rodríguez clavó ese exquisito zurdazo en el arco mexicano, explotó toda mi ansiedad contenida. Una liberación de tensiones sólo parecida a una carcajada, o a un orgasmo. Pero esos 98 minutos de angustia no me los saca nadie.


Ya te estamos construyendo el monumento, Maxi

El viernes próximo habrá que jugarse el pase a semifinales con el dueño de casa.
Esto va a estar muy zarpado.

6 comentarios:

Esther Croudo Bitrán dijo...

Aca en Chile tb hinchamos con ustedes. Grande Argentina.

fernando dijo...

Vamos Argentina

Maximiliano dijo...

Argentina - Alemania... ojalá no haya tongo teutón

Martín dijo...

tongo teutón de cabeza, la única esperanza q tenemos es ganarles CONTUNDENTEMENTE, sin dejar lugar a dudas porq a partido parejo...ganan los locales

Xel-Ha dijo...

Que nervios que tengo, la puta madre!!!!

elpatriota dijo...

mexicanos racistas